Derechos de la mujer embarazada

La legislación española protege a toda mujer que ha quedado embarazada. Tiene sus derechos. No sólo en el ámbito asistencial, con las prestaciones correspondientes y la baja y el descanso obligatorio sinó también en el ámbito laboral. En esta sección te hablamos de los derechos que tiene una mujer embarazada.

Condiciones de la maternidad

La protección de la maternidad se aplica a todas las mujeres que están actualmente trabajando o han realizado una cotización mínima en un periodo concreto anterior al embarazo.

Siempre que acrediten los requisitos exigidos, tanto las trabajadoras por cuenta ajena o propia, las mujeres asalariadas en una empresa, las que tienen un trabajo a tiempo parcial como las mujeres que son autónomas cuentan con los derechos de la mujer embarazada.

Estos requisitos pasan por estar afiliada y en alta, o en situación asimilada al alta, y tener cubierto un período de cotización de:

  • 90 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores o 180 días cotizados a lo largo de su vida laboral si la trabajadora tiene entre 21 y 26 años.
  • 180 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores o 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral si tiene más de 26 años.
  • Y si tiene menos de 21 años de edad en la fecha del parto no se exigirá período mínimo de cotización.
Derechos de la mujer embarazada autónoma

Derechos de la mujer embarazada autónoma

Las mujeres las autónomas también tienen maternidad. Una autónoma tiene los mismos derechos que otra emarazada. En este artículo te hablamos de las condiciones y los detalles de la maternidad en autónomas.

Comunicar el embarazo

Comunicar el embarazo

La trabajadora no tiene obligación legal de comunicar a la empresa que está embarazada. Pero es importante informar del embarazo en caso de ser un embarazo de riesgo, de necesitar cambiar el puesto de trabajo o por acudir a las visitas médicas.

Leyes sobre los derechos de la embarazada

Varias leyes avalan los derechos de la mujer embarazada. Entre otras, la Ley General de Sanidad de 1986, la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, la Ley 39/1999 para la conciliación de la vida laboral y familiar de las personas que trabajan, el Real Decreto 1251/2001 por el que se regulan las prestaciones de la Seguridad Social por maternidad y riesgo durante el embarazo y la Ley 3/2007 de Igualdad efectiva de mujeres y hombres. También el Estatuto de los Trabajadores contempla en distintos artículos los derechos de la mujer embarazada.

Etapas y derechos de la embarazada

Los derechos de la embarazada permiten protejer a las mujeres en estado como mujeres trabajadoras. Especialmente en los periodos de antes y después del parto. Toda embarazada disfruta de ciertos derechos en cada una de estas etapas de la maternidad. Dentro de los derechos de la mujer embarazada se incluyen las siguientes fases:

derechos de la embarazada Durante el embarazo

Durante el embarazo

Puedes tomarte algunas semanas de la baja de maternidad incluso antes de dar a luz. Este es uno de los derecjos que como embarazada puedes tomarte siempre que las 6 semanas de reposo obligado tras el parto sigas manteniéndolas. Igualmente estando embarazada tienes derechos como a ausentarte del trabajo por las visitas médicas y a cambiar tu zona de trabajo y tu ocupación si son perjudiciales para ti o el bebé.

derechos de la embarazada después del parto

Después del parto

Tienes 6 semanas de obligatorio descanso tras el parto. La baja de maternidad cuenta además con 10 otras semanas que puedes disfrutar seguidas, a tiempo parcial o de forma repartida con tu pareja. En caso de parto prematuro o embarazo múltiple tienes derecho como embarazada que ha dado a luz a dos semanas más de descanso (por hijo).

Derechos de la embarazada permiso de lactancia

Permiso de lactancia

Otro de los derechos existentes es el permiso para dar el pecho. Durante los primeros nueve meses, las madres pueden contar con una hora de pausa para la lactancia sin verse afectado su salario. Puede cambiarse por una reducción de jornada de media hora diaria.

Derechos de la embarazada y el trabajo

La Ley ampara a la mujer embarazada en el ámbito laboral. Tanto médicos como psicólogos insisten en la bondad de compatibilizar el tiempo de gestación con el trabajo. La única barrera que podría  impedir a una madre seguir con su ritmo laboral deberían ser los factores de riesgo físico o psicológico que el embarazo conlleve para ella o para el bebé.

En ningún caso los derechos laborales que hombres y mujeres adquieren al ser trabajadores deberían verse mermados por un embarazo sino que deben mantenrse e incluso incrementarse al estar en estado. Para muchos expertos, el principal factor de riesgo para una mujer embarazada en el trabajo es el propio embarazo.

La Ley de Igualdad y de Conciliación de la Vida Familiar y Laboral establece la nulidad de los despidos  por embarazo o lactancia natural. Asimismo, reconoce el riesgo durante el embarazo y la lactancia como causa para suspender el trabajo y establece la posibilidad de recibir una prestación de hasta el 100% del salario de la base reguladora de la incapacidad temporal. Además, en caso de realizar un trabajo con riesgo, se puede percibir la Prestación por riesgo durante el embarazo.

Derechos de la embarazada: Trabajo y seguridad

Trabajo y embarazo: Seguridad y prohibiciones

La principal prioridad durante el embarazo es tu salud y el desarrollo de tu hijo, también en tu lugar de trabajo. En el embarazoi tu lugar de trabajo y tus condiciones no deben representar ningún riesgo.

Derechos de la embarazada: El despido

Despido y embarazo

El despido de las mujeres embarazadas y también el despido de una trabajadora durante la baja por maternidad o en riesgo durante el embarazo es considerado un despido nulo. Así lo establecen los derechos de la embarazada.

Buscar trabajo durante el embarazo

Durante una entrevista de trabajo puede que te hagan la pregunta de si estás embarazada. Eres libre de responder. En general la respuesta no puede usarse en tu contra, sería discriminación, pero no deja de ser un tema delicado. Seria una excepción si la oferta de trabajo es para un trabajo nocturno.

Muchas mujeres responden que no ante esta pregunta porque tienen miedo de que el embarazo se un impedimento para conseguir el trabajo. Puesto que la mujer no está obligada a comunicar su estado, depende de ella dar a conocer este dato. Aún así, si más adelante sale a la luz que has ocultado deliberadamente el embarazo, podria haber un conflico con el empleador.