Masaje perineal para prevenir el desgarro vaginal

Preparar el perineo con un masaje perineal puede evitar que este se rasgue durante el parto. Para ello necesitas aceite de masaje y la técnica adecuada. Aquí te contamos más sobre cómo realizar el masaje perineal.

El perineo es el tejido que hay entre la vajina y el ano. Durante el parto ese tejido se ve sometido a una enorme presión y estiramiento. Por eso en muchos casos se producen desgarros vajinales naturales durante el parto. Con un masaje perineal se puede prevenir.

El perineo

Weitere Artikel

¿Cómo funciona un masaje perineal?

Seis semanas antes del día del parto ya puedes comenzar a realizar el masaje perineal de forma regular. Eso te ayudará a aliviar el proceso del parto y reducir la probabilidad de tener un desgarro vaginal o una episiotomía. A través de este masaje harás tu perineo más elástico. Así podrá salir más fácilmente la cabeza de tu bebé. Lo mejor es que hagas el masaje perineal con aceite de hierba de San Juan o de trigo. También el aceite de rosa o de salvia mezcado con moscatel. Pero lo mejor es que te aconseje tu matrona.

Antes del masaje perineal has de lavarte las manos, para evitar que entren gérmenes a tu vajina. Toma un poco de aceite y repártelo con los dedos. En un principio utiliza sólo dos dedos, más tarde podrás utilizar cuatro o cinco. Lo has de introducir unos tres centímetros. Masajéalo durante tres minutos en dirección al ano. Repítelo diariamente hasta el día del parto. Te darás cuenta de qué pontro se ha vuelto elástica la piel de tu perineo. Después del masaje perineal retira el aceite sobrante. Por supuesto tu pareja puede tomar parte en el masaje.

Msaje perineal para prevenir el desgarro y la episiotomía

El masaje perineal es muy apropiado para evitar un desgarro vaginal durante el parto. También ayuda a dar elasticidad al tejido para que no tengan que hacerte una episiotomía.

  • Desgarro vaginal: En aproximadamente un 30% de los partos naturales se produce un desgarro. Ello dependerá en gran medida del tamaño de tu bebé, de cómo sea tu piel y de la preparación que hagas para el parto, cun un masaje perineal frecuente tienes menos probabilidad. En nuestro artículo Cuando el tejido se rompe puedes encontrar más información.
  • La episiotomía: Una episiotomía es una práctica médica que consiste en una incisión en el perineo para aumentar el tamaño de la vagina. A veces resulta necesaria cuando el bebé es demasiado grande y necesita más espacio para salir o cuando se requiere el uso de ventosa o fórceps, por ejemplo. En el artículo Episiotomía puedes encontrar más información.