Mochila portabebés y Mei Tais

Una mochila portabebés puede ser una adquisición útil tanto para ir de paseo como para estar en casa. Así tienes las manos libres pero el bebé no deja de notar tu presencia y tu contacto. Aquí te damos toda la información de las mochilas portabebés y también los Mei Tai.

Ventajas de una mochila portabebés

  • Tienes las manos libres y mayor movilidad. Subir escaleras o dar un paseo por la ciudad es más fácil sin un cochecito voluminoso.
  • Los bebés que se portean son más tranquilos y lloran menos. La proximidad y el contacto con las personas que conoce y le quieren le da seguridad y potencia los vínculos.
  • Las mochilas portabebés previenen los problemas de cadera e incluso pueden utilizarse con fines terapéuticos. Para que sea beneficioso para el pequeño, el niño debe tener las piernas dobladas mínimo en 90 grados en la posición ranita, con el culito y la espalda bien apoyadas a la mochila y ésta bien sujeta al porteador.

Inconvenientes de una mochila portabebés

  • A diferencia de la silla o carrito de paseo, en una mochila portabebés no tienes espacio para la bolsa de pañales y otras cosas útiles que puedes necesitar sobre la marcha.
  • A muchos padres enseguida les da calor.
  • Si has ido a pasear o a comprar y quieres probarte algo o necesitas más espacio o más movilidad para hacer algo, deberás sacar al bebé y luego colocarlo de nuevo, en el carrito sencillamente puede seguir durmiendo tranquilamente.
  • Debes aprender a llevar el bebé. Aunque no es difícil, debes aprender como colocarlo en la mochila portabebés para que no le hagas daño a él ni a ti misma.

Weitere Artikel

Por cierto: Llevar el bebé en una mochila portabebés no perjudica su columna vertebral si está bien sujeto a ti y tiene suficiente aire para respirar, incluso si se acurruca en tu pecho, así que no te preocupes.

Criterios a la hora de comprar una mochila portabebés

  • ¿Mochila portabebés o bandolera o fular? Primero tienes que decidir entre estos dos tipos de transporte. Las bandoleras o fulares portabebés son muy versátiles y se pueden utilizar en una gran variedad de posiciones. Se requiere, sin embargo, que tengas un buen conocimiento del porteo con estos elementos. Es complejo de usar y propenso a errores. Si váis a utilizar un fular, es recomendable que os den un pequeño cursillo
  • ¿Cuándo vas a llevar al bebé? Algunos portabebés, mochila o pañuelo, son adecuados sólo desde el tercer o cuarto mes de vida. Por lo tanto, es importante asegurarse a partir de qué edad querremos utilizarlo y comprar uno acorde con eso.
  • ¿Es buena la posición de semiflexión y las piernas abiertas? La posición que adoptan en una mochila portabebés, la ranita, es la natural en los pequeños, si le observas tubmado boca arriba sus piernas adoptan esta posición. Bien sentadito con el culo, la cabeza y la espalda apoyadas no va a suponerle ningún peligro.
  • Materiales y telas: Ten cuidado al comprar una mochila portabebés que las correas estén acolchadas en los hombros y se puede adaptar a tu tamaño. Es bueno que tengan correas adicionales para que puedas sujetarte mejor si hace falta. En caso de un fular debe ser suficientemente largo y elástico.
  • Apoyo del bebé: la espalda del bebé debe quedar apoyada en el portabebé sin que se encorve. También es importante que tenga una zona con consistencia donde el bebé pueda apoyar la cabeza.
  • Crecer con el bebé: el diseño de la mochila portabebés debe estar pensado para evolucionar con el crecimiento del bebé. Hay mochilas que sélo permiten la posición frontal y no en la espalda. Para bebés a partir de 10/12 kg puede ser interesante poder usarla a la espalda, para no cansarse por el peso.

Tipos de mochila portabebés

Los Mei Tai son un tipo de mochila portabebés mezclado con el diseño de fular, un modelo asiático que se ha implementado sin problemas en Europa. Hay también muchos modelos  y muy coloridos, además la mayoría son reversibles así que tienes dos diseños en uno.

A continuación te presentamos algunas de las mochilas portabebés más reconocidas actualemente en el mercado: de las marcas Manduca, ERGObaby, Bonolino, Marsupi y Baby-Björn.

Manduca

manduca, mochila portabebés

La mochila portabebés Manduca reparte el peso del bebé en tu cadera. Tiene un alargador que permite hacer más grande la mochila por la parte de la espalda hasta para un bebé de 20 kg. Está confeccionado para todos los tamaños, tiene tres cinturones para la espalda y uno de supletorio para la cadera. Todas las correas y las zonas para las piernas del bebé estan acolchadas.

ERGObaby Carrier

ERGObaby Carrier mochilas portabebés

La mochila portabebés ERGObaby Carrier está pensada para bebés desde 4 meses. Puedes llevar al bebé en él hasta que tenga 4 años o un peso de 18 kg. Para poder llevar al bebé directamente tras nacer (antes de los 4 meses) hay un complemento para recién nacidos que hace que el bebé, aunque es muy pequeño, se coloca en la correcta posición con las rodillas dobladas y los pies a la altura del culito, lo que muchos denominan posición “ranita”. También en este modelo de mochila portabebés el peso del bebé se reparte sobre tus caderas para que estéis cómodos durante el porteo del bebé.  Además esta mochilita cuenta con una cinta elástica que permite una colocación totalmente segura e inmediata. Las correas y las aberturas para las piernas del bebé también son acolchadas. Sin embargo este modelo solo permite que el porteador mida hasta 135 cm de cadera.

Bondolino

Bondolino mochilas portabebés

Según las indicaciones de los fabricantes la mochila portabebés de Bondolino se puede utilizar con niños de 3 a 15 kg de peso, o lo que seria de los 0a  los 3 años. La cintura del que lo lleva debe medir entre 65 y 110 cm, aunque se puede  alargar el cinturón hasta los 140 cm.  La Bondolino se puede llevar delante o detrás, en la espalda. El soporte para la cabeza tiene un práctico complemento que facilita la colocación del soporte para la cabeza, y su seguridad, durante el porteo en la espalda. Los tirantes de la mochila portabebés bondolino son anchas, largas y estan acolchadas, y se sujetan fácilmente. También la apertura para las piernas del bebé está acolchada para evitar rozaduras e irritaciones. Hay una trabilla que permite controlar la buena colocación del bebé y puede ensancharse para niños un poco más grandes.

Marsupi Plus

Marsupi Plus mochila portabebés

La mochila portabebés Marsupi puede colocarse rápidamente por un sistema de cierres en cadena y está indicada  para bebés a partir de las primeras semanas hasta un peso de 15 kg. Con esta mochila el bebé puede ser llevado fácilmente delante, en el torso, pero también en la cadera. La colocación a la espalda solo es posible si hay una segunda persona para cerrar los cierres correctamente en la espalda del bebé. También en este modelo de mochila portabebés hay una ancha trabilla que corrige la posición para que el bebé esté bien colocado y un soporte alto y graduable para la cabeza que permite que esté cubierto por ejemplo cuando duerme.

BabyBjörn Comfort Carrier

BabyBjörn Comfort Carrier mochila portabebés

También la mochila portabebés BabyBjörn ofrece este soporte para la cabeza que permite proteger la cabeza del niño sea cuál sea su edad. Toda la parte delantera de la mochila se abre con facilidad para poder sacar fácilmente al bebé si está durmiendo, sin despertarlo. Este modelo puede ser usado por recién nacidos que pesen como mínimo 3,5kg y midan 53 cm. El peso máximo para el que está diseñado esta mochila portabebés es de 11 kg.

Ya tengo una mochila portabebés, ¿y ahora qué?

Es importante que el niño esté sentado correctamente en la mochila portabebés, es decir:

  • el niño está frente a ti,
  • las piernas del niño estan separadas y las rodillas dobladas a la altura del culito,
  • la mochila portabebés está bien cerrada y ceñida a la espalda del bebé,
  • la cabeza tiene un punto de apoyo estable (sobre todo en los primeros meses de vida y si el niño está dormido),
  • el tejido no debe presionar los muslos del bebé,
  • el pequeño está en estrecho contacto con tu cuerpo.

Precaución: No debes colocar al bebé mirando hacia delante, pues se le podría doblar el cuello, además no puede colocarse bien sentadito y podría perjudicarle la espalda y la columna que queda presionada, y en los niños también los testículos podrías sufrir daños. Si quieres llevar a tu pequeño de otra manera que no sea sólo delante en la barriga, hay algún modelo de mochila portabebés que permiten el porteo en la cadera o en la espalda.