Hongos del pañal: causas y tratamiento

Los hongos del pañal no son ninguna rareza. Debido al uso constante del pañal a los bebés se les irrita el culito fácilmente. Una de las complicaciones que puede aparecer tras estos enrojecimientos son los hongos del pañal. Aquí te contamos cómo aparecen y qué puedes hacer para combatirlos.

¿Qué son los hongos del pañal?

Los llamados hongos del pañal, implican una inflamación severa de la piel en el área del pañal.  A diferencia de padecer dolor, al principio la piel está enrojecida, pero también agrietada, inflamada y posiblemente cubierta con escamas, pústulas rojas que a menudo tienen un punto blanco encima del todo. También la mucosa oral puede indicar una infección por hongos. Si notas que hay residuo blanco, que no se puede quitar con facilidad, esto es también un indicador de hongos del pañal. Si no estás segura consulta a un pediatra, la infección por hongos del pañal puede extenderse fácilmente, así que es mejor que tengas cuidado. Evita el exceso de humedad  el contacto con líquidos.

¿Qué causa los hongos del pañal?

La aparición de hongos del pañal puede tener diferentes causas. En su mayoría, sin embargo, empieza con un culito irritado que si no se cuida puede terminar desarrollando los hongos. La causa puede ser, por falta de higiene en la zona del pañal. El largo tiempo que el bebé lleva los pañales puestos dificultan su curación, puesto que la orina en el pañal altera el PH de la piel del bebé, que es muy delicada, y por lo tanto afecta al manto ácido natural de la piel. Es este exceso de acidez el que puede provocar el enrojecimiento de la piel y una posible inflamación, y si no se trata, llegar a causar pequeñas grietas, fisuras e incluso heridas sangrantes en la zona del pañal, y también la dermatitis.

Mediante esta alteración de la barrera protectora de la piel, los hongos del pañal, las bacterias, pueden penetrar la piel del bebé mucho más fácilmente. El pañal caliente y húmedo es un ambiente ideal para el crecimiento y el cultivo de gérmenes y hongos que pueden extenderse, por ejemplo, por la región genital o lumbar. Las piernas y el abdomen del bebé pueden verse afectados si no se tratan los hongos del pañal.

En los niños muy pequeños que se ven afectados por hongos poco después del nacimiento, la infección suele deberse a la madre. Durante el embarazo, los cambios en el ácido de la vagina hacen que fácilmente puedan producirse infecciones por hongos. Al nacer, una infección de candidiasis se puede transmitir a través del canal de parto hacia el bebé. Es importante, pues, asegurarse que no hay nunguna infección vaginal antes del parto.

Weitere Artikel

¿Qué hacer contra los hongos del pañal?

Los hongos del pañal deben ser tratados rápidamente porque de lo contrario podrían extenderse más y más. Si sospechas que el bebé ha desarrollado estos hongos, inmediatamente deberías consultar a un médico, por lo que pueda hacer un diagnóstico preciso y prescribirte un medio apropiado para su tratamiento. Por lo general, te recetará un ungüento que contiene zinc, que seca el grano, ayuda a la cicatrización y detiene el cultivo de hongos

Además, para evitar hongos del pañal, es importante que tengas el culito del bebé lo más seco posible. Esto significa que tendrás que cambiar al bebé más a menudo que habitualmente para evitar que el contacto con la orina y las heces se mantenga. Después del lavado seca bien las nalgas y los pliegues de la piel del bebé, que quede bien seco para evitarle más dolor. Siempre que puedas deja que le de el aire, así evitarás más llagas en la piel.

Con estas simples medidas no sólo puede acelerar la curación de heridas, sino que son el mejor método para prevenir la aparición de hongos del pañal o dermatitis.