Desarrollo sensorial, de descubrimiento y timidez

Entre los 7 y 9 meses, tu bebé desarrolla aún más sus sentidos siendo cada vez más consciente de su alrededor. Esto también aumenta su interés en explorar. De qué manera que su vista, oído, tacto, gusto y el olfato se desarrollan, puedes encontrarlo aquí.

Ver

Si bien hasta ahora tu bebé ha utilizado principalmente sus manos y su boca para descubrir el mundo, los ojos se van a convertir en el sentido que más se desarrolle. Su mirada va a ser en este periodo la principal herramienta de trabajo y con ella  se va a guiar principalmente durante estos meses en la mayor parte de situaciones. Gracias a los ojos, tu bebé se va a fijar también en los objetos que se encuentran más lejos  y se sentirá atraido por ellos, sobretodo los que llamen la atención por su color o forma.


Para que desarrolle el sentido del tacto, es muy bueno que, a la vez que tu bebé ve los objetos, los palpe y toque para que cmprenda sus formas, su peso...la mejor sensibilidad del niño  a esta edad suele estar en la boca, y por eso es normal que tienda a tocar todos los objetos que le dejes tocar. La única precaución que debes tener es que simepr estén muy limpios.


Consejo: Si vas a salir con el bebé, hay muchas cosas nuevas por descubrir y puede que al rato, se queje. Algunos niños se sienten abrumados cuando hay demasiados nuevos estímulos, y no pueden ocultarlo tan bien como otros bebés. Lo mejor es ir poco a poco mostrando a tu bebé los objetos que están a asu alrededor para que se familiarice con ellos poco a poco

Sentir

A medida que tu niño se vuelve más móvil e independiente, ahora llega a las cosas más interesantes que antes no podía tocar. Debes tener en cuenta que algunos objetos pueden ser peligrosos y debes quitarlos de su alcance.

Descubrir nuevos objetos es un motivo e gran diversión. La mejor sensibilidad la tienen los niños a esta edad aún en su boca. Por lo tanto, es normal que aún se lo ponga todo en la boca. Es normal y positivo, siempre que no haya nada sucio o peligroso.


Consejo: Deja que tu niño lo explore todo tranquilamente, de forma independiente, incluso si se lo pone todo en su boca. Mientras nada peligroso está dentro del alcance de tu hijo, es adecuado fomentar el impulso de explorar y el desarrollo del niño.

Weitere Artikel

Probar

Tu hijo está desarrollando lentamente el sentido del gusto, empezando a establecer lo que le gusta y lo que no. Por lo tanto, puede suceder que algunas cosas que empezó a comer hace un mes, ya no quiera comer más. Por otro lado puede mostrar una clara preferencia por otro sabor nuevo.
Los alimentos para bebés tiene un sabor suave para los adultos, pero es positivo. Las papilas gustativas de los bebés son mucho más sensibles que los adultos, y notan los sabores de manera más intesa: algo picante lo encuentran hasta diez veces más fuerte, lo dulce casi tres veces más intenso. No aliñes las papillas en exceso para hacerlas “más interesantes” al paladar de tu hijo.


Consejo: Puede que tu hijo a menudo necesite varios intentos antes de que le guste un nuevo alimento. Hasta siete u ocho veces es algo normal. Debes tener paciencia, y dárselo con más frecuendia. Verás que con eltiempo terminará aceptando este sabor.

Oler

En casa y también fuera de ella tu hijo percibe muchos olores diferentes. Algunos los reconoce, por ejemplo diferencia entre el olor de la sopa, su peluche favorito y una flor. Muchos de los sabores y formas que ahora no le gustan se debe al mayor paper que juga el olfato, y es lo que termina de juzgar si un plato le va a gustar o no.


Consejo: En muchas casas hay un montón de aromas artificiales, espuma de afeitar, champú, cremas, productos de limpieza... Dale la oportunida de descubrir olores naturales. Tenle en la cocina cuando hagas un pastel, que descubra las especias, la fruta, la verdura...

Oír

En esta etapa, el niño aprende que puede hacer grandes sonidos con diferentes objetos. Los diferentes tonos van a ayudarle en el proceso de desarrollo de la audición. Incluso los pequeños ruidos, como el tic-tac de un reloj ya puede escucharlos a esta edad. Esto requiere que los objetos le queden cerca de la oreja. Ahora escucha su nombre y sabe que es algo que va dirigido a él. Se da cuenta de la conexión entre lo que oye y lo que quiere decir.


Su audición está en desarrollo y no debe ponerse a prueba. Una música demasiado alta, demasiada televisión, pueden ponerle nervioso así que procura no excederte.


Consejo: Trata al niño con paz y tranquilidad, tu voz es un buen mecanismo, dedícale tiempo, háblale, cántale. Tu ternura es algo que puede oír y sentir.

El espíritu de descubrimiento y de la fase de timidez

A medida que tu hijo puede ver mejor, los objetos se vuelven más importantes e interesantes. El bebé descubre el mundo con entusiasmo, deja que experimente y descubra por sí solo. Ya te has asegurado que no puede caerse ni que pueda llevarse algo peligroso a la boca. Ahora  puede estar ocupado y distraerse un pequeño ratito, puede que duren solo unos cinco minutos, pero con el tiempo serán cada vez más largos. Cuando el bebé te necesite de nuevo, te avisará.


También puede ser que su bebé ya esté en la fase de timidez o miedo a los extraños. El bebé quiere estar con vosotros todoe l rato, cuando se aleja de vosotros llora. Muchos padres se preocupan durante este periodo  porque piensan que su bebé padece un retroceso en su desarrollo. Eso no es cierto: El bebé empieza a distinguir los familiares de los desconocidos. Y en ese grupo hay la mayoría de personas. Aquellos que lo ven de forma permanente, están familiarizados con él y con ellos se siente bien. Las personas que lo ven solo esporádicamente son raros, desconocidos para él y comienza a llorar cuando les ve. Esta fase se da en algunos bebés entre el séptimo y el noveno mes. En otros bebés entre el noveno y el doceavo. Para algunos, esta fase se expresa con claridad mientras que en otros es corta y apenas perceptible. Sea como sea no necesitas preocuparte.

Consejo: Puedes hacer que el bebé se acostumbre a las nuevas personas procurando que pasen con él un rato, un par de días a la semana, a poder ser varias horas, como por ejemplo la abuela, una tía o una amiga.  Cuanto más a menudo le traten con amor y cariño, más rápido pertenecerán al círculo de "amigos íntimos".

Más información sobre el desarrollo sensorial en el primer año de vida

En estos artículos puedes leer cómo se desarrollan los sentidos en el primer año de vida:

Entre los meses 7 y 9: Eso le ocurre al bebé

Encuentra aquí cómo se desarrolla el bebé en otros ámbitos.