7 consejos sobre el cambiador

El lugar más adecuado para la mesa-cambiador para el bebé debe cumplir con algunos requisitos sencillos. Aquí puedes informarte sobre lo que debes buscar para la compra y colocación del cambiador de pañales y de los accesorios, es una compra que vale la pena mirarse bien.

El lugar correcto

Cambiador: El lugar correcto

Los padres pasan de promedio, por niño, alrededor de siete semanas de su vida en el cambiador de pañales. Y también para tí, el cambiar al bebé, será tras el nacimiento una rutina diaria. Así que debes pensar en el lugar más adecuado para los próximos dos años en los que vas a cambiarle los pañales a diario. Elije el mejor un lugar donde haya espacio suficiente para pasar el rato con tu hijo,  para que puedas moverte con facilidad y en el que él esté completamente cómodo. Si se cumplen estas condiciones, no importa donde sea, si tu dormitorio, el baño, o la habitación del bebé.

Tipo de cambiador

Tipo de cambiador

En términos generales hay tres posibles soluciones para la zona cambiador del bebé. Podéis optar por colocar un complemento para cambiar pañales (tipo toalla protegida con plástico, por ejemplo) cada vez encima de una mesa, por ejemplo, la de la cocina. Si optas por esta posibilidad, sólo tienes que tener en cuenta que deberás prrararlo cada vez. Otra opción es un mueble cambiador entero, que tengas en una habitación y que esté siempre listo para cuando necesites cambiarle.

Los hay bañera-cambiador, normalmente pasan de una función a otra mediante una tapa que se coloca encima de la bañerita. Y los que son sólo cambiador, con cajones y complementos para guardar todo lo necesario.

Hay muchísimos modelos en el mercado, con armarios, con fundas desitintas, de muchos tamaños, de madera, de plástico, de aluminio, plegables, tipo cómoda.... Piensa bien qué espacio tenéis en casa, el tamaño de los modelos y cómo preferiréis organizaros, antes de escojer un modelo u otro.

Weitere Artikel

La altura correcta del cambiador

altura correcta del cambiador

Puesto que el niño necesita que le cambien varias veces al día es importante que procures un cambiador suficientemente alto como para que no tengas que agacharte y forzar la espalda, puedes lastimarte. Las cómodas tienen una altura normalmente suficiente, pero asegúrate con los distintos modelos.  No olvides que posiblemente tu tamaño y el de tu pareja no sea el mismo, así que es mejor asegurarse de que para ambos es una posición cómoda.

Cambiador amplio

Cambiador:  Suficiente espacio de almacenamiento

Un mueble cambiador también tiene la ventaja que te permite almacenar todos los elementos necesarios que necesitas para cambiar al bebé, sin necesitar muebles extra. Por lo que tienes pañales,  ropa limpia, toallas, paños y otros artículos siempre disponibles y no es necesario que los prepares siempre antes de cada cambio de pañales. Si el cambiador no dispone de espacio suficiente, también puedes montar un estante sobre la mesa para cambiar pañales. En este puedes guardar, por ejemplo, cremas, aceites u otros productos para que el bebé no pueda llegar a ellos mientras le cambias.

El colchón cambiador

El colchón cambiador

Un suave y blando colchón proteje la superfície dura de la cómoda o del cambiador para que el bebé esté a gusto. Asegúrate que el material plástico que lo recubre esté libre de PVC, puesto que de lo contrario podría contener sustancias químicas nocivas para el bebé. Muchos modelos ofrecen distintas fundas lavables para que sea más fácil mantener la higiene de el colchón. También puedes coserlo tú si eres un poco manitas. Es importante que pueda meterse en la lavadora.

La temperatura en la habitación del cambiador

Temperatura agradable

El bebé debe sentirse cómodo durante el cambio de pañales, y no pasar frío. Una temperatura de aproximadamente 25 ° C es ideal para cambiarle. Si el bebé nace en invierno, también puedes conectar una lámpara de calor encima del cambiador para poder cambiar fácil y rápidamente la temperatura. Ten en cuenta de mantener la distancia de seguridad entre el bebé en el cambiador y la lámpara.

Tener ocupado al bebé

Cambiador: Tener ocupado al bebé

Para hacer que el tiempo de cambio de pañales sea lo más agradable posible para el bebé, puedes distraer al pequeño mientras le cambias. Un móbil colgado encima del cambiador, una caja de música, un sonajero... Esto va a llamar su atención y  así tiene un objeto con el que puede jugar. Así tu puedes concentrarte en cambiarle rápidamente para que el bebé no se altere.