Promover las contracciones con remedios caseros

Estás en periodo de parir pero el bebé no quiere salir. Si se te está haciendo pesado y buscás remedios caseros que puedan promover las contracciones y favorecer el parto puedes consultar este artículo. Pero debes tener cuidado proque no todo es inofensivo.

Métodos caseros para promover contracciones

Cuando se acerca el momento determinado para el parto muchas embarazadas se vuelven impacientes. El estorbo del peso, las molestias y dolores y la ilusión por la llegada del niño hacen que se busque a menudo remedios o métodos caseros que provoquen las contracciones y favorezcan el parto. Si tú también estás impaciente puedes consultar aquí algunos métodos. Ahora bien, ten en cuenta sobre todo las indicaciones acerca de cuándo puedes utilizarlos y consulta también a tu ginecólogo.

Con estos métodos puedes promover las contracciones sin dañarte a tí ni al bebé:

  • Promover contracciones mediante un masaje: Mezclar 10ml de aceite de almendras con dos cucharaditas de aceite de canela, de clavo, de centáurea mayor y jengibre, y masajear con la mezcla la barriga.  Estas plantas son desencadenantes naturales de contracciones porque estimulan la acción muscular del útero.
  • Promover contracciones con un baño claiente: También puedes intentarlo dándote un baño de agua caliente. Puedes utilizar hojas de canela o aceite de clavo y jengibre para intensificar el efecto.
  • Promover contracciones a través de las relaciones sexuales: El sexo en momentos cercanos a la fecha del parto provoca la producción de la hormona Oxitocina. Además el cérvix se ablanda gracias la prostaglandina, una hormona contenida en el esperma.
  • Promover contracciones con movimientos suaves: Ir a pasear, danza del vientre o determinada gimnasia facilitarán que el bebé se coloque en la posición adecuada. A través de la presión de la cabeza del bebé en el cérvix se segrega Oxitocina que provoca contracciones.
  • Promover contracciones con infusiones: La infusión de hoja de frambuesa, la de canela, jengibre  o clavo puede ayudar a promover contracciones porque activa la acción muscular del útero.

Weitere Artikel

Promover contracciones bajo la supervisión de un experto

Estos métodos deberían realizarse bajo supervisión de un tocólogo u obstericista.

  • Promover contracciones a través de la estimulación de los pezones: Este método sólo debería emplearse cuando cuando el cérvix esté preparado para el parto, es decir cuando se haya ablandado y abierto. A través de un masaje prolongado de los pezones durante una hora pueden promoverse las contracciones.
  • Promover contracciones con métodos alternativos: La homeopatia o la acupuntura pueden ayudar a algunas mujeres a tener contracciones. Éstas medidas te las puede aconsejar una Doula porque ella sabrá qué medidas son las adecuadas para aflojar la musculatura del útero.
  • Promover contracciones con un tampón de aceite de clavo: Este método sirve para ablandar el cérvix y prepararlo para el parto. Se utiliza un tampón humedecido en aceite de clavo. EL aceite ablanda la musculatura del útero.

¡Métodos que no debes utilizar!

No utilices estos métodos para promover contracciones porque si vien son efectivos, pueden dañarte a tí y a tú bebé. Los médicos desaconsejan los siguientes remedios:

  • Promover contracciones con cocktails: Normalmente los cocktails se componen de un laxante mezclado con alcohol y zumo de frutas. El alcohol se utiliza para taspar el sabor del laxante. Obviamante un cocktail de este tipo puede dañar tu hígado. No lo hagas nunca sin haber consultado con tu médico.
  • Promover contracciones subiendo escaleras: Este método es efectivo pero cansado. A través de la sobrecarga corporal se produce una mejor circulación de la sangre y por tanto del riego sanguíneo en la placenta. Eso puede producir contracciones. Sin embargo, es aconsejable que guardes tus energias para el parto inminente.

¿Cuándo puedes emepzar a promover contracciones?

Si quieres promoverte las contracciones lo primero a tener en cuenta es que tanto tú como el bebé os encontreís en buenas condiciones de salud. Háblalo antes con tú doula o médico y pregúntales si ya estás lista para empezar con las contracciones y qué metodos te recomiendan. La mayoría de métodos se emplean una vez el útero está preparado para el parto. En este sentido es aconsejables que no los emplees hasta pasada la 40 semana de embarazo. No se deben correr riesgos.

No es recomendable que utilices todos los métodos a un mismo tiempo. Debes tener paciencia porque abusar de cualquiera de ellos puede generar complicaciones.

Si un parto se retarda demasiado o existe el riesgo de que se de una insuficiencia placentaria es posible que el doctor te proponga provocar el parto. Si quieres saber cuándo es necesario provocarlo y qué métodos se utilizan para provocar las contracciones puedes consultar nuestro artículo Provocar las contracciones.