Crema hidratante para el pezón

Especialmente al comienzo de la lactancia, la piel es más sensible y los pezones reaccionan al mínimo contacto. Si la piel del pecho te molesta o la sientes muy seca, debes hidratarla bien. Es necesario que uses una crema especial para el pezón que te facilitará de nuevo la lactancia.

El dolor en los pezones es un problema común en las madres lactantes, especialmente al comienzo de la lactancia. Por lo general, los pezones y las areolas se mantienen suaves y elásticas por las glándulas sebáceas. Las glándulas areolares parecen pequeños bultos y se reparten alrededor del pezón. Si tus pezones están muy sensibles, o el bebé no está bien colocado al amamantar, la piel se irrita y se forman grietas muy finas generando un dolor desagradable. Con el fin de suavizar la piel de nuevo, puedes utilizar una crema especial para el pezón.

La crema para el pezón se compone generalmente de lanolina (llamada también cera de lana). Esta grasa se obtiene de las secreciones de las glándulas sebáceas de las ovejas y cuida los pezones irritados, tanto antes como después de la lactancia materna. Para pequeñas heridas o laceraciones esta crema promueve el proceso natural de curación. Puedes aplicar la crema cada vez que lo necesites, y no hace falta que la retires para la lactancia. La lanolina no tiene sabor y está producido sin aditivos artificiales.

Además de usar crema para el pezón, también puedes seguir estos consejos:

  • Usa solamente agua potable y productos para el cuidado de la piel suave, sin alcohol para la higiene diaria. Esto asegura que el manto ácido natural de la piel se mantenga y así no se impide su regeneración. También puedes utilizar una crema especial para el pezón que contenga lanolina.
  • Colocar al bebé antes de que suba la leche suele estar seguido de dolor en el pecho. Antes de colocar al bebé puedes sacarte un poco de leche para que el bebé no tenga que succionar tan furte desde el principio.
  • Asegúrate de que el bebé coge con la boca no sólo el pezón sino también parte de la areola. Si ves que el pequeño tiene alguna dificultad con esto, puedes tirar un poco (delicadamente) de su labio inferior para colocarle la boca más abierta alrededor del pecho.
  • Deja que las gotas restantes que salen de leche y mojan el pecho se sequen allí, sin limpiarlas, la leche tiene un efecto esterilizante y devuelve hidratación a la piel.
  • Las almohadillas protectoras de algodón o de seda, estan especialmente indicadas para proteger el pezón cuando hay dolor, y favorecen su recuperación.

Weitere Artikel