El bebé viene de nalgas

Si tu bebé en las semanas 29 y 30 viene aún de nalgas y no ha dado muestras de querer girarse, no te preocupes, aún hay tiempo. Muchos bebés no se dan la vuelta hasta la semana 36. Encuentra aquí más información sobre la posición de nalgas, la posición de cara y la posición de hombro o de lado. Lée en qué casos el parto natural no es recomendable y qué métodos hay para ayudar al bebé.

De nalgas o en buena posición

A partir de la semana 29 de embarazo, tu bebé poco a poco va teniendo cada vez menos espacio en el útero, por eso se mueve menos y se va posicionando con la cabeza para abajo, la situación más habitual y sencilla para el parto. Si el bebé se posiciona al revés, de nalgas, o incluso de lado, un parto vaginal puede ser peligroso para el pequeño. De todas formas si no tiene aún la posición definitiva, no te preocupes, aún hay tiempo. Sigue leyendo para saber qué hacer si el pequeño viene de nalgas.

De nalgas, de cabeza, de lado

Weitere Artikel

El bebé en posición de nalgas o de culo

De nalgas: Entre un tres y un cinco por ciento de los niños están colocados al revés, de nalgas, con el culito en la zona de la pelvis. La culpa puede ser de un nudo en el cordón umbilical que le impide darse la vuelta. Además, tras esta posición puede esconderse incluso una placenta previa.

Otras causas por estar de nalgas pueden ser la presencia de un mioma o malformaciones del útero. En más del 50 por ciento de los casos, pero, no hay ninguna razón por la que el bebé venga de nalgas y no se haya dado la vuelta.

Posición de cabeza, la mejor para el parto

Posición de cabeza: En más del 90 por ciento de los casos, tu hijo va a nacer de cabeza. La mayoría de los niños toman esta posición sobre la semana 36. Pueden star de nalgas pero normalmente se giran. En las madres primerizas la cabeza del bebé se encaja en este momento muy hondo en la pelvis. Si ya has tenido algun otro bebé, seguramente se moverá por encima de la pelvis hasta el momento próximo al parto. En esta posición el bebé suele recostar la cabeza en su pecho y mira hacia atrás, hacia tu sacro. Está perfectamente colocado para que, tras dilatar, salga a través de la pelvis con la presión de las contracciones.

El bebé en posición transversal, de lado o de hombro

Posición transversal o de hombro: Peor que la posición de nalgas, en esta posición es imposible un parto espontáneo, por ello si no se gira del todo deberá nacer por cesárea. Sólo las mujeres que ya han dado a luz a algun otro bebé de forma natural, pueden intentar darle la vuelta al bebé cuando empiezan las contracciones, y que se coloque de cabeza. Con las primerizas lo mejor es proceder con una cesárea.

El parto de nalgas

Si tu bebé en la fecha del parto no se ha girado de la posición de nalgas pertenece al 3 por ciento de bebés que nacen en la posición de nalgas. En la posición de nalgas distinguimos tres posturas diferentes:

  • Posición completamente de nalgas: el bebé tiene las piernas estiradas delante de la cara.
  • Posición semi- de nalgas: los muslos del bebé se encuentran ante la parte superior del cuerpo y las rodillas están flexionadas.
  • Posición podálica: no es que esté de nalgas sinó que los pies del bebé están situados justo encima del cuello del útero, para nacer el médico deberá “tirar” de ellos para ayudarle a salir.

Si viene de nalgas o no...

Aunque la decisión sobre de qué manera traer al bebé al mundo es muy personal, la posición del bebé determinará, por ejemplo si viene de nalgas, si se puede proceder con un parto vaginal o es necesaria una cesárea. Además de la colocación del pequeño, esta decisión también depende de si existen riesgos adicionales, como que en la historia clínica de la madre conste una pelvis demasiado pequeña . Ventajas e inconvenientes te serán mejor explicadas por tu médico.

Querer un parto espontáneo con un bebé de nalgas

  • Si quieres tener un parto espontánes, como tu bebé viene de nalgas debes buscar una clínica en que estén especializados en este tipo de parto. Lo que debes saber es cuántos partos de nalgas han llevado a cabo y su resultado positivo.
  • Es importante que confíes en tu equipo de atención médica totalmente. La seguridad de tu bebé debe será primordial en todas las decisiones que tomen. Por lo tanto aunque no fué tu elección, puede que se requiera una cesárea para evitar problemas y daños mayores al bebé cuando este viene de naögas y el parto normal se dificulta.
  • En el éxito de los partos de nalgas parece desempeñar también un papel importante la posición de parto que adoptes. Muy adecuadas son la postura de pie y de cuclillas, sino también a cuatro patas.

Girar al bebé de nalgas desde fuera

Si tu bebé en la semana 36 sigue aún de nalgas y no se ha dado la vuelta por sí mismo para colocarse en la posición correcta, la rotación se puede hacer desde el exterior, permitiendo en algunos casos incluso un parto espontáneo. Esta maniobra se lleva a cabo normalmente entre las semana 36 y 38. Sin embargo, debe realizarse sólo si hay unas posibilidades de éxito razonables. En nuestro artículo Girar manualmente al bebé que viene de nalgas puedes encontrar más información.

Métodos alternativos de giro del bebé

¿Te gustaría ayudar a tu bebé, antes de la semana 36 de embarazo, a colocarse en la posición correcta para nacer? Existen algunos métodos alternativos para ayudar a los bebés que están de nalgas o en otra posición. En nuestro artículo Métodos alternativos para que el bebé se gire te contamos los más famosos como la moxibustión, la haptonomía y el puente indio.