El bebé aprende a sentarse

Después de girar, rodar y moverse de ladoa lado, sentarse es la siguiente etapa de desarrollo de tu bebé. Lo que debes tener en cuenta y cómo puedes ayudarle a aprender a sentarse lo puedes encontrar aquí.

¿Cuando aprenden a sentarse los bebés?

Si tu bebé está acostado sobre su espalda, le das la mano y tira de si mismo para colocarse en una posición de sentado, tienes las primeras pruebas de que el sentarse no está tan lejos. Con siete meses muchos bebés consiguen hacerlo, con las manos apoyadas en el suelo se mantienen sentados solo durante unos segundos. Aproximadamente un mes más tarde consiguen aguantarse unos segundos más. Con nueve o diez meses, la mayoría de los bebés pueden sentarse sin ayuda y, finalmente, permanecer sentados. Si ese no es el caso de tu bebé, no debes preocuparte. Porque, al igual que con todas las etapas de desarrollo, en el sentarse  también cada niño es distinto. Algunos niños también puede que antes de aprender a sentarse aprendan a levantarse. Sólo si el bebé no evoluciona y permanece tumbado boca arriba, debes consultarlo inmediatam,ente con el pediatra.

No sientes a tu bebé antes de tiempo

No debes forzar al bebé a estar sentado colocándole en la posición sentado en una sillita o en un cochecito. Sólo cuando el cuerpo del bebé esté listo para sentarse, sus músculos estarán suficientemente fuertes. De lo contrario existe el riesgo de que la columna vertebral de tu bebé esté siendo dañada. En el peor de los casos puede desarrollar una leve joroba.

Weitere Artikel

Cómo empieza a sentarse sólo

Los primeros pasos hacia el sentarse pueden ser muy distintos de un bebé a otro. Muy a menudo se llega a la posición “sentado” de estas maneras:

  • El clásico: A partir de laa posición a cuatro patas, el bebé desplaza el culito hacia una de las dos piernas. De esta posición de semisentado mueve las piernas hacia delante quedando con el culito firmemente en el suelo. Su columna trabaja fuerte para mantenerse derecha, pronto podrá aguantarse un buen rato en esta posición.
  • Posición de gnomo de jardín tumbado: El bebé pasa de estar tumbado boca arriba a estar tumbado de lado y se apoya en el brazo que le queda debajo. Esta posición no sólo refuerza el sentido del equilibrio del bebé, también es una buena posición de partida para pasar pronto de la posición boca abajo a la posición sentado.
  • Para los acróbatas: El bebé se empuja desde la poscición bocabajo abriendo las piernas haciendo el spagat (piernas abiertas en un ánglo de casi 180°) y sentándose.
  • "Jugar con los piés":Algunos bebés practican el movimiento de sentarse tumbados bocaarriba intentado agarrar sus pies.
  • Un requisito previo muy importante para aprender a sentarse, es que el bebé pueda apoyarse con las manos. Así fácilmente puede llegar a la posición vertical. El sentarse al principio es aún inestable, pero con un poco de práctica, y una rutina rápida y segura, finalmente será capaz de equilibrar el peso a la perfección y sin caerse.

Cada niño es diferente

Los bebés pueden sentarse de formas sorprendentementes muy diferentes:  estirando ambas piernas, con una soblada y la otra estirada, con las piernas cruzadas... Hay un par de posiciones sentado que debes controlar y evitar.

  • Piernas cruzadas a la inversa, los muslos quedan presionados juntos y las piernas se mantienen flexionadas hacia el exterior. Muchos pediatras y cirujanos ortopédicos manifiestan su preocupación por esta posición. Este tipo de sentado es desfavorable para el desarrollo de las articulaciones de la cadera.
  • El bebé nunca encoge las piernas mientras está sentado: Esto puede ser un indicio temprano de obstrucciones en la articulación de la cabeza o el área pélvica. Esto se puede resolver por ejemplo mediante un osteópata. En el caso opuesto, es decir, cuando las piernas del bebé mientras está sentado no pueden extenderse, puede ser que los músculos de la pelvis de su bebé puedan relajarse lo suficiente. En caso de duda debe pedir consejo a su pediatra
  • Su bebé está siempre sentado sobre una de sus nalgas y su cabeza se inclina en la dirección opuesta, de modo que la columna vertebral adopta una forma de C. Intenta primero hacer que el bebé equilibre su cuerpo, por ejemplo manteniendo algún juguete delante de sus ojos. Si la curiosidad gana, el bebé intentará cambiar el peso del cuerpo y compensar su posición angular. Si después de varios intentos no funciona, podría indicar una restricción unilateral del movimiento del bebé. En ese caso debes preguntar a tu pediatra.

El bebé puede sentarse

Si tu bebé puede sentarse, aprende a conocer el mundo de nuevo. Las manos en breve ya no serán necesarias para apoyarse y son libres para jugar. Además, ahora puede sentarse en la silla y participar con el resto de la comida en familia. El siguiente paso en su desarrollo será pronto el gateo para luego levantarse y correr ¡por fin! En nuestra revista puedes encontrar más artículos interesantes en las secciones Aprender a gatear y Aprender a caminar.