Buen ritmo día-noche del bebé

Cuando un bebé tiene de uno a tres meses de vida, no dormirá durante más de cinco horas seguidas. El hambre será principalmente lo que le haga despertarse llorando pidiendo comida.

El bebé tiene su propio ritmo

Dentro de las 24 horas que tiene el día, las 15 horas de sueño son algo completamente normal.  Irás observando como esta rutina cambiará los días en los que tenga menos actividad, o días de mal tiempo en los que no podáis salir de paseo; en estos días seguramente el ciclo varíe y las horas de sueño se alarguen debido al aburrimiento. También son importantes las siestas esporádicas a lo largo del día en las que conseguirá renovar energías y descansar periódicamente. Conforme tu bebé vaya creciendo, su estómago también lo hará. Por lo tanto, ingerirá más comida y aguantará más horas seguidas sin necesidad de alimento. Igualmente, la leche materna se digiere mucho más rápido que la alimentación con biberón, por lo tanto, en los meses de lactancia las tomas deberán ser más seguidas y a demanda.


Tienes que aceptar y asumir el ritmo que tiene tu bebé, sin intentar cambiarlo. Puede, de hecho, que no se ajuste a tu horario de sueño, pero puedes intentar adaptar tu ritmo al suyo, y aprovechar siempre que duerma para descansar. Los padres deben aprender que después del nacimiento de su hijo que la noche no es siempre sinónimo de descanso, sino que deben procurar descansar siempre que el bebé esté durmiendo o descansando, independientemente de la hora del día.

Organizar la noche

Muchos padres, especialmente en las primeras etapas, todo es muy nuevo y no dan abasto. Cansados, con ojeras.... Los chillidos, el llanto y la lactancia del bebé durante la noche altera el ritmo diario y no puede hacerse “nada” al respecto. Las madres tienen que levantarse por la noche para la lactancia materna casi cada dos o tres horas. Pero los padres pueden apoyarse los unos a los otros: si la madre se encarga de las tomas nocturnas, el padre puede encargarse de cambiarle el pañal porque incluso si la mujer dando el pecho o tiene la responsabilidad de la administración del vial es el socio puede hacerse cargo de, por ejemplo, la liquidación posterior. La organización dependerá completamente de como podáis turnaros, los horarios de trabajo de tu pareja y la facilidad que tengáis de retomar el sueño. Es muy importante que hables con tu pareja en todo momento, sobre como te sientes y cómo puede ayudarte.

Weitere Artikel

Una cuestión de hábito

Para que el bebé pueda aprender a dormir cada vez más rato seguido, debes procurar, durante la noche, no desvelar al bebé al cambiarlo con juegos o carícias. Ten solo una pequeña luz encendida, háblale con susurros y evita los ruidos. Antes de acudir a él imediatamente sis e queja, espera unos minutos, quizá solo hace algunos ruiditos y se duerme. Así aprende que la noche es una fase de tranquilidad y calma.

La idea de que los bebés tienen que aprender a dormir es falsa. Por este instinto y la necesidad de dormir se coloca a los bebés en la cuna. No es importante si tu bebé se duerme solo, o si tienes que mecerlo para que se duerma, depende de las preferencias de tu hijo. Al el principio es importante para tu hijo que te vea justo antes de dormirse, a partir del cuarto mes quizá sólo que te oiga, así sabe que los padres estan cerca.

Cuando los bebés tienen problemas para conciliar el sueño, muchas parteras aconsejan envolverlos de maera que esta limitación de espacio les recuerde al útero materno. Más acerca del método de envolver al bebé lo encontrarás en nuestro artículo: Envolver al bebé le tranquiliza.

Para más información sobre el sueño del bebé

Haz clic en nuestro especial El sueño del bebé para encontrar en detalle de los patrones de sueño de los bebés y aprender algunos consejos útiles que le ayudarán a que el bebé descanse en la cama. En estos artículos encontrarás más información sobre el sueño y el descanso en los primeros meses de vida.

Desarrollo en los primeros meses

Si quieres saber cómo es el desarrollo de tu bebé estos primeros meses en otras áreas, los siguientes artículos serán de tu interés:

  • Nutrición: Amamantar al bebe paso a paso
  • Movimiento: Los movimientos del bebé
  • Comunicación: Chillidos y balbuceos: el bebé intenta comunicarse
  • Sentidos: Impresiones nuevas del bebé
  • Crecimiento: Variación de talla y peso