Cortar las uñas al bebé

Las uñas del bebé crecen muy deprisa en los primeors meses de vida. Para que el bebé no se haga daño a sí mismo, tendrás que cortárselas a menudo. En este artículo te contamos lo que necesitas saber sobre las uñas del bebé, cómo cuidarlas y cortarlas.

No cortar las uñas del bebé en las primeras semanas

La idea de cortar las uñas del bebé pone a muchos padres nerviosos, porque tienen miedo de hacerle daño, de cortarle por un descuido. Puede que te tranquilice saber que en las primeras 4 o 6 semanas es recomendable no cortar las uñas al bebé, ya que en estas semanas son tan blandas que es muy difícil distinguir entre uña y carne.

¿Qué hacer con las uñas largas?

Muchos bebés nacen con unas uñas muy largas. Aunque en el hospital pueda que se las hayan arreglado, le crecerán muy deprisa y en casa tendréis de nuevo el problema. Para evitar que se lastime a sí mismo o que se le rompan las uñitas, en las primeras semanas tienes varias opciones.

Weitere Artikel

  • Puesto que las uñas de un bebé son muy blandas, puede que las puedas cortar tú misma con los dedos o con tus propias uñas, así no habrá el riesgo de poder hacerle daño.
  • Algunos padres encuentran fácil y práctico cortar las uñas del bebé con los dientes. Puesto que los labios y la lengua son muy sensibles y pueden notar ensegida el cambio entre piel y uña, el riesgo de cortarle desaparece.
  • Puedes optar por no cortárselas durante las primeras semanas. Puede que el pequeño no se arañe, o que solo lo haga durmiendo. Una opción es ponerle pequeñas manoplas para dormir, así no se rascará. Pero no lo toméis como una alternativa, esto debe ser únicamente provisional hasta que ya le podáis cortar las uñas al bebé.

¿Con qué cortar las uñas del bebé?

Cuando las uñas del bebé se endurecen un poco, a mediados del segundo mes, podéis empezar a cortárselas de modo normal. Puedes usar un cortauñas para bebés o unas tijeras especiales para las uñas. Ambas son redondeadas en los extremos para evitar que le hagas daño. Las hojas de las tijeras son muy finas para cortar las uñas más pequeñas. Las puedes encontrar en la droguería o la farmacia. Sin embargo no es recomendable usar lima de uñas o papel de lija, el riesgo de dañar la delicada piel de las yemas de los dedos del bebé es demasiado grande.

¡Atención!

En caso de que queden pequeñas partículas de suciedad bajo las uñas del bebé, nunca lo quites con un objeto puntiagudo. Podrías causarle mucho daño en el tejido de debajo de las uñas.

¿Cómo cortar las uñas del bebé?

Cuando vayas a cortarle las uñas al bebé procura que la iluminación sea la adecuada para que puedas ver exactamente lo que estás haciendo. Situa su manita encima de la tuya y con el pulgar inmoviliza los dedos por la puntita. Es importante que se los sujetes con firmeza para que el bebé no se mueva mientras le cortas las uñas. Aún así no le presiones tanto como para hacerle daño.

Seguidamente presiona un poco la punta de los dedos y corta la uña siguiendo la dirección natural. No hace falta cortarla toda de golpe si no estás segura, es mejor que lo hagas con prudencia que con precipitación. Como las uñas del bebé crecen muy rápidamente, se debe repetir el procedimiento varias veces a la semana.

Las uñas de los pies crecen mucho más despacio que las uñas de las manos, por lo que debe ser cortado con menos frecuencia. Procura cortarlas rectas para que no se le claven en las cutículas.

Consejos útiles para cortar las uñas del bebé

  • Si el bebé está dormido puedes cortarle las uñas tu sola, pero si está despierto, así sea un bebé tranquilo será mejor que cuente con la ayuda de alguien que le sostenga las manos. Los bebés a esta edad tienen poco control de sus manos y en cualquier momento pueden hacer un movimiento que pueda generar un pequeño accidente.
  • Si comenzaste a cortarle las uñas y el bebé se despierta o se torna inquieto, mejor será suspender la sesión para otro momento, forzarlo o agarrarlo firmemente sólo provocará que el bebé se inquiete más pudiendo cortarlo con las tijeras.
  • Para no cortar las uñas muy al ras, debes presionar ligeramente la yema del dedo del bebé y cortar sólo lo que sobresale.
  • Si cortas accidentalmente al bebé y su dedo comienza a sangrar, presiona su dedo con una gasa estéril hasta que la sangre coagule, generalmente son sólo rasguños superficiales. En caso de cortes profundos será necesario llevarlo al médico.
  • Si tu bebé es tranquilo, siempre será mejor hacerlo mientras esté despierto para ir creando el hábito y en un futuro no tener que estar peleando con el niño. Si el bebé es muy inquieto, no quedará otra opción que hacerlo mientras duerme, conforme vaya creciendo podrás intentar hacerlo cuando esté despierto utilizando de aliado algún juguete para que se distraiga.
  • Después del baño las uñas estan blanditas y es un buen momento para cortárselas.