7 consejos de Katia Saalfrank

Katia Saalfrank, una Super Nanny madre de cuatro hijos, tiene cierta experiencia con el sueño en los niños y los problemas que pueden ocurrir. Aquí puedes encontrar sus consejos más valiosos de un vistazo para ayudarles a dormir.

Encontrar y mantener rituales

Encontrar y mantener rituales

Los rituales nocturnos ayudan a los niños a dormir e incluso a prepararse para la noche. El ritual no debe ser nada especial. Su osito de peluche favorito es suficiente. También un baño caliente o una canción de cuna puede calmarle. Prueba cosas diferentes para ver lo que le va mejor a tu hijo.

un horario regular

Un horario regular es importante

El horario diario tiene una estrecha relación con cómo tu hijo puede conciliar el sueño. Por lo tanto, es importante que tenga una cierta regularidad en su rutina diaria. Una buena mezcla equilibrada de momentos y actividades vitales y activas al aire libre y también tranquilidad harán que llegue bien al final del día.

Weitere Artikel

Preparación para la noche

Preparación para la noche

El sueño de un bebé se ve a menudo directamente relacionado con el pañal que usa. Procura que su pañal esté en buenas condiciones antes de acostarse, sinó ámbiaselo, evita que se acueste con un pañal mojado. Ten en cuneta de no moverle mucho al cambiarle el pañal o volverás a activarle.

Crear un ambiente tranquilo para dormir

Crear un ambiente tranquilo para dormir

Un ambiente tranquilo es lo más importante para que tu hijo pueda dormir bien. El día debe ser finalizado poco a poco y no de forma demasiado abrupta, así la transición del niño será también mucho más fácil para él. También ayuda atenuar las luces incluso durante un rato antes de acostarse. La paz resultante se traslada al niño y así puede dormirse más rápidamente.

Despedirse del día

Despedirse del día

Dormir significará inevitablemente una separación de tu hijo, de sus hermanos y los padres. Esta separación debe entenderla y poc o a poco asimilarla. El niño tiene que entender que tiene que dormir solo, pero debes mostrarle que estarás cerca en todo momento por si te necesita.

Dormir cuando hace calor

Dormir cuando hace calor

Es importante durante la época de calor que se acondicione bien la habitación del bebé. Es aconsejable tener persianas o cortinas opacas. No debes abrigarle demasiado, con un body o un pijamita de bebé tiene suficiente. Ventila bien la habitación antes de ponerle a dormir así quitarás el aire sofocante.

Dormir en los viajes

Dormir en los viajes

Las vacaciones en familia y con bebé no deben ser un problema. Eso sí, debes hablar antes con el hotel para asegurarte que lo tienen todo. Un consejo qes que os llevéis una camita de viaje, para ahorraros disgustos, igual que sus cosas, incluidos los ositos de peluche o lo que utilice para dormir. Esto crea familiaridad y facilita que pueda dormir aunque no esté en casa.