Método Ferber: Dejar llorar 5 minutos

El método de llorar 5 minutos conocido también como Método Ferber, cuenta con opiniones muy dispares. En este artículo te contamos todo lo que a él se refiere y cuales son sus ventajas y desventajas.

Este método, que tiene unas características muy similares al llamado método Estivill, basado también en el conductismo, ha suscitado a lo largo de los años múltiples divergencias entre los padres. Algunos niños han podido adaptarse a ese método sin problemas, en otros casos ha resultado un tormento para las familias así que sólo vosotros podéis juzgar y decidir qué opinión os merece este método.

Creación del método

El método de dejar llorar al niño (unos 5 minutos) se debe al investigador estadounidense Dr. Richard Ferber, de cuyo nombre también deriva que al método se le llamara “Método Ferber”. Fué a mediados de los años 80 cuando el doctor desarrolló un plan de actuación o de tratamiento para que los niños aprendieran a dormirse solos.

Weitere Artikel

Así funciona

Este método se considera dentro de los Rituales para dormir empieza dejando al niño despierto en la cama e irse, dejándolo solo. En la mayoría de los casos, el niño comienza a llorar. El plan prevé que los padres dejer que el niño grite cinco minutos antes de ir con él y consolarlo. En ese momento es importante no levantar al pequeño de la cama pero consolarle, hacerle saber que los padres estan allí. Tras dos minutos más los padres dejan de nuevo al niño sólo en la habitación. Luego, si el niño sigue llorando, los padres deben esperar esta vez 10 minutos antes de acudir, repitiendo la misma operación aumentando hasta los 20 minutos y los 30, como máximo, si sigue sin dormirse se debe volver a empezar. En general con unos días el niño aprende a quedarse dormido solito.

El objetivo del método

La idea del método es principalmente cambiar los hábitos de sueño de os niños. Si por ejemplo el niño se duerme sólo si le mecen en brazos, se ha acostumbrado a esta situación. Cuando se despierta durante la noche lo que le ocurre es que no encuentra los brazos que le mecían así que se asusta y llora, esta costumbre de dormirse en brazos es una costumbre que debe dejarse, por ejemplo, con el método Ferber. Esto funciona en la mayoría de los casos sin problemas: el niño llora. Con el seguimiento del plan, el niño aprende que aunque esté solo, los padres siguen allí, aunque no reciba la ayuda para dormir a la que se había acostumbrado.

Variantes

El método ha sido modificado en muchos casos, como en el Plan para aprender a dormir, de la psicóloga infantil Annette Kast-Zahn y el pediatra Dr. Hartmut Morgenroth en su best-seller "Todo niño puede aprender a dormir." En este caso los intervalos de tiempo que el niño se queda solo gritando, son mucho más cortos.

La controvertida aplicación del método

La aplicación del método no es adecuado en todos los casos. Además de las condiciones tales como la edad y la salud del niño, requiere una aplicación con plena asumpción de las consecuencias de los padres. A muchos les resulta difícil dejar a su hijo llorar tanto tiempo. A menudo, esto significa que a veces retoman la antigua forma de dormir (mecerle, en brazos, en su cama...) para calmarle.  Así el niño no aprende a dormir sólo sinó que si grita lo suficiente va a conseguir su propósito. En lugar de mejorar la situación esto la empeora. Algunas críticas hablan incluso de daño psicológico en el bebé.

El método debe aplicarse sólo si los padres están totalmente seguros de ello y tienen buenas vibraciones al respecto.

Las ventajas del método Ferber

  • Al cabo de unos días el bebé aprende a dormir sólo y consigue dormir seguido, así tiene un sueño más equilibrado.
  • Aprende a calmarse por la noche, incluso sin necesitar ayuda.
  • Los padres consiguen finalmente poder dormir.

Las desventajas del método Ferber

  • El llanto es estresante y el estrés puede causar cambios adversos en el cerebro de los bebés
  • La necesidad básica de la proximidad y el contacto de los padres puede verse retraído y quee l bebé luego lo rechace. Esto perjudica el vínculo padre-hijo.
  • Si el ritual de sueño del bebé se altera mediante cambios o por enfermedad, esto puede conllevar problemas para conciliar el sueño.

Un método cuestionado

Al igual que el método Estivill o el propuesto por  Annette Kast-Zahn y Hartmut Morgenroth, el método Ferber tiene detractores. El hecho de dejar llorar a un niño así es doloroso por muchos padres además de ser cuestionado por distintos expertos que afirman que este lloro desconsolado puede tener repercusiones en los bebés y niños. Antes de optar por cualquiera de los métodos debéis informaros bien y estar plenamente convencidos de las medidas que váis a tomar.

Alternativas para que un bebé duerma de forma sana

En general puedes dormir al bebé como quieras, meciéndole, llevándotelo a tu cama o dándole el pecho hasta que se duerma. Siempre y cuando tú, tu bebé y tu pareja estéis bien, no hay formas mejor que otras. El método de dejarlo llorar por espacios de tiempo hasta que se duerma es un método de emergencia para padres exhaustos. Pero también puede sustituirse por métodos más suaves. En nuestro espcial sobre el Sueño del bebé encontrarás muchos artículos sobre los rituales del sueño, las rutinas del día a día y mucho más. Recuerda que cada niño es diferente en lo que se refiere a necesidad de dormir o al ritmo de día y noche.