Masaje para bebé

Un masaje para bebé no sólo le ayuda a ejercitar su cuerpo y a sentirlo, también promueve la circulación sanguínea y fortalece el sistema inmunológico. Además este masaje favorece el vínculo entre tú y tu hijo. Cómo funciona exactamente un masaje para bebé, cuándo puedes empezar y lo que debes intentar con el masaje te lo contamos aquí.

Masaje para el bebé recién nacido

En las primeras semanas después del parto, el contacto entre tú y tu pequeño es muy importante. Mediante este masaje para bebé se crea la confianza y un vínculo fuerte con tu hijo. Para no agobierle al principio, debes hacerlo progresivamete, y que sea inicialmente sólo de 5 minutos. Procura que el bebé no esté demasiado cansado o con hambre, podría inquetarse y no disfrutarlo. Encuentra los pasos detallados en 6 consejos del masaje para bebé.

masaje para bebé: el cuerpo

Masaje para bebé - El cuerpo: Masajea todo el cuerpo de tu pequeño con movimientos ligeros y suaves. Llega con la palma de la mano o los pulgares a la cabeza, la cara, los brazos, las piernas y la espalda de tu hijo.

Masaje para bebé - Las manos

Masaje para bebé - Las manos: Abre la mano del pequeño y presiona levemente con el dedo pulgar sus deditos hacia abajo suavemente. Con el otro pulgar masajea suavemente la palma de la mano y luego cambia de mano.

Masaje para bebé - Los pies

Masaje para bebé - Los pies: Agarra suavemente el pié de tu hijo con una mano. Coloca el pulgar sobre la planta del pie y frota muy suavemente con el pulgar hacia arriba y hacia abajo, masajeando así la planta del pié. Luego repítelo con el otro pié.

» Aquí puedes descargarte los pasos del Masaje para bebé recién nacido en PDF.

Masaje contra los cólicos

Si tu pequeño sufre de cólicos con frecuencia, puedes darle un suave masaje indicado para reducir el dolor y la hinchazón abdominal.  En nuestro artículo te contamos paso a paso como realizarlo.

Realizar el masaje para bebé

Si tu bebé tiene ya cerca de dos meses, poco a poco le puedes dar un masaje más largo. Con el masaje puedes trabajar todas las partes del cuerpo del bebé, estimula la circulación sanguínea y fortalece su sistema inmunológico. Todos los pasos e instrucciones para el masaje del bebé los encontarás aquí.

Masaje para bebé: La cabeza y la cara

Masaje para bebé: La cabeza y la cara

Para empezar el masaje para bebé debes aplicar un masaje suave de la cabeza y la cara, y acariciarle. Aquí puedes encontrar todos los pasos individualmente así como una galería de fotos.

Masaje para bebé: Parte superior del cuerpo

Masaje para bebé: Parte superior del cuerpo

Como segunda parte debes masajear la parte superior del cuerpo con aceite de masaje ligermanete caliente. Encontrarás una guía detallada de los pasos en nuestra galería de fotos.

Masaje para bebé: Brazos

Masaje para bebé: Brazos

En el masaje de los brazos se distinguen dos posiciones: la de ordeñar y la de enroscar. En nuestra galería de fotos puedes encontrar los pasos detallados.

Masaje para bebé: Las piernas y los pies

Masaje para bebé: Las piernas y los pies

En el masaje no hay que olvidar las piernas y los pies. Puedes encontrar una guía detallada para realizar el masaje para bebé en las piernas y los pies en nuestra galería de fotos.

Masaje para bebé: La espalda

Masaje para bebé: La espalda

El masaje debe finalizar con la zona posterior del cuerpo del pequeño. Esta parte del masaje solo es posible si tu hijo puede sostener la cabeza. Encuentra paso a paso como hacerlo en nuestra galería de fotos.

Preguntas sobre el masaje para bebé

¿Por qué un masaje para bebé?

Realizar un masaje al bebé fortalece el vínculo entre tú y tu pequeño. Así vas a conocer su cuerpo en detalle y él disfrutará de tu proximidad física y tu cariño. Igualmente le ayudas a que tenga más consciencia de su cuerpo y a desarrollar así una imagen corporal saludable. Además, a través del masaje para bebé se promueve la estimulación de la circulación de superficie de la piel y se fortalece su sistema inmunológico.

¿Cuando se puede empezar con el masaje para bebé?

Nunca es demasiado pronto para empezar con el masaje para bebé. Tras el nacimiento puedes comenzar a darle masajes, mediante gestos y caricias suaves por su cuerpo. Hasta aproximadamente los dos meses son recomendables los masajes "parciales" para que el niño no se agobie, igualmente procura que no sea de más de cinco minutos. A partir de los dos meses puedes empezar a ampliar progresivamente el masaje a todo el cuerpo.

¡Importante!

Presta atención al realizar el masaje para bebé de no ejercer presión sobre la columna vertebral de tu pequeño, porque sigue siendo muy sensible.

¿Cuándo evitar el masaje para bebé?

Aunque el masaje puede ser muy relajante para tu hijo, en algunos casos quizá es mejor que lo evites. No realices el masaje para bebé especialmente si tu hijo está enfermo o tiene fiebre. Dale el masaje sólo si tú estás tranquila y tienes tiempo, las prisas no son buenas. Si el niño está hambriento o cansado tampoco es recomendable, puede que lo inquietes aún más.