Vestir al bebé correctamente

Descubre aquí qué tipo de ropa puede ser la más práctica para vestir al bebé Queremos que ponerle la ropa sea una cuestión sencilla y cómoda. Aquí te contamos qué prendas son mejores para vestir al bebé correctamente.

Consejos para vestir al bebé

No es fácil vestir a los recién nacidos y a los niños pequeños. Al hecho de cambiarles con frecuencia de ropa parece que no terminan de acostumbrarse y a veces incluso se muestramn un poco molestos. Para muchos niños supone momentos de tensión y enrvios, lloros y gritos. Y también para los padres no es siempre fácil hacer frente a este ritual diario. Aquí te mostramos algunas cosas que pueden haceros este proceso más fácil:

Vestir al bebé: Todo listo

Todo listo para vestir al bebe

Ten lista la ropa con la que quieras vestir al bebé antes de cogerle a él. Antes de empezar, debes darle la sensación de que estás allí con él y que lo tienes todo bajo control. Pon tu mano sobre él, acaríciale el vientre, mírale de cerca y háblale suavemente. A través de este "ritual", pronto comprenderá que así empieza el momento de vestirse.

Vestir al bebé: Sin interrupciones

Vestir al bebé: Sin interrupciones

Debes vestir al bebé tan rápido como sea posible. Debes evitar interrupciones como que suene el teléfono o que el bebé quiera jugar. Así entenderá que se trata de un momento en el que si pone de su parte se termina deprisa.

Vestir al bebé: Moverlo poco

Vestir al bebé: Mover poco al bebé

En el momento de vestir al bebé es aconsejable que lo muevas lo menos posible, ya que previene la ansiedad y el estrés adicional. Para ello puedes ayudarte de un cojín de lactancia, lo que le mantendrá bien recogido mientras le cambias. En general todos los recién nacidos se siente bien en la almohada de lactancia, ya que les recuerda a la seguridad del útero.

Vestir al bebé: Nunca lo dejes solo

Vestir al bebé: Nunca dejes solo al bebé

Asegúrate que tu hijo no esté solo en el cambiador o dónde le dejes mientres le vistes. A menos que sea una zona protegida con barandillas, por ejemplo la cama, existe el peligro de que se caiga por un mal movimiento y los bebés muy pequeños no pueden girarse por sí solos. Igualmente es difícil saber cuando los niños se moverán más o menos, así que debes estar siempre cerca cuando vistas al bebé.

Ropa fácil de poner

Para vestir al bebé hay materiales mejores que otros. Aconsejamos los suaves y ligeros. Se adaptan mejor y permiten que se mueva sin agobiarle. Pero también la elección de las prendas de ropa puede hacerse para mejorar su bienestar:

Vestir al bebé: Bodys y cuellos anchos

Vestir al bebé: Bodys y cuellos anchos

La ropa que tiene que pasar por la cabeza puede puede generar incomodidades cuando vistas al bebé. Por unos segundos pierde la visibilidad y no entiende lo que pasa, así que se agobia con facilidad, o se asusta. Para los primeros meses es especialmente adecuado no usar prendas de este tipo. En todo caso prendas que se abrochen con botoncitos o como mínimo que tengan un ancho de cuello suficiente para que sea fácil y rápido ponérselo. Siempre que sea posible ponle la prenda por la cabeza de la parte de atrás hacia delante, estará menos rato sin ver.

Vestir al bebé: Mono o pelele

Vestir al bebé: Mono o pelele

El bebé se siente más cómodo por lo general con peleles, porque no se le mueve la ropa. Jersey y pantalones están unidos así que es lo más práctico. Copmra uno que pueda abrocharse por la parte inferior y también en los lados. Los que deben quitarse del todo para cambiar sólo el pañal no son nada prácticos.

Vestir al bebé: Evitar camisas y blusas

Vestir al bebé: Evitar camisas y blusas

Las camisas, blusas y otras prendas de vestir con botones es mejor que las dejes solo para ocasiones especiales. Son menos adecuadas para el uso diario, ya que para los pequeños es difícil abrochar bien tantos botones.

Weitere Artikel

Vestir correctamente al bebé

Los padres a menudo se preocupan acerca de si han equipado suficientemente al bebé para las temperaturas del exterior. No es tan difícil elegir la ropa adecuada para salir, si tienes en cuenta algunas sencillas reglas:

Vestir al bebé: El verano

También para el verano los bodys y peleles son los mejores para vestir al bebé. Están disponibles en manga larga y manga corta, así que hay para escoger. Dependiendo del tiempo y sus necesidades, puedes ponerle una camiseta de algodón encima. Si no quieres que vista con monos, búscale un pantalón de algodón ligero, o si quieres que esté más chic, una faldita o un vestidito. En verano puedes dejarle los pies libres, sin zapatitos, o sólo con calcetines. Lo importante durante la época de calor es que el niño esté protegido contra el sol. Un protector solar adecuado para los bebés y un sombrero para proteger la piel y los ojos más sensibles en los bebés. Procura también que el cochecito quede siempre a la sombra.

Vestir al bebé: El invierno

Para que los niños estén bien vestidos y protegidos contra el frío de invierno, la técnica que más funciona es la de la “cebolla”. Vestir al bebé con distintas capas que puedan quitarse y ponerse en función de la temperatura ambiente. Distintas capas de ropa ligera y cálida. No  hace falta que le conviertas en el “Bebé Michelin". Asegúrate que pese a las capas pueda moverse. Al llevar distintas capas es fácil que puedas adaptarle fácilmente al entorno según el momento (interior, exterior, más o menos calefacción...)

Comprobar su cuello: ¿Tiene calor o frío?

Si tu hijo padece calor o frío no vas a notarlo en sus manitas, pero sí en el cuello. Las manos y los pies no tienen el mismo suministro de sangre y por ello a veces pueden estar más frías que el resto del cuerpo. La llamada “prueba de la nuca” proporciona resultados más fiables. Si tu niño no suda en el cuello y la piel de esta área no está fría, puedes entender que el bebé está lo suficientemente caliente, pero no demasiado abrigado.

Vestirle por capas

A continuación puedes aprender cómo puedes poner en práctica el “método de la cebolla”. Un método para vestir al bebé correctamente.

Vestirle por capas

Vestir al bebé por capas

Para vestir al bebé por capas empieza por ponerle un top ajustado y unas medias. Las prendas de ropa ajustadas siempre van mejor para proteger el calor corporal que aquellos que se quedan sueltos. Por encima una o dos prendas, como un pelele de material suave. Si en invierno tenéis que moveros por el exterior, procura que la última capa sea de materiales gruesos y que abriguen. Para conservar  bien el calor se suele utilizar algodón o franela.

Vestir al bebé: Chaqueta o traje para la nieve

Vestir al bebé: Chaqueta o traje para la nieve

En zonas donde en invierno hace bastante frío es necesario tener una chaqueta gruesa, acolchada, con unos pantalones a juego o incluso un traje para la nieve. El traje de nieve al ser completo no se mueve y no se le filtrará el frío por ningún agujero. Claro que, es un poco incómodo de poner y quitar.

Vestir al bebé: Calcetines gruesos

Vestir al bebé: Calcetines gruesos

Si en el momento de vestir al bebé le pones unos pantalones y no un pelele con pies, es muy importante que utilices unos calcetines gruesos para que le protejan los piés del frío. Para los recién nacidos a menudo hay pequeños pantuflos de lana muy calentitos.

Vestir al bebé: Guantes

Vestir al bebé: Guantes

No puedes olvidarte de sus manitas. Si el niño es aún muy pequeño, los que van mejor son los redondos, que tienen solo el pulgar separadito puesto que es muy difícil meter todos los deditos en su sitio. Es bastante práctico cuando los guantes o manoplas estan atadas a un cordoncito y se pueden sujetar en la chaqueta, así no se pierden.

Vestir al bebé: Gorrito

Vestir al bebé: Gorrito

Tan importante como el traje de nieve, tener los pies cubiertos y los guantes, es el gorro. Dado que los niños, como los adultos, pierden la mayor parte del calor por la cabeza, es importante protegerla. No importa si se trata de un gorrito de algodón, de pieles o un sombrero de fieltro, lo más importante es que encaje en su cabecita, que no sea ni demasiado grande ni demasiado pequeño, y le mantenga caliente. Sobretodo procura que el bebé se siente cómodo con él.

Vestir al bebé: Pañuelo

Vestir al bebé: Pañuelo

Las bufandas no son del todo adecuados para los niños muy pequeños. El cuello de los bebés es muy corto y una bufanda puede limitar su libertad de movimientos. En su lugar, puedes usar un pañuelo delgado o los tubulares Buff, de los cuales hay modelos incluso polares para cuando hace mucho frío.

Todos los comienzos son difíciles, incluso para vestir al bebé. Pero si sigues nuetros consejos anteriores y eres paciente, vestir al bebé puede llegar a convertirse en un momento bonito, en una experiencia a compartir con tu hijo. Además le vestirás adecuadamente para cada actividad y harás que se sienta bien en todo lo que hagáis.