Miedo a los extraños

Con aproximadamente ocho meses, la mayoría de los niños comienzan a tener miedo a los extraños. Las personas que le son desconocidas hacen que el bebé esté asustado y quiera tener a sus padres cerca. El miedo a los extraños es un mecanismo de defensa natural y no hay nada de qué preocuparse.

Así comienza el miedo a los extraños

¿Tu hijo ya no regala a todo el mundo su sonrisa? ¿Empieza a gritar con un miedo terrible cuando se le acerca un extraño? Entonces la fase de miedo a los extraños ha empezado. Generalmente esta fase comienza entre los seis u ocho meses, auqneu en algunos niños sucede más adelante, y puede durar varios meses. Debido a la edad a la que suele aparecer se conoce esta fase de miedo a los extraños como "Angustia de los 8 meses".

Votos: 19

Weitere Artikel

Indicadores del miedo a los extraños

Gritos llenos de miedo ante la presencia de extraños es la señal más clara de que el pequeño tiene miedo. Además tu hijo estará siempre a tu lado, totalmente pegado a ti mostrando desconfianza o aversión a los extraños. En algunos casos, esto sucede incluso cuando las personas le son supuestamente familiares. Tu hijo está muy unido a ti y tiene miedo a cualquier separación de ti, tu mirada, tu contacto y tu olor son ahora para él muy importantes. Si mamá está fuera del alcance de su vista se puede desencadenar incluso un ataque de pánico.

El miedo a los extraños es un mecanismo de defensa natural

No debes preocuparte si tu hijo tiene miedo a los extraños: Todo lo contrario. El miedo a los extraños es un una etapa natrural y signo de una madurez emocional saludable. En una fase en la que el niño explora cada vez más su entorno la naturaleza ha construido este mecanismo de defensa, que protege a tu hijo del peligro ante los extraños. El niño se siente muy unido a sus padres, que se preocupan por él física y mentalmente y desarrolla la desconfianza y el miedo a los extraños. La creciente capacidad visual del niño para distinguir a los individuos conocidos de los desconocidos juega un papel en el miedo a los extraños. A menudo los niños presentan mayor temos ante los hombres que ante las mujeres, también los hombres con barba suelen dar más miedo que los que están afeitados.

La fase de miedo a los extraños es distinta en cada niños: algunos apenas presentan miedo, otros por poco tiempo, a otros sin embargo les dura más tiempo. Los niños que están acostumbrados a mucho contacto, por ejemplo niños de familias grandes, no suelen presentar un miedo a los extraños muy acentuado.

Comportarse ante el miedo a los extraños

Ante el miedo a los extraños debes respetar la voluntad de tu hijo. No le dejes en brazos de otra gente si se pone a llorar sinó que debes darle seguridad y protección. Quédate cerca de él. Tu hijo tiene que darse cuenta que puede confiar en ti.


Los amigos y familiares no deben tomarse este "rechazo" muy en serio, deben saber que se trata de una fase dentro de su desarrollo, y es necesaria la paciencia y el cariño. Debes evitar reacciones como el temor o el miedo, y ganarse la simpatía del niño.