Dormir con los padres

Es un tema que trae consigo controversia: papá, mamá y el niño en una cama. Depende de cada familia, cada cuál se organiza. Pero,¿dormir todos juntos como una solución permanente? Aquí presentamos algunos puntos que entre los expertos y los padres suelen discutirse.

En otras culturas es una práctica común que los niños compartan la cama con sus padres. Y también en nuestra sociedad algunos niños duermen regularmente parte de la noche o toda la noche con los padres. Por otro lado algunas investigaciones han demostrado que los niños que duermen en su propia cama y habitación, duermen mejor y más seguido. Entonces, ¿está bien o mal? Aquí te prsentamos los siguientes consejos y sugerencias de los autores del best-seller "Todo niño puede aprender a dormir" Annette Kast-Zahn y el Dr. Hartmut Morgenroth, que pueden ayudarte a formar una propia opinión sobre este tema.

Cuna propia en el primer año

Los expertos recomiendan que por razones de seguridad, los bebés deberían dormir en su propia cama, aunque si es cierto que debe estar cerca de los padres, en la misma habitación o en la habitación de al lado.

Weitere Artikel

Cuando la cama dividida es una buena solución

A partir del segundo año de vida es muy útil en determinadas situaciones, que tu hijo duerma en tu cama. Si tiene fiebre alta o tos severa, no sólo así tendrás un mejor control de su estado cuando está a tu, sinó que podrás ayudarle más rápidamente en caso de emergencia. Por otra parte le proporcionas seguridad y cercanía. Esto último ayuda también a que se sienta a salvo, incluso si llora por la noche por miedo, porque ha tenido pesadillas o alguna mala experiencia que no puede controlar. En estos casos es bueno y reconfortante dejar que el pequeño duerma contigo. Si los temores nocturnos, sin embargo, se suceden de forma prolongada, deberías aclarar las causas.

Cuando el colecho puede perjudicar la relación padres-hijo

El colecho se vuelve critico cuando tu o tu pareja debéis levantaros de la cama amenudo para ir al sofá para tener más espacio y tranquilidad. El niño parece tener el pleno poder y control de la cama, y la noche ya no es un sinónimo de descanso para todos. Igualmente difícil e incorrecto es si utilizas que el pequeño duerma con vosotros para evitar relaciones sexuales con tu pareja.

Cada familia debe decidir por sí misma

Si una cama familiar es positiva o no para una família eso tiene que decidirla la misma familia. En caso de duda, es posible que estas preguntas puedan darte algunas respuestas.

  • ¿Te molesta si tu niño está acostado a tu lado, o entre tu pareja y tú?
  • ¿Vuestro sueño se ve interrumpido por la presencia del niño?
  • ¿Afecta esto a vuestra vida sexual?
  • ¿El niño duerme mal por la noche o se despierta una o más veces?
  • ¿Necesitas la proximidad física de tu hijo en la noche, porque de otra manera te sientes sola?
  • ¿Tu pareja tiene otra opinión diferente a la tuya sobre el tener al niño en vuestra cama?
  • ¿Tú o tu pareja queréis cambiar algo de la situación actual?

Si has respondido todas las preguntas con un "no"...

Entonces no es ningún problema le hecho de que tu hijo duerma en la cama de los padres. Has tomado una decisión y sigues firme en ella, no tienes por qué cambiar nada.

Si has respondido una o más preguntas con un “sí”...

Probablemente no has tomado la decisión de que el niño duerma con vosotros a consciencia. Tal vez ha sucedido porque él rechazó volver a su cama tras una enfermedad, una excepción que se ha convertido en un hábito. Recupera tu responsabilidad y vuelve a establecer los límites al niño. Dejas que el pequeño duerma contigo pues sinó te sientes sola? No es justo, no debes utilizarlo como un sustituto. En su propia cama va a dormir mejor, y probablemente también más.