Dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal es una enfermedad leve, que se manifiesta por el enrojecimiento de la piel que está en contacto con el pañal. Se puede prevenir tomando ciertas medidas que NetMoms ha recogido para tí en este artículo. También puedes encontrar los mejores consejos de un pediatra.

La piel del bebé es muy delicada y vulnerable. Especialmente el área alrededor del culito es muy sensible y  puede irritarse con facilidad con la humedad y la acidez de las heces y el pipí, que pueden alterar el Ph de la piel. Esto hace que las bacterias y los hongos puedan penetrar muy rápidamente. Por esta razón, casi todos los bebés y niños pequeños tienen en el área del pañal en algún momento la piel irritada y enrojecida. Para muchos, aproximadamente siete de cada diez, desarrolla en los primeros doce meses de vida, la llamada dermatitis del pañal.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis del pañal?

El bebé empieza a sentir picazón, está incómodo, inquieto y con frecuencia comienza a gemir o llorar. Al principio, con la piel enrojecida puede que no percibas visiblemente los patógenos de la dermatitis del pañal. Esta irritación evoluciona hasta que la piel se pela, especialmente con una infección por hongos. A veces, incluso provoca grietas y algo de sangre. Esto sucede a menudo con la aparición de más gérmenes. Si la dermatitis del pañal no se trata, existe el riesgo de que la infección se extiende más allá del área del pañal.

Weitere Artikel

¿Cuáles son los factores que promueven la aparición de la dermatitis del pañal?

  • Humedad, roce y falta de aire.
  • Irritantes de las deposiciones, sobretodo cuando son ácidas, como las diarreas.
  • Productos de limpieza para lavar los pañales de tela.
  • Amoníaco producido por la orina.
  • Limpieza exagerada, abuso de jabones.

¿Cómo prevenir la dermatitis del pañal?

  • Cambia con la mayor frecuencia posible el pañal, comprueba si está sucio o húmedo cada hora, y al menos una vez en la noche.
  • Prueba con otra marca, ya que puede ser que un tipo específico de pañal éste provocando alergia.
  • Cada vez que cambies el pañal, lava con agua tibia en una bañera y quita los restos de crema que queden, no uses toallas ni paños ya que puedes aumentar la irritación de su piel.
  • No uses jabón, ya que puede debilitar la barrera de protección natural que tiene la piel.
  • Usa por las noches una pomada a base de óxido de zinc, si el bebé se irrita. Ésta forma una barrera contra la humedad.
  • Si usas pañales de tela, lávalos con detergentes que no tengan perfume ni colorante.
  • Deja la piel del bebé al descubierto una parte del día, por ejemplo, después de bañarlo deja que se seque la piel al aire libre, acostándolo sobre un pañal abierto, para que “respire”.
  • Usa pañales más grandes, que le queden más holgados, para que haya ventilación.
  • Polvos como el talco pueden hacer la curación más difícil.
  • No uses antibióticos, antifúngicos o corticoides si no te lo ha recetado un doctor.
  • Lávate SIEMPRE las manos después de cambiar el pañal.
  • Si las erupciones persisten, consulta a tu pediatra.

¿Cómo cuidar la piel del bebé?

La piel del recién nacido es muy sensible, ya que las capas individuales de la piel y el manto ácido aún no están totalmente desarrollados. Por lo general, forman una barrera natural contra los gérmenes y bacterias. La higiene diaria puede irritar la delicada piel del bebé. Los padres deben procurar no favorecer esta irritación, por ejemplo, no bañándole más de tres veces a la semana (baños ni largos ni muy calientes). Es mejor un baño que limpiar al bebé con un trapo, la fricción puede ser más agresiva que sencillamente pasándole agua por el cuerpecito. También se ha demostrado que los bebés lavados con geles o cremas de baño minimizan la pérdida de hidratación de la piel, cosa que sí que ocurre al bañar al bebé y no aplicarle cremas luego.

La aparición de la dermatitis del pañal puede ser potenciada por una mala alimentación o una infección gastrointestinal. El exceso de azúcar en la dieta favorece el crecimiento de hongos. Es bueno pensar qué alimentos estamos dando a nuestro bebé, y vigilar que no lleven mucho azúcar. También los ácidos evacuados cuando el bebé tiene diarrea son dañinos para la piel del pequeño. Es por ello que cambiar con frecuencia el pañal es algo positivo para la salud y el bienestar de su culito. Te ayudaraá a evitar la aparcición de problemas como la dermatitis del pañal.