Vitamina D

Mi hija va a cumplir 2 años el día 29, y bueno he estado estos días buscando información sobre bebés, un poco de todo. Pues mi hija nació perfectamente de peso y todo, a las 40 semanas y resulta que nos recetaron vitamina D no se porqué (a la segunda visita al pediatra), se la dí dos veces y le sentó fatal, se ponía hiperactiva, las pupilas super dilatadas, vomitó... se la dejé de dar sin consultar al pediatra después de leer el prospecto y buscar en internet información. Y resulta que claro muchos "pediatras" lo que quieren es hacer negocio porque es totalmente innecesaria esta vitamina en un niño normal. Os dejo el artículo y me contais lo que pensais.

La vitamina D se necesita para la absorción de calcio y un adecuado crecimiento óseo. El ser humano principalmente la sintetiza por sí mismo, pero para ello necesita la luz solar (mejor dicho, los rayos ultravioleta B). También puede obtenerse de la dieta o a través de complementos vitamínicos. En este sentido, alimentos como el salmón o la yema de huevo son ricos en vitamina D. Incluso es habitual enriquecer determinados alimentos, como la leche de vaca, con esta vitamina.

La razón primordial por la que la vitamina D se receta a los lactantes es el riesgo de raquitismo. Esta enfermedad se caracteriza por problemas en el desarrollo óseo, huesos débiles y piernas arqueadas. La causa una deficiencia de vitamina D, cuyos otros efectos pueden ser fibrosis quística, disfunciones metabólicas y la enfermedad celíaca.

Es cierto que la leche materna contiene poca vitamina D, pero esta es la cantidad que un lactante necesita. Únicamente en el caso de que un bebé nunca vaya a exponerse a la luz solar (por algún extraño motivo) o sea de raza negra y viva en un país con una baja radiación solar, se recomienda la administración de suplementos vitamínicos.

Para que el lector se haga una idea, bastan 5 minutos al día de sol de un bebé en pañales (o 20 minutos si está totalmente vestido) para generar la dosis diaria recomendada de vitamina D. Y no será por falta de sol en este país.

También es posible aumentar la cantidad de vitamina D de la leche materna. Algunos estudios científicos han demostrado que hay una relación directa entre las reservas de vitamina D de la madre y las de su bebé. Para incrementar esta reserva, se recomienda comer alimentos ricos en esta vitamina, como salmón y huevos, o simplemente tomar el sol más a menudo (sin pasarse, claro). El salmón es además muy rico en DHA, un ácido graso excelente para el desarrollo del cerebro y la vista, y que está ausente en prácticamente todas las leches artificiales.

La poca cantidad de vitamina D de la leche materna ha servido de "excusa" a algunos para poner reparos a las excelencias de la leche materna, y querer hacer negocio con la venta de suplementos a todas luces innecesarios. Esta recomendación de dar vitamina D a los lactantes por sistema puede resultar incluso peligrosa, ya que un exceso de calcio en el bebé puede conducir a daños cerebrales y renales, letargia, pancreatitis, arritmias cardíacas e incluso coma.

marbeth
 1120  4

Encuentra preguntas relacionadas con el mismo tema:

Bebés Salud vitamina d

Respuestas

esther21974
totalmente de acuerdo con vosotras... Yo solo me pregunto porque esa necesidad de meter de todo en lo que comemos con que nos bombardean en la tele... ¿Que pasa con lo que hemos comido toda la vida? ¿Acaso no tenía lo suficiente para hacernos crecer y evolucionar satisfactoriamente? a mi me parece que tan mal no nos ha ido...
loren
puf¡¡¡¡¡¡¡ si eske las industrias farmaceuticas y muchos medicos (no todos claro) sacan mucho beneficio economico¡¡¡¡ y claro mientras dan medicaciones ke no nos hacen falta¡¡¡ bueno a mi no clar ya los tengo calados jejeje'¡¡¡¡¡ pero bueno esto es personal¡¡¡¡¡ s aconsejo una buena revista dicovery de saludes buenisima e informa muy bien sobre medicamentos ect,......
marbeth
Yo siempre digo que antes no había tantas cosas y los niños crecían igual y más sanos, creo que es al revés que con tanto cuidado y tantas tonterías lo que hacen es debilitarnos. Yo jamás he tomado medicamentos, solo en ocasiones muy puntuales y porque no había más remedio (tipo infección de muelas, durante el emabarazo el ácido fólico y el hierro), y estoy estupendamente, porque además el cuerpo se habitua a un medicamento y al final no te hace efecto. Y a mis hijas procuro darles lo estrictamente necesario, si están muy resfriadas y con fiebre que es lo más normal, pero sino todo natural.
Vaya...parece que algo ha salido mal. Por favor, vuelve a cargar la página o inténtalo de nuevo más tarde.