Lactancia y otros detalles

Amamantar paso a paso

Seguro que estás deseosa, tras el parto, de amamantar al bebé por primera vez. No te preocuopes si te sientes un poco rara al principio, pues los inicios cuestan un poco y hay que ir paso a paso. No te desanimes si no funciona bien la primera vez. Aquí te contamos lo que necesitas tener en cuenta para disfrutar del tiempo que pasas junto a tu bebé.

Paso 1: Ponte cómoda para amamantar a tu bebé

Una toma de lactancia puede durar tranquilamente una media hora, por ello es importante que te coloques en una posición cómoda. Siéntate derecha en una silla o un taburete y sostén a tu bebé a la altura del pecho en tu regazo. Puedes ponerte debajo una almohada. Son especialmente útiles los cojines de lactancia, que recuerda a un tubo semi-circular. Apoya a tu pequeño para que puedas descansar el brazo. Un pequeño taburete o un cojín de meditación proporciona un apoyo extra bajo los pies.

Si después del parto tienes que permanecer tumbada haciendo reposo, habla con tu matrona, ella te contará como puedes colocar correctamente al bebé al amamantar.

Paso 2: La posición correcta para amamantar

Pon el vientre de tu bebé cerca de tu cuerpo. Su cabeza está en tu antebrazo por debajo del codo. Mantén la espalda recta y no te inclines hacia el bebé. También puedes sostener la cabeza del pequeño con la otra mano.

Si colocas al bebé encima de tu pecho, con sus labios tocando el pezón, él abrirá la boca, como si bostezara, y esta obertura es la ideal para amamantar. De esta manera, agarra no solo el pezón, sino también parte de la areola. El bebé respira ahora por la nariz así que déjale suficiente espacio para que pueda respirar sin obstruirle la nariz.

Weitere Artikel

Paso 3: Relájate para amamantar a tu bebé

Lo conseguiste, el bebé mama. Ahora usted puedes relajarte. Tómate su tiempo para amamantar a tu bebé y dejar que  vacíe un pecho. A continuación puedes probar si sigue teniendo hambre y puedes colocarle en el segundo pecho. La primera leche que sale es casi solo calostro, al rato sale la leche con más nutrientes, la que de verdad va a alimentarle.

Paso 4: Después de amamantar, retira al bebé

Una vez saciado y seguramente dormido, si quieres sacar al bebé del pecho procura deshacer primero el vacío que ha creado el bebé dentro de su boquita, situando los dedos entre su cara y tu pecho, presionando el seno un poco dejando entrar aire.