La canastilla para el hospital

La canastilla para el hospital debes prepararla en las últimas semanas de embarazo, son los últimos preparativos del parto. Tenemos una idea de lo que es la canastilla para el hospital, pero seguro que te asaltan unas cuantas dudas a cerca de ella: ¿Cuándo empiezo a prepararla? ¿Qué debe llevar? Cuando comiencen las contracciones no tendrás tiempo de hacerlo, así que lo mejor es que prepares la canastilla para el hospital con tiempo y tranquilidad, con la suficiente antelación.

Preparar la canastilla para el hospital

Es aconsejable tener preparada la canastilla para el hospital de tres a cuatro semanas antes de la fecha establecida para el parto, pero si te quedas más tranquila la puedes preparar incluso con un par de meses de antelación.

La canastilla para el hospital: Parto y posparto

  • Artículos de perfumería: Todo lo que normalmente utilizas para tu higiene personal, debes llevarlo en la canastilla para el hospital. Champú, gel, pasta y cepillo de dientes, cremas y cualquier otro artículo que tú normalmente utilices.
  • Gafas: Si normalmente utilizas lentes de contacto, debes acordarte de empaquetar unas gafas para el parto. Las lentillas pueden caerse durante el parto y molestarte considerablemente.
  • Gomas para el pelo: Si tienes el pelo largo, lo mejor es que utlices una coleta durante el parto, para que no te molesten los pelos.
  • Albornoz: Las horas anteriores al parto, un albornoz es lo más práctico que puedes llevar.
  • Camisas: Muchas mujeres prefieren llevar una camisa o una camisa vieja de hombre, ya que normalmente son lo bastante amplias para tapar la barriga completa y se abren fácilmente por delante.
  • Pantalones anchos: Al día del parto y dos o tres días después, lo más pactico que puedes vestir son pantalones anchos.
  • Calcetines gorditos: Para que te puedas mover los primeros días después del parto deberías llevarte dos o tres pares de calcetines al hospital.
  • Zapatillas o pantuflos: Para protegerte mejor del frío, además de los calcetines, lo ideal es llevarse en la canastilla del hospital unas zapatillas de andar por casa. Un par de ellas no deberían faltar en tu maleta.
  • Tu bebida favorita y chucherías: Para el parto debes empaquetar todo lo que te hace sentir bien. Tu bebida favortita no debería faltar. Pero también chucherías como chocolatinas o caramelos, si te gusta tomártelos.
  • Todo lo que te siente bien:Si te gusta añadir una fragancia al agua de tu baño, o te relajas mejor con una música o un olor determinado, llévatelo en la canastilla para el hospital. Aceite para masajes, incienso, CDs, etc. te ayudarán cuando te pongas nerviosa.
  • No olvides tu cámara de fotos: Lo que no puede faltar en la cansatilla para el hospital es una cámara de fotos. Seguro que os gustará capturar ese momento para el futuro.
  • Papeles importantes: Tus papeles más importantes deberías llevarlos contigo. Los documentos que te van a ser requeridos esos días son tu DNI o pasaporte, la tarjeta de la Seguridad Social o del seguro privado, el libro de familia y la cartilla de tu matrona.
  • Un buen libro o un mp3: Para que el tiempo de espera se te haga más leve posible, te ayudará leer una buena novela o escuchar música o un audiolibro.

Weitere Artikel

Para después del parto en la canastilla del hospital

  • Más camisas: Deberías preparar un par de camisas más.
  • Un chándal: Es algo que te resultaría muy útil. Un par de calcetines más también te vendrán bien.
  • Un par de braguitas de algodón: Después del parto necesitarás braguitas, cuando más cómodas mejor y a ser posible simples y de algodón.
  • Uno o dos sujetadores y compresas de lactancia:Para el tiempo que estés en el hospital, necesitarás uno o dos sujetadores y compresas de lactancia.
  • Una toalla:Siempre es aconsejable tener una toalla limpia a mano por si acaso.
  • Música y libros: Más libros y música siempre serán bienvenidos. También puedes traer el listín telefónico de tus amistades, para darles noticias de vuestra buena nueva.
  • Chucherías: Después del duro parto te lo has ganado :)
  • Documentos para el registro del bebé: Algunas clínicas que ofrecen la posibilidad su inscribir directamente el bebé al Registro para que ya no tengáis que ir a la oficina. Para esto es necesario tener a mano la documentación. Si estás casada, debes traer el libro de familia. Si no lo estás casado, debes presentar las partidas de nacimiento de tu madre y de ti y el DNI.

La canastilla del bebé para el hospital

La canastilla del hospital "de emergencia" con las cosas más importantes ya la has hecho. Como váis a estar un par de días en el hospital, tanto tu bebé como tu pareja necesitarán un par de cosas. La ropita la necesitará tu bebé tan solo el último día cuando vaya a salir de la clínica. Pero lo ha de tener listo, claro. Es muy importante que si habéis comprado alguna prenda nueva, se haya lavado antes de ponérsela al bebé. Aquí te contamos lo que debes tener en la canastilla del hospital para el bebé.

  • Chal para el bebé:Lo mejor es que lo llevéis en la canastilla para el hospital para que os muestren cómo hay que envolver al bebé.
  • Body: El bebé necesita un body de algodón para cuando salga del hospital.
  • Calcetines: Un par de calcetines calentitos protegerán los pies de tu bebé.
  • Pañales: Un par de pañales no están de más.
  • Chaquetita: Dependiendo de la época del año, se necesitará una chaqueta más gordita o menos.
  • Gorrito: Un gorrito le protegerá del viento. En verano puede ser de algodón finito, para protegerle del sol.
  • Manta: Una manta puede ser especialmente necesaria en invierno.
  • Babero: Una toallita o un babero puede ser muy útil, por si vuestro hijo vomita en el viaje hasta casa.

En la canastilla para el hospital algo para papá

  • Zapatos cómodos: Como tu pareja querrá estar durante el parto y seguramente dormir en el hospital para acompañarte, es importante que se sienta cómodo.
  • Bolsa de aseo: Lo mismo que tú, tu pareja necesitará asearse el tiempo que esté junto a tí en la clínica.
  • Toalla: Nunca viene mal.
  • Chuches y bebidas: Tu pareja ha de tener suficiente energía para ayudarte en esos momentos críticos.
  • Ropa: Depende del tiempo que necesitéis estar en el hospital, necesitará mas o menos ropa.
  • Algo para celebrar: Vuestro hijo ha nacido finalmente y eso es un motivo más que claro para celebrar. Una botellita de champán o algunas delicias pueden ser perfectos.

Ayuda para organizarte después del nacimiento

Lo mejor es que hables sobre ello con tu madre, abuela, hermana o amigas. Has de preguntarles si tienen tiempo de ayudarte después del nacimiento. Déjales a ellos las tareas del hogar. Va a ser muy cansado para tí y has de estar preparada para ello. Retarda las visitas para más tarde, cuando ya estés recuperada. Relájate lo mejor que puedas, así como a tu hijo.