Los padrinos de bautizo

Las dos personas encargadas de ser los padrinos de tu pequeño, cumplen un papel muy importante en la celebración del bautizo y por eso hay que prestar especial atención a su elección y a repasar las tareas que estas figuras tienen ese día.

La función de los padrinos en el bautizo es, siguiendo la tradición católica, asistir la iniciación religiosa  del futuro ahijado. Es decir, presenciar el bautismo y junto con los padres presentar al bebé que va a recibir el sacramento.

Una vez llevado a efecto el bautizo, los padrinos adquieren el compromiso de dar especial atención al niño procurando que lleve una vida cristiana congruente, vigilar de cerca su crecimiento espiritual y como ser humano. Por esta razón es de gran importancia para los cristianos elegir a los padrinos correctamente, pues ellos serán para el nuevo bautizado unos segundos padres.

De hecho, legalmente, si faltan los padres, son los padrinos quienes tienen la custodia de sus ahijados. De ahí viene el dicho: “a falta de padres, padrinos” y no es casualidad que muchas veces sean los padrinos de bautizo quienes repiten el compromiso con el ahijado en algún otro de sus sacramentos.

Antiguamente, cuando la sociedad era más católica que ahora y el funcionamiento legal no era tan efectivo, los padrinos tenian mucha más importancia. Ahora es para muchos un "cargo" simbólico aunque no por eso hace menos ilusión. En algunas comunidades, como la que conforma la nación catalana, los padrinos de bautizo són los encargados de regalar una "mona" (un pastel con un huevo o una figurita de chocolate encima) en Pascua.

La elección de los padrinos

Ser padrino o madrina no es  una tarea difícil, pero se debe basar en la confianza mutua entre el padrino y la familia del niño. Porque sin esto, la confianza, la función de padrino o madrina pierde el valor, puesto que la principal “tarea” es prestar ayuda y apoyo en la educación cristiana del niño.

Esta es la premisa propia del “cargo” católico de los padrinos, aunque en los últimos años este nombramiento ha pasado a ser más figurativo, siendo el padrino y la madrina una especie de “tíos” más cercanos al niño que los demás familiares o amigos.

Normalmente ocupan esta función personas muy próximas a la família, a la pareja, con un estrecho vínculo emocional que se mantiene a lo largo de los años desarrollando un vínculo más especial  aún a trevés del niño.

Weitere Artikel

¿Qué debes considerar para elegir a los padrinos de tu hij@?

  • Que sean elegidos por la persona que va a ser bautizada si es adulto o por sus padres si es niño.
  • Que sea mayor de edad.
  • Que sea católico, esté confirmado y haya recibido con anterioridad el sacramento de la Eucaristía.
  • Pueden ser solteros o casados.
  • Que sea una persona capaz de realizar esta misión y la intención de desempeñarla.
  • Que sea consciente de que al ser padrino de tu hijo adquiere un compromiso para toda la vida, que no se rompe al cambiarse de casa o al mudarse de ciudad.
  • Pero sobretodo que quiera a la familia