COLICOS (GASES)

¿ POR QUE ANTES DE CONTESTAR NO OS INFORMAIS? CANSADA DE DAR REMEDIOS Y VER COMO OTRAS PERSONAS SIN INFORMARSE CONTRADICEN LO DICHO POR OTRAS QUE SI LO HACEN Y QUE IGUAL LLEVAMOS MESES SUFRIENDO DICHO MAL.

airima
 1635  17

Encuentra preguntas relacionadas con el mismo tema:

colicos

Respuestas

airima
¿Por qué algunos bebés tienen cólico?


El cólico es uno de los grandes misterios de la vida de un bebé. Alrededor del 20 por ciento de los bebés sufren cólicos. Puede ocurrir independientemente de si son o no primogénitos, de si son niños o niñas y de si se los alimenta con leche materna o con leche de fórmula. Nadie sabe por qué algunos bebés son más propensos que otros, pero las teorías abundan, y es muy posible que esta propensión se deba a más de una causa.

Tu bebé puede tener cólico porque su sistema digestivo es un poco inmaduro o sensible. (De hecho, la palabra cólico proviene del griego, kolikos, cuya traducción aproximada sería "colon".) El aparato digestivo de un recién nacido contiene muy pocas de las enzimas o jugos digestivos que se necesitan para digerir los alimentos, por eso la digestión de las proteínas de la leche materna o de la leche de fórmula puede dar lugar a gases molestos.

El hecho en sí de llorar desconsoladamente puede hacer que tu bebé trague mucho aire, lo que también puede producirle gases. Si tu bebé padece cólico debido a problemas de estómago, quizás notes que sus síntomas empeoran después de comer o de antes de hacer caquita.

Algunos especialistas creen que los episodios largos de llanto debido al cólico, constituyen una liberación física para los bebés que se sienten demasiado tensos. Quizás tu bebé se siente abrumado con facilidad si es sensible por naturaleza, por ejemplo, o si se está recuperando de un parto difícil, o si nació antes de tiempo y su sistema nervioso aún se está desarrollando. Cuando llega la noche, estos bebés están agotados de tanto mirar, escuchar o experimentar sensaciones nuevas y comienzan a llorar para desahogarse.

Si fumaste durante el embarazo o fumas ahora, tu bebé tiene el doble de posibilidades padecer cólico (aunque este riesgo se reduce si le estás dando el pecho).
airima
Dicen que la dieta de la mamá puede producir cólicos si el bebé se alimenta con leche materna. ¿Es cierto?


De vez en cuando, los bebés que toman leche materna parecen sufrir cólicos a causa de algún alimento en la dieta de la madre.

Hay mucha controversia sobre qué alimentos resultan problemáticos, pero los productos lácteos son uno de los principales sospechosos. Si estás amamantando, trata de reducir la leche, el queso y el yogur durante un par de semanas para ver si hay algún cambio (la proteína de la leche de vaca puede permanecer en la leche materna hasta dos semanas, así que este experimento dietético requiere un poco de paciencia).

Algunos lactantes se ven afectados si la mamá come alimentos muy condimentados, productos elaborados con trigo, frutas secas, fresas, verduras crucíferas ( col o repollo, brócoli p brécol y coliflor), ajo, cafeína y alcohol.

Para detectar si alguno de estos alimentos está afectando a tu bebé, evítalos todos durante algunos días. Si tu bebé se pone mejor, reincorpora un alimento solamente y después de unos días incorpora otro, hasta volver a incorporarlos todos en tu dieta. Si tu bebé empieza a mostrarse molesto nuevamente después de que empieces a comer un determinado alimento, habrás descubierto la causa del cólico. Tendrás que abstenerte de dicho alimento hasta que el bebé supere su sensibilidad, lo cual probablemente ocurra alrededor de los 3 meses. Eliminar el café o cualquier otro alimento durante algunos meses es un pequeño precio a pagar a cambio de un bebé contento.
airima
¿Intolerancia a la lactosa?

La lactosa es un componente de la leche. En la leche materna, se halla en cantidades superiores en la leche inicial de la tetada y va disminuyendo conforme avanza la toma. La lactosa es el azúcar de la leche.

Si el bebé se muestra inquieto tras la toma, es posible que sea sensible al exceso de lactosa ingerido. Esto ocurre especialmente cuando se limitan las tetadas poniendo al niño 10 minutos en cada pecho, por ejemplo. Con ello éste ingiere la mayor parte de la leche con mayor contenido en lactosa y puede ser un motivo de MALESTAR INTESTINAL.. Por eso siempre se recomienda dejar que la tetada se prolongue en un solo pecho, todo lo que el bebé decida, para darle tiempo a tomar toda la leche.

En algunas ocasiones puede ser una solución el extraer un poco de la leche inicial, para evitar que se tome mucha cantidad de leche primera y así mejorar la incidencia de la intolerancia a la lactosa. Pero muchas veces, aún realizando tal práctica, el bebé continúa teniendo cólicos. Además no es recomendable realizar esta práctica demasiado frecuentemente, puesto que la leche del principio es rica en lactosa pero también en agua, la hidratación del niño. No es conveniente intervenir demasiado en el equilibrio perfecto que la leche materna ofrece al bebé.

¿Lactosa en la dieta materna?

También se ha especulado con la posibilidad de que sea la lactosa en la dieta materna y no en el bebé la que ocasione molestias e intolerancias. La dieta materna está presente en mayor o menor medida en la leche que ingiere el bebé. El bebé, desde su nacimiento, está acostumbrado a una inundación de sabores, puesto que su mamá contribuye a través de su propia alimentación a la variedad de gustos en la leche que da a su hijo.

La lactosa tomada en cantidades elevadas pasa al bebé a través de la leche materna y puede ser CAUSANTE DE COLICOS. Un remedio está en que la mamá suspenda la ingestión de toda clase de lácteos durante una semana y observe la evolución de los cólicos del niño. Si la causa de estos era una intolerancia a estos alimentos, la reacción se hará notar y disminuirá la intensidad y frecuencia de estas molestias. En caso de no notar mejoría, es posible que la causa esté en otro alimento. Se trataría entonces de ir dejando de tomar uno por uno los que se puedan creer sospechosos. Estos son los que se toman en mayor cantidad y frecuencia. Pero tienen mayor probabilidad de causar alergias la leche, huevos, soja, ...
airima
Consejos para evitar los cólicos

Viendo que es prácticamente desconocida médicamente la razón por la que los bebés sienten los cólicos y que todo son puras teorías, lo único que una madre puede hacer para intentar esquivarlos es guiarse por su propio instinto. Si bien es cierto que muchas veces, siguiendo una serie de pautas, podemos llegar a reducirlos bastante e incluso eliminarlos.

Estos consejos son remedios obtenidos de la experiencia de muchas mamás que han ido probando cosas hasta que han dado con la solución a su caso. Quizás combinando varias de ellas o todas a la vez, una madre consiga aliviar a su bebé.

Masajes circulares en el abdomen.

Colocando el niño panza arriba, se pone la palma de la mano plana sobre su barriguita. Ejerciendo una leve presión (cuidando que sea suave), trazaremos círculos en el sentido de las agujas del reloj. La movilidad intestinal se desarrolla en este sentido y al masajear la zona suavemente estamos ayudando a que los posibles gases salgan al exterior.

Estiramiento de piernas

Con el bebé en la misma posición, se toman las piernas y se flexionan varias veces a intervalos regulares con unos segundos de descanso. Con ello se ayuda a que el aire que puede contener el intestino se mueva y se alivie el dolor.

Infusiones de hinojo y anís verde para la madre

Algunas madres han reconocido un alivio palpable de los cólicos de sus bebés, ingiriendo ellas una infusión de anís verde e hinojo tres veces al día. La mejoría es notoria desde el primer día notando incluso un empeoramiento al dejar de tomarlo. En cualquier caso es un remedio muy natural y que no causa ningún efecto secundario ni a la madre ni al bebé.

Pasear al bebé boca abajo sobre el antebrazo

Muchos pequeños muestran un gran alivio al ser colocados boca abajo con la barriga sobre el antebrazo. Acompañando esta posición con un paseo por la casa, la mejora del cólico es notable.

Baño de agua templadaEn caso de que ninguno de los anteriores consejos funcione, quizás tranquilicemos al bebé dándole un suave baño con agua templada. El baño relaja mucho la musculatura de todo el cuerpo y puede que al relajar los músculos del abdomen, el cólico se domine.

En fin, si a pesar de todo lo mencionado nuestro bebé continúa teniendo cólicos, solamente hemos de pensar que es un mal transitorio y que pronto el problema se resolverá por si solo, alrededor de los 3 meses. Claro que entonces empezaremos a conocer otros males como la irrupción de los dientes... Así es la vida de padres...
airima
http://lactanciamamidameteta.iespana.es/COLICOS.htm ENTRE OTRAS MUCHAS MAS PAGINAS Y DICHO TAMBIEN POR PEDIATRAS
airima
o tb en LOS SIETE PECADOS DE LAS MADRES PRIMERIZAS EN ESTA MISMA PAGINA
airima
efectivamente kat tb lo dico si lo has leido
airima
pero dicho
vacalechera
Una cosa con la que no estoy de acuerdo: que si la madre ingiere menos lactosa, el bebé con cólico puede mejorar. Puedes leer en la página 20 del libro sobre el Congreso de Lactancia Materna que hubo en Tenerife en el 2006, un artículo redactado por Carlos Gonzalez, un pediatra especializado en lactancia materna: "La alimentación de la madre casi no influye en la composición de su leche. Las proteínas y la lactosa son invariables. La cantidad de lípidos también es constante, y si bien la proporción de ácidos grasos insaturados varía algo con la dieta de la madre, no se ha observado que estas variaciones tengan ningún efecto sobre el bebé." Muy amenudo se confunden los términos de intolerancia a la lactosa y alergia o intolerancia a la proteina de la leche de vaca. Una cosa es que el bebé reciba una sobrecarga relativa de lactosa, por alimentarse sobre todo con leche del inicio de la tetada, sin llegar a terminar realmente cada pecho. Y otra es decir que la madre puede influir sobre la cantidad de lactosa que produce, recudiendo el consumo de lácteos. Esto no es posible, ni es deseable. Causas para que un bebé reciba "demasiada" lactosa (más bien, que reciba demasiada poca grasa en las tomas) hay unas cuantas: mal agarre (puede ser que la madre no esté cogiendo o colocando al bebé de la mejor manera posible); problemas orales en el bebé que le impidan vaciar bien el pecho (estos bebés suelen estar enganchados muuuuuuucho tiempo, pero sólo maman cuando sube la leche, entre tanto parece que van dormitando, chupeteando, pero realmente no ordeñan el pecho, ni se quedan saciados); técnicas erróneas en la lactancia, como aquello de 10 minutos de cada teta, cada tantas horas.
vacalechera
En cuanto a las infusiones de hinojo y anis verde, mira en www.e-lactancia.org (base de datos para la consulta de la compatibilidad de medicamentos con la lactancia materna) y pone lo siguiente para el hinojo:
"2- Poco seguro: Riesgo. Valorar cuidadosamente. Posible efecto estrogénico que puede disminuir la producción de leche." Y lo mismo para el anis verde. Hay que tener bastante cuidado. Una cosa es tomarse una infusión por el gusto de tomársela, una al día, y otra bien distinta es empezar a tomar varias infusiones de este tipo al día, pensando en que así podemos ayudar a nuestro bebé. Como podéis ver, podemos conseguir más bien una disminución de nuestra producción de leche.
vacalechera
Tómatelo como una crítica constructiva por favor, has hecho un trabajo estupendo poniendo aquí toda esta información ;o) Lo de los cólicos es realmente complicado porque hay muchos factores que pueden influir, de ahí que cada caso debería tratarse de forma individual e intentando averiguar exactamente toda la historia de lactancia de la madre, ver cómo toma el pecho su bebé, etc. Por internet y a la distancia, es casi imposible diagnosticar nada.... sólo podemos dar toda la información y cada madre que decida lo que más le convenga. Así que todo esto que has puesto está super bien.

Ah, me he acordado de otra cosita que suele mejorar y mucho los cólicos: llevar al bebé en una mochila ergonómica (tipo EBC, Manduca, Patapum.....) o un foular, de forma que esté en vertical con su barriga contra la barriga de mamá (o de papá, jeje). Se ha podido comprobar que los problemas de cólicos tal y como los conocemos aquí, en las culturas donde los bebés son llevados en brazos constantemente, no existen. Y casualmente, es lo que hacía yo con mi segundo hijo. Parecíamos mamá canguro y su retoño, jeje, todo el día en el foular.... Pues resulta que él no ha tenido cólicos de esos. Será casualidad, no lo sé, pero coincide con lo que os acabo de contar. Hay un libro sobre esto "El concepto del continuum".
vacalechera
Kat333, tienes razón, tal y como lo digo parece contradictorio. A lo que se refiere Carlos Gonzalez es a que el porcentaje de proteínas de la leche materna apenas se ve afectado por lo que comes. O sea, si te hinchas a comer proteínas, no por ello tendrás más porcentaje de proteínas en tu leche. Otra cosa es el paso de ciertas proteínas a la leche materna. Nuestros pechos fabrican leche, con sus proteínas y tal. Pero también pasan a la misma cierta cantidad de proteínas que consumimos. Y éstas, pueden resultar alergénicas a algunos bebés en mayor o menor medida. Con lo que si dejas de consumir ese tipo de proteína en cuestión (aquí estamos hablando de la proteína de la leche de vaca), no aparecerá en la leche materna. Pero seguirá teniendo un porcentaje global de proteína más o menos constante. No cambia la cantidad de proteína, pero sí el tipo de proteína que pasa al niño. Sería interesante que un especialista nos explicara esto, se lo preguntaré a Carlos Gonzalez (espero pillarlo, estará de vacaciones digo yo).

En cuanto al mate de anis, el problema es que es precisamente cuando son tan pequeñitos, que aparecen estos problemas gástricos. Esto de los cólicos suele ir desapareciendo a los 3-4 meses, cuando realmente ya no suele ser "necesario" dar infusiones de estas. De todas formas, no se recomienda que los bebés amamantados (en exclusiva) reciban otra cosa que no sea leche materna (o sea, ni agua), hasta los 6 meses (siempre y cuando la lactancia pueda ser a demanda del bebé).

Y efectivamente, antes de hacerle caso a nadie, mejor consultar con un médico.

Y precisamente me encantan estos foros, porque aunque a veces surja alguna discusión, suele aparecer mucha información de mucha gente. De eso se trata, de ir contrastando la información y al final la madre en cuestión debe tomar la decisión que ella considere más adecuada.
Vaya...parece que algo ha salido mal. Por favor, vuelve a cargar la página o inténtalo de nuevo más tarde.