Chi Kung: Preparación del cuerpo y la mente para el parto

Durante el embarazo, muchas mujeres embarazadas a menudo se sienten agotadas y estresadas. El Chi Kung o Qigong a través de movimientos muy suaves y de la meditación libera las tensiones y los bloqueos del embarazo y el parto.

Chi Kung y embarazo

El Chi Kung (o Qigong Yangsheng ) se puede traducir por "Cuidado de la energía vital” y se originó en la medicina tradicional china. Este es uno de los más de 3000 métodos de qigong. Incluye ejercicios de respiración y relajación, ejercicios para fortalecer la espalda, los músculos abdominales y pélvicos. Por lo tanto el Chi Kung es especialmente indicado durante el embarazo. En estos momentos tu cuerpo está cambiando: tu estómago está creciendo y va  ganando peso. A menudo, esto hará que adoptes una mala postura, provocando tensión muscular y dolor de espalda. Con el Chi Kung aprendes en el embarazo también, a adoptar una postura saludable que permite relajar los músculos y liberar tensiones.

¿Cómo funciona el Chi Kung?

Además de la consolidación del cuerpo, los ejercicios de relajación y las técnicas de respiración son una parte esencial del curso de chi kung. Aprenderás a controlar tu respiración, la respiración será más lenta, más tranquila y más potente. A medida que la postura del cuerpo y ejercicios de respiración están sujetos a la conciencia, la imaginación y el razonamiento juegan un papel central. De esta manera, vas a fortalecer tu concentración y rendimiento y entrenas tu "ojo interior".  Aprenderás a escuchar tu cuerpo y a sentir tu bebé mucho más real.

Weitere Artikel

¿Por qué hacer una clase de Chi Kung en el embarazo?

  • Chi Kung fortalece tu cuerpo y lo mantiene sano y en forma.
  • Los ejercicios de respiración del Chi Kung en el embarazo son relajantes y te ayudan para prepararte para la situación de estrés durante el parto, y para aliviar el dolor durante este proceso. También ayudar a prevenir la dificultad para respirar y la hiperventilación.
  • El Chi Kung elimina los bloqueos del cuerpo. Manteniendo ejercicios a largo término se puede mejorar la alimentación y la absorción de nutrientes y de oxígeno. Los ejercicios tienen un efecto de equilibrio en las funciones corporales, tales como la presión arterial, y son útiles para el edema. En general te sientes más fuerte y fresca, esta fuerza la vas a necesitar más adelante durante el parto.

¿Cuándo y dónde hacer una clase de Chi Kung?

  • Adecuado para: Mujeres embarazadas siempre y cuando te sientas físicamente capaz de hacer ejercicio. Escucha a tu cuerpo.
  • Sesiones: 8 a 10 sesiones de 1 hora. cada una (Nota: Cuanto más a menudo mejor. Si empiezas temprano tendrás los ejercicios más aprendidos y podrás usarlo en el parto).
  • Quién lo ofrece: Existen algunas escuelas y centros de terápias orientales dónde pueda que ofrezcan Chi Kung. Pregunta también en los centros de salud y en las consultas de ginecólogos y obstretas. Sin embargo debe estar absolutamente segura de que se trata de un curso es específicamente para las mujeres embarazadas, ya que no todos los ejercicios de Chi Kung son adecuados para el embarazo.
  • Precio: 50 a 150 euros (dependiendo de quién lo ofrece)