La acupuntura puede aliviar el embarazo y el parto

La acupuntura durante el embarazo a modo de preparación del parto ayuda a sentir menos dolor durante el mismo y a sobrellevar mejor las molestias del embarazo. También durante el puerperio la acupuntura puede ayudarte a mejorar tu reconstrucción del tejido del útero.

La acupuntura y el embarazo

La acupuntura es un tratamiento muy extendido que proviene de la medicina tradicional china. El flujo de la energía vital, conocido como "Chi", se potencia mediante esta terapia. Los bloqueos energéticos dan lugar al agarrotamiento, al dolor y a la larga a enfermedades. A través de una terapia que se basa en pinchazos controlados con agujas que se llevan a cabo en los puntos concretos del cuerpo y de la piel donde pueden estar las molestias. También para el embarazo la acupuntura es una técnica muy adecuada. La agujas con las que se practica la acupuntura son muy finas, así que no has de tener miedo de ellas.

¿Para qué se utiliza la acupuntura en el embarazo?

  • Contra las molestias: Durante el embarazo a menudo tienen lugar molestias corporales. Como desgraciadamente tu bebé recibe todos los medicamentos que tú tomes. De ahí que sea importante reflexionar sobre las formas posibles que existen para solucionar los problemas sin tomar medicamentos. Las embarazadas no pueden tomar muchos medicamentos. Ahí orecisamente es donde puede ayudar la acupuntura en el embarazo. Ayudará principalmente a combatir el malestar, los vómitos y dolores de todo tipo. También ayuda a la desintoxicación de nicotina durante el embarazo, a bajar la tensión y a calmar los nervios ayudando a dormir mejor. Si en la recta final se produce una descolocación del bebé en la barriga, la acupuntura puede ayudar a recolocarlo.
  • Ayuda en el parto: La acupuntura de preparación al parto es aún desgraciadamente una excepción en los centros públicos españoles. La acupuntura en el embarazo puede ayudar a aliviar los dolores con pinchazos concretos en puntos determinados. Además puede influir en la duración del embarazo. ¿Tienes miedo de tener un parto largo y doloroso? La acupuntura puede reducir ese miedo y ayudarte a relajarte. Este método chino de las agujas ayuda a dilatar en la fase de apertura. En un estudio llevado a cabo en el hospital maternal de Mannheimer un 20% de los partos tratados con la acupuntura fueron más cortos. Lo recomendado es una sesión de 20 a 30 minutos de acupuntura por semana en el último mes de embarazo.
  • Contra el dolor del parto: La acupuntura puede aliviar el dolor del parto y ayudar a la mente a relajarse durante el mismo. Relaja las tensiones que por miedo al parto puedieras tener. Y aminora de ese modo el dolor. Las emabarazadas que utilizan la acupuntura en el parto tienen la esperanza de no necesitar ningún medio contra el dolor como la epidural, aunque evidentemente no se puede comparar el efecto de ambas técnicas. La acupuntura no se recomienda en los casos en los que el bebé se encuentra mal colocado y se sabe con antelación que habrá que hacer una cesárea.
  • En el puerperio: Tras el parto puedes continuar siendo tratada con la acupuntura. Con ella mejorarás el dolor, el estreñimiento o te ayudará durante la lactancia a reducir el dolor cuando das el pecho a tu bebé. Es una alternativa a los medicamentos que durante este periodo no puedes tomar.

Weitere Artikel

Una sesión de acupuntura en el embarazo

Si quieres evitar las molestias del embarazo y te has decidido a probar con la acupuntura, has de saber que lo primero que habrás de hacer será sentarte o tumbarte en una posición relajante. Antes de introducir las agujas, la zona concreta donde éstas se introducirán será amasada por el profesional. Los puntos de acupuntura de preparación al parto están muy claros: en la parte interior de las rodillas, en la parte interior de los tobillos, en la parte superior de las pantorrillas y en la parte exterior de los dedos pequeños de los pies. La matrona o el profesional experto en acupuntura amasará estos puntos hasta encontrar un punto sensible de ser pinchado con las agujas de la acupuntura. La aguja se introduce medio centímetro dentro de la piel y no produce dolor. Más tarde serán movidas con el llamado movimento de chi, que consiste en una especie de presión y puedes sentir calor en la zona, presión, insensibilidad, picor o un pequeño calambre indoloro. Dependiendo del paciente, la aguja se introducirá desde medio hasta varios centímetros dentro de la piel. Con la ayuda de este sentimiento se liberarán tus tensiones y te sentriás más relajada. Este tratamiento ha de ser acordado con tu ginecólogo y solamente pueden llevarlo a cabo ginecólogos, matronas u otros profesionales cualificados para ello.

¿Cuándo y dónde se hace la acupuntura?

  • Indicado para: Todas las mujeres a partir del séptimo mes de embarazo.
  • Tiempo: Dura de 30 a 60 minutos.
  • Quién ofrece el servicio: Profesionales cualificados para ello, ya sean matronas o ginecólogos.
  • Cuánto cuesta: Cuesta de 10 a 20 euros la sesión.