Preparación al parto

Aliviar el parto con remedios caseros

De toda la vida existen algunos remedios caseros contra el dolor del parto. Si quieres ir preparándote en casa para el parto, hay algunas plantas medicinales que puedes tomar y que te ayudarán, como el té de hojas de frambuesa. Descubre aquí distintos remedios caseros para el dolor del parto.

Té de hojas de frambuesa

Algunos de los remedios caseros para el dolor del parto son infusiones. A partir de la semana 34 puedes tomar entre 2 y 3 tazas de te de hoja de frambuesa al día. Relaja la musculatura de la pelvis y elimina las toxinas del cuerpo. Así actua también como promotor de las contracciones. En ningún caso debe tomarse antes de la semana 34. Es una infusión rica en vitamina C, calcio y hierro. El remedio casero contra el dolor de parto a base de té de hojas de frambuesa debe con su acción, acortar la fase de espera del embarazo y hacer más blando el cuello y el orificio uterinos.  Igualmente actua como un profiláctico contra la episiotomía. Puedes encontrar este té en la farmacia, en las tiendas Bio o en las tiendas especializadas en productos y remedios. Es muy importante que hagas una pausa de la toma del té, para que pueda actuar correctamente y para que no padezcas una sobreestimulación.

Semillas de lino

Otro de los remedios caseros para preparar el parto son las semillas de lino. Estimulan la digestión, estimulan el perineo y también el útero. De esta forma se pueden provocar las contracciones. A partir de la semana 34 mezcla 2 cucharadas de semillas de lino (mejor si son frescas) en tu alimentación diaria, por ejemplo dentro de los cereales o el muesli de la mañana. Procura que durante esta comida tomes suficiente líquido, para que no tengas estreñimiento.  En pequeñas cantidades las semillas de lino funcionan como reguladoras del tránsito intestinal, en grandes cantidades puede tener un efecto purgante o laxante. También son beneficiosas para las membranas mucosas y aumentan la producción de mucosidad de la mucosa vaginal.

Weitere Artikel

Otros remedios caseros para el parto

Junto con estos remedios, los más conocidos, podemos encontrar también otras medidas y remedios caseros para el parto.

  • Masaje del perineo: Con el masaje de la musculatura perineal relajas el tejido y lo haces más flexible y elástico para el parto. De esta forma puedes favorecer el proceso del parto y reduces el riesgo a un desgarro vaginal o una episiotomía. Puedes encontrar més información en el artículo Masaje del perineo.
  • Baño de flores de heno: A partir de la semana 38 de embarazo muchas mujeres relajan el suelo pélvico con baños de vapor con flores de heno. Conoce mejor su actuación en el artículo Baños de vapor con flores de heno.
  • Además de los paseos al aire libre, se recomienda la acupuntura para la preparación del suelo pélvico. Los alimentos picantes, y ciertas especias (como la canela, clavo de olor, el anís o el jengibre) puede desencadenar un parto. El sexo también puede iniciar el parto. La prostglandina, una sustancia contenida en la glándula prostática, puede deshacer la mucosidad que cierra el útero. Si quieres probar este último método, habla primero con tu matrona, te puede dar algunos consejos y contarte los riesgos si en tu caso los hay.

En nuestra sección Aliviar el dolor del parto puedes encontrar otros métodos y trucos para lidiar con los dolores del parto, para preparar tu cuerpo y para saber como actuar ante las distintas situaciones que pueden presentarse. En nuestro canal sobre el parto encontrarás mucha más información para preparar el parto, para afrontar las complicaciones o para lidiar con un parto prematuro.