Fórceps, ventosa y maniobra de Kristeller

A veces en la última fase del partose necesitan fórceps pues es necesario ayudar al bebé a salir. Se puede utilizar también las ventosas o la maniobra de Kristeller, técnicas que pueden evitar una cesárea. Encuentra en este artículo más detalles sobre los fórceps, las ventosas y esta maniobra.

¿Cuando se debe asistir un parto?

En estos casos se recomienda el uso de la maniobra de Kristeller, las ventosas o los fórceps:

  • El bebé da muestras de estrés con cambios e irregularidades en el muestreo y la frecuencia cardíaca, cada vez más lentos.
  • Una pequeña extracción de sangre muesta un descenso del pH
  • Tú y tu bebé habéis llegado al límite de vuestras fuerzas
  • Una enfermedad te impide hacer más fuerza

Weitere Artikel

Condiciones para el suo de fórceps, ventosa o la maniobra de Kristeller

De todas formas deben cumplire algunas condiciones  para que estos procedimientos puedan ser llevados a cabo:

  • La cabeza del bebé debe estar en posición idónea para salir (posición de cabeza).
  • La cabeza debe poder pasar sin problemas por la pelvis.
  • El orificio uterino debe estar completamente dilatado y abierto.
  • El médico y la matrona deben dominar perfectamente estas técnicas.

Parto con fórceps

Las pinzas de extracción o fórceps se componen de dos pequeñas palas en forma de cuchara. Los brazos de la pinza se introducen en la vagina por separado, en los lados izquierdo y derecho de la cabeza del bebé. Con la contracción la matrona va a tirar suavemente de la cabecita mientras tu empujas fuerte.  El parto con fórceps tiene solo una ventaja respecto al parto con ventosa: la fuerza y la presión es menor por lo que no tiene una carga tan fuerte sobre tu cuerpo.  Tras el parto con fórceps puede que el bebé presente un leve enrojecimiento de la piel, pero es normal, y desaparece por si solo. Por otro lado, con esta técnica de parto es más habitual que aparezcan lesiones en tu cuerpo, puesto que es más fácil que se requiera una episiotomía. Por esta razón cada vez más se utiliza la ventosa en lugar de los fórceps.

 

Maniobra de Kristeller

Una alternativa a los fórceps es la maniobra de Kristeller que debe realizarse con las últimas contracciones, en el momento de empujar. Para ello el médico y la matrona  intentan, desde fuera a través de la pared abdominal, notar el culito del bebé y dirigirlo durante las contracciones hacia la posición de salida, hacia la pelvis. Esta maniobra bien hecha permite evitar una cesárea o un parto con ventosa o fórceps. Si esta maniobra se realiza de forma inadecuada puede ser un problema para la madre y el bebé. Es muy importante que esta intervención se realice con un control de la fuerza. Debes avisar enseguida si sientes dolor.  Acuerda con el médico o con la matrona que al mínimo señal tuyo interrumpan la intervención.

La ventosa

Otro método para asistir el parto además de los fórceps són las ventosas. Para ello el médico sitúa un pequeño gorrito metálico o de plástico en la cabecita del bebé e intenta con un pequeño aparato o con la mano, ejerciendo una leve presión, haciendo el vacío. De esta forma puede sacar la cabecita del bebé de la salida de la pelvis. Con cada contracción en la que empujas la matrona o el médico tiran un poco de la cabeza. En estos casos no es necesario una episiotomía, a diferencia de con los fórceps. Después de que salga la cabeza se elimina el vacío y se quita la ventosa. Las complicaciones en este tipo de parto son bastante raras como para que deba procederse a una cesárea por las dudas, pues una extracción con ventosas sólo se realiza si el parto espontáneo o natural está muy claro.