Evitar el parto prematuro

Las mujeres embarazadas pueden evitar el parto prematuro. Hay que tener mucho cuidado y evitar ciertos hábitos que favorecen que se adelante la llegada del bebé. Conoce aquí como puedes evitar el parto prematuro.

Por desgracia, el índice de nacimientos prematuros está aumentado tanto en España como en toda Europa y suponen el 7,1% de los nacimientos del continente europeo. Aunque actualmente podemos evitar el parto prematuro, prevenirlo. Como futura madre debes seguir algunos consejos básicos para evitar el riesgo de parto prematuro o reducirlo drásticamente . Los siguientes consejos te darán una visión general de cómo hacerlo.

Para evitar el parto prematuro...

  • Durante tu embarazo es importante seguir una dieta sana y equilibrada.
  • No debes fumar ya que esto puede retardar el crecimiento de tu hijo. Evita que fumen en tu presencia, ya que el tabaquismo pasivo es peligroso.
  • Lo mismo con el alcohol y, por supuesto, cualquier tipo de droga.
  • Es importante evitar momentos de estrés y de tensión. Si notas que realizando una actividad te agobias o sientes un poco de ansiedad, pide ayuda a tus familiares.
  • Hacer un poco de ejercicio, como caminar, te será beneficioso para tu embarazo.
  • Asegúrate de evitar o tratar a tiempo las infecciones, como por ejemplo, del tracto urinario o de sangrado de las encías, de inmediato.
  • Evita practicar demasiado ejercicio físico y no te expongas a viajes demasiado largos.
  • Importante: Deja que te controlen regularmente la flora vaginal para asegurarte que hay suficiente ácido láctico, es una sustancia que actua como protector natural para las infecciones.

Weitere Artikel

Para evitar el parto prematuro debes cuidar

  • Si sientes un aumento del PH vaginal. La medición puede hacerse con un guante de prueba para la medición vaginal.
  • Si notas picores o una sensación de ardor en el área genital.
  • Si desprendes un olor fuerte.
  • Si vas con mucha frecuencia al baño.
  • Si tienes fiebre o diarrea.
  • Si tienes contracciones prematuras (las vas a reconocer si se producen más de 10 veces al día).

Si notas una o incluso varias  de estas cosas, deberías ir lo más pronto posible a su ginecólogo, ante cualquier alarma lo mejor es actuar rápido para evitar el parto prematuro.