Preparar la bolsa

Qué llevar en la bolsa de los pañales

La bolsa de los pañales es un elemento indispensable para viajes. Es importante que si realizas uno puedas llevar encima todo lo necesario para cambiarle adecuadamente el pañal. Aquí te detallamos todo lo que debes llevar en la bolsa de los pañales y qué criterios debes seguir a la hora de elegir una bolsa adecuada.

En los primeros años de bebé, la bolsa de los pañales va a convertirse en un compañero más cuando salgáis de casa. Por lo tanto, antes de comprar cualquier bolsa, fíjate bien que tenga lo suficiente para que luego te sea todo más fácil. Hay algunos factores importantes que debes considerar en cuanto al tamaño, el diseño y el manejo.

  • Tamaño: Puesto que vas a ir llenando la bolsa de pañales con todos los productos y elementos necesarios, que no son pocos, la bolsa no debería ser pequeña. Tómatelo con calma para comprar algunos utensilios, y en la mayoría de bolsas puedes repartirlo todo en los bolsillos. Sin embargo vigila que no sea demasiado grande, puede llegar a ser muy pesado y difícil de manejar.
  • Diseño: También la forma y la distribución de la bolsa es importante. Hay modelos y diseños muy distintos los unos de los otros. Son especialmente útiles los que tienen bolsillos y compartimentos de diferentes tamaños que permiten una mejor visión de todo lo que tienes. Si la bolsa tiene un solo compartimiento grande, puede que se te mezcle todo, o que se te manchen la ropa y los pañales. Más fácilmente lo tendrás todo confundido y tendrás que buscar más para encontrar algo. Hay algunas que tienen bolsas isotérmicas que permiten mantener algunos productos calientes o fríos más tiempo.
  • Manejo:Debes tener en cuenta de qué forma vas a llevar esta bolsa. Si vas siempre con el carrito, procura que puieda colgarse bien. Si vas a llevarla como un bolso o como una mochila, en la espalda, es importante que tenga dos buenas asas para colgarla bien. O directamente, ¿porqué no buscar una mochila?

Weitere Artikel

Por supuesto que también influye el aspecto que tenga esta bolsa. El diseo y el modelo puede ser muy variado así que escoje uno que te guste y que puedas usar durante varios años.

¿Qué llevar en la bolsa de los pañales?

Lo que exactamente debes llevar en la bolsa de pañales depende en cierta medida de la edad y de las necesidades de tu hijo o los hábitos que tiene y cuánto tiempo estaréis fuera de casa, Algunas cosas, sin embargo, deberían estar SIEMPRE en la bolsa:

  • Pañales limpios: Para salidas largas, llévate unos 3 o 4 pañales limpios, por lo que pueda suceder. Calcula con precisión pero mejor no quedarse corto. Antes de salir calcula cuanto rato váis a estar fuera y compáralo con la frecuencia con la que cambias a tu hijo.
  • Colchón portátil: En la bolsa de pañales debes llevar una almohadilla acolchada en la que puedas cambiar al bebé encima, te encuentres donde te encuentres. En muchos modelos, este pequeño colchón ya viene de conjunto con la bolsa.
  • Bolsas de plástico: No siempre vasa tener una papelera o un contenedor a mano para poder tirar el pañal. Por siacaso lleva alguna bolsita de plástico para guardar el pañal sucio hasta que puedas tirarlo a la basura.
  • Toallitas: Puesto que limpiar al bebé con una toalla húmeda es engorroso e incómodo si no estás en casa, para cuando no estéis en casa las toallitas húmedas son el mejor invento. Asegúrate que son sin perfumes añadidos puesto que alguno podría irritarle la piel al bebé. Las toallitas son igualmente útiles para tí, pues te permiten lavarte luego las manos.
  • Crema hidratante: Ante un culito iritado, no deberías dejar de cuidarlo incluso fuera de casa. Llévate una crema hidratante especial para la piel irritada de los bebés, y podrás proteger su piel de la humedad.
  • Baberos o paños: Seguramente vas a darle de comer mientras estáis fuera, así que llévate un babero o un paño de algodón para limpiarle. Si te llevas un paño grande, puede serte útil para otras cosas, como para protegerle del sol si el día es muy claro. Este paño también puede servir para colocarlo encima del colchón cambiador, para que el bebé no se tumbe encima del plástico frío.
  • Un par de mudas de ropa: Debido a que nunca puedes saber lo que va a pasar en la salida, es una buena prevención llevar un par de mudas de ropa, un par de conjuntos del bebé, por lo que pueda pasar. Lo más importante es sobre todo un body nuevo, a veces los pañales gotean, aunque tener también un pantalón y una camiseta por si acaso, no hace daño. En verano debes pensar en un sombrero para protegerle del sol, cuando salís de paseo.
  • Biberón o unas papillas: En caso de que mientras seáis fuera el niño tenga hambre, es mejor tener algo siempre encima. SI ya toma biberón, puedes llevar uno preparado o a medio preparar, con la leche en polvo por un lado ya medida y un termo con agua caliente. O si ya come potitos, pues el que tome normalmente, una cuchera y un babero.
  • Bebidas: Nunca te olvides de llevar bebida suficientes, por si a tu hijo le da sed por el camino. Agua o incluso té sin azúcar. Ofrécele agua al niño a menudo, incluso si no te lo pide.

Si solo quieres salir un momento con el bebé, a hacer un recado, puedes llvarte una bolsa pequeña con cuatro cosas, pañales, el cambiador, toallitas y un body.

Otros utensilios para la bolsa de los pañales

En algunas situaciones es útil además llevar otras cosas en la bolsa de los pañales. Aquí te los mencionamos:

  • Chupete: Si tu niño usa un chupete, mejor llevar otro en la bolsa de pañales. Si el primero se pierde, vas a ahorrarte las lágrimas.
  • Protector solar: Si es verano y el sol os pillará en el camino, puede ser útil llevar protector solar para niños, para que la piel esté bien protegida.
  • Picoteo: Para los niños un poco mayores puedes llevar un tupper con trozos de fruta, es fácil comer eso haciendo una excursión, en medio del parque o sentados en un banco. Las galletas también van muy bien para estas ocasiones.
  • Cartera y monedero: Como la bolsa de pañales ya es muy grande, no te llevarás el bolso. Pero no te dejes la billetera con tu tarjeta identificativa, tus tarjetas de crédito, algo de dinero, las llaves de casa y el teléfono móvil.
  • Camiseta de recambio: Dependiendo del lugar donde vaiáis, quizá tiene sentido llevarse también una camiseta de recambio para tí. Incluso puede que al sostener al bebé para que eructe te manche.
  • Medicamentos: Si tu hijo está enfermo y de forma temporal o permanente tiene que tomar una medicación también debes llevarla en la bolsa de pañales.
  • Juguetes: Si el bebé es un poco mayor, puede que quiera llevarse alguno de sus juguetes. Ten cuidado que no sea algo muy grande (como una bici o un oso de peluche enorme) que tengas que arrastrar tú además del cochecito y el niño.
  • Tiritas: Si el niño ya corretea y se mueve por sí solo, un pequeño botiquín no iría mal. Las tiritas es lo que más vas a utilizar.

Dependiendo de lo qué más utilicéis puede que la bolsa de pañales necesite más o menos cosas. No lo tomes como algo estándard, adáptalo a tu hijo. Evita, sin embargo, llevar peso innecesario. Porque sólo cuando se trata de llevar cosas encima, a veces menos es más.