EL HORARIO ESCOLAR Y LA IMPOSIBLE CONCILIACIÓN

Artículo publicado en la web de 20 minutos

El horario escolar y la imposible conciliación
----------------------------------------
14 Septiembre 2010
La mayoría de las familias en las que ambos padres recientes trabajan se encuentran estos días haciendo encaje de bolillos con los horarios escolares de sus vástagos.

¿Quién le recoge? ¿Quién le lleva? ¿Dónde come?

Me consta que hay otros colegios con otros horarios. Pero os voy a poner el ejemplo del de mi hijo, que es con poca diferencia el de todos los colegios públicos de mi ciudad.

Este año, su segundo año, ya no hay periodo de adaptación: han comenzado directamente de 9 a 13. El próximo mes ya tendrán horario normal de mañana y tarde. Él no acude por las tardes, las tiene repletas de terapias.

Pero la cosa entre octubre y mayo es así: se entra a las 9:00, se sale para comer a las 12:30. Se regresa a las 15:00 hasta las 16:30.

Cabe la posibilidad por supuesto de quedarse al comedor. Algo que cuando yo era una niña pequeña pocos hacían y ahora casi es la norma general. Y también es posible llevar al niño a las 8:00 y que desayune en el cole.

Es decir, que como mucho puedes dejar a tu hijo a las 8:00 y recogerle a las 16:30. En total son 7,5 horas de jornada escolar.

Y creo sinceramente que es excesivo para los más pequeños, de 3 (en algunos casos aún 2), 4, y 5 años. Pero cuando no queda más remedio, qué se le va a hacer…

Pero es que, aún siendo mucho para el niño, sigue siendo poco para muchas madres trabajadoras.

Ayer le explicaba estos horarios a una madre reciente a la que aún le quedan un par de años para tener a su hija en el cole. Y me hacía ver que para ella, aún con jornada intensiva y ligeramente reducida, sería imposible poder llevar y recoger a su hija.

Dejarla a las 8:00 supondría llegar a su trabajo pasadas las 9:00. A menos que se redujese mucho más, sería imposible recogerla a las 16:30.

Y ella tiene suerte con su horario. Muchos padres no tienen la posibilidad de trabajar en jornada intensiva de mañana o de reducirse la jornada a conveniencia.

Por eso las puertas de los colegios están tan llenas de abuelos. Por eso muchas veces elegimos un colegio al que ya vayan primos o hijos de amigos para crear rutas escolares familiares. Por eso algunas nos agarramos al teletrabajo y los horarios flexibles (pero olvidad tener un bebé en brazos frente al ordenador como en la foto, no hay niño que se resista a golpear el teclado, mover el raton o tocar la pantalla).

Sobre todo por eso muchas madres (suelen ser ellas) dejan de trabajar definitivamente o durante los primeros años escolares de sus hijos. Pero la decisión de dejar de trabajar no es siempre puramente monetaria y es difícil de tomar.

Y eso sin contar vacaciones, días de fiesta, excursiones o enfermedades que obligan a quedarse en casa…

Hablar de conciliación en estos casos a veces suena a broma pesada. Pero sinceramente, no veo que haya una solución sencilla.
--------------------------------------------------------------------------

Yo dejé de trabajar después de 11 años tras la imposibilidad de conciliar las dos vidas, decidí apostar por la familiar, no me arrepiento, he tenido que prescindir de muchas cosas, antes ganaba más de 1500 mensuales y ahora cobro el subsidio hasta que el SEF quiera, por lo que se vivir con menos, mucho menos, pero no me importa.

y vosotras creéis que existe la conciliación entre la vida laboral y familiar????

wala
 829  3

Encuentra preguntas relacionadas con el mismo tema:

Bebés Pareja y familia conciliación trabajo y familia

Respuestas

recaudacion
A mi la conciliacion para llevar a los niños al cole todavia me pilla un poco lejos, pero bueno, en todo caso, dare mi opinion al respecto: es casi mas importante tener abuelos o tios o quien sea con disponibilidad para cuidar, en un momento dado o de continuo a tus hijos que un tio en America, porque ellos son los que hacen posible que puedas conciliar tu vida familiar y profesional. En nuestro caso, no tenemos abuelos y, aunque somos una familia muy numerosa, todos trabajamos dentro y fuera de casa, asi que en este sentido poca ayuda, pero como Dios aprieta, pero no ahoga, lo que si tenemos en nuestra empresa (mi marido y yo trabajamos en la misma) es la posibilidad de entrar a trabajar una hora mas tarde, es decir, hasta las 9,30 y recuperar esa hora de flexibilidad horaria dentro del mismo dia. En nuestro caso, lo que vamos a hacer es reducir yo la jornada a la mitad, voy a trabajar de 9,30 a 13,30 y el resto del tiempo estaremos con la reina. Tengo que reconocer que este tipo de facilidades no se dan en todas las empresas, ni mucho menos...¿que empresa es esta? la empresa publica, la administracion que es de la pocas que quiera o no se ve obligada a cumplir y respetar la ley de conciliacion de la vida familiar y laboral.
wala
Qué suerte Ana, es la mejor solución, seguro que así lo lleváis muy bien y no os perdéis ningún momento importante de la pequeña Inés.

Es verdad que un buen círculo familiar es tan importante como un buen horario de trabajo, ayuda mucho, muchíííííííísimo.
Vaya...parece que algo ha salido mal. Por favor, vuelve a cargar la página o inténtalo de nuevo más tarde.