Aquagym en el embarazo

A medida que avanza el embarazo, el aumento del peso corporal se va convirtiendo en una carga. El aquagym en el embarazo es una buena manera de hacer ejercicio, además la actividad en el agua te va a hechar una mano con el bienestar y la relajación.

Aquagym en el embarazo

Las clases de aquagym en el embarazo se realizan en pequeños grupos de 10 a 15 mujeres bajo la dirección  de una entrenadora que dirige unos movimientos y ejercicios mientras el cuerpo está submergido en agua, en una piscina no muy profunda normalmente con el agua no muy caliente. También se utilizan churros de piscina, pelotas de playa o mini-discos voladores. Con pequeños ejercicios fortaleces los músculos y la resistencia. Al mismo tiempo que aprendes a respirar conscientemente a través de la nariz y exhalar por la boca. El agua alivia la presión en el pecho cuando respiras y no hay tanta dificultad para respirar. Los ejercicios de aquagym en el embarazo fortalecen los músculos de la respiración y te preparan bien para la respiración intensa durante el nacimiento.

¿Cómo funciona el aquagym para el embarazo?

Una sesión de aquagym para embarazo es sencilla. Con el intercalado de ejercicios activos y de relax la circulación se estimula y se fortalecen los músculos a través de su estiramiento y relajación. Gracias a la densidad del agua tienes la sensación de flotar y te sientes ligera y con capacidad de moverte. Los ejercicios ayudan al cuerpo a absorber más oxígeno. Al mismo tiempo, aprendes cómo se puede estabilizar la posición del cuerpo para prevenir o aliviar el dolor de espalda.

Weitere Artikel

Aquagym en el embarazo: ¿Sustituto o complemento?

El aquagym que realices en el embarazo no es un sustituto a una clase de parto sobretodo en el caso del primer embarazo, es sólo un complemento. Sin embargo, si en embarazos anteriores ya has asistido a un curso de Preparación para el parto y no quieres asistir por segunda vez, esta gimnasia acuática  puede ser una gran alternativa.

Beneficios del aquagym en el embarazo

  • El ejercicio alivia la espalda y el agua es para muchas mujeres embarazadas, una gran ayuda en para la carga de peso que es la barriga con el bebé.
  • Los músculos respiratorios se fortalecen y los ejercicios de respiración del aquagym son, para el embarazo, una buena preparación para la respiración que deberás hacer durante el parto.
  • Hacer ejercicios en el agua con el aquagym es muy divertido y en el embarazo te da la oportunidad de conocer a otras mamás y compartir vuestras cosas.
  • Los ejercicios mantienen tu cuerpo en forma y preparado para el parto.
  • Además, a tu bebé le está haciendo muy bien el agua: lo protege de los ruidos fuertes y los temblores. Además percibe tu bienestar y él mismo se siente mejor por ello.

¿Cuándo y dónde hacer aquagym en el embarazo?

  • Adecuada para: mujeres embarazadas de la 10 ª Semana del embarazo
  • Sesiones: una hora a la semana, de ocho a diez semanas
  • Quién lo ofrece: Consulta en las piscinas municipales de tu ciudad o en los centros deportivos que tengas piscina si ofrecen estos servicios de aquagym para embarazadas. Si no sabes por dónde empezar puedes informarte en tu centro de salud o tu clínica.
  • Precio: Los precios oscilan de los 35 a los 50€ al mes, según quién lo ofrece.