Doula

Una Doula es una persona que a lo largo del embarazo, el parto y la maternidad está al lado de la mujer cuando ésta la necesita. Un apoyo para los momentos difíciles, alguien a quién contarle los miedos y temores. Una Doula no juzga los sentimientos de la mujer sinó que está allí para compartirlos.

El trabajo de Doula, una forma de vivir

La Doula no es solo una persona que acompaña a la mujer en sus distintas etapas, del embarazo a la maternidad, una Doula está allí cuando esa mujer la necesita, para que no se sienta sola sea cual sea su estado y su momento vital. Una Doula vive su profesión pues la tarea de Doula se vuelca en la vida.

Yo, Doula

Yo, Doula

Ser Doula no es sólo un trabajo, sino muchas veces una forma de entender la vida y de sentir. Ser Doula significa comprender, respetar y empatizar con los momentos quizás más intensos de nuestra vida consciente: la maternidad, el nacimiento, la crianza...

El respeto de la Doula hacia el parto

Los sentimientos de una mujer respecto a un parto, pasado o futuro, difieren mucho de una a otra. La Doula acompaña a la mujer en esta reflexión. Una Doula siente con respeto este momento tan personal, con miedos, angustias y a veces con dolor. Para la Doula lo que importa es el sentimiento que se desprende de este momento, del parto.

Doula: Miedo al dolor del parto

Miedo al dolor del parto

Una de las cuestiones más nombradas por la mayor parte de las mujeres cuando están embarazadas (sobre todo en el caso de primeros embarazos) es el miedo al dolor en el parto. Nuestra Doula reflexiona sobre la modernidad de este concepor "miedo al dolor".

Decidir sobre el parto y el nacimiento

Cada mujer es libre de decidir cómo quiere que sea su parto. Y la Doula nos lo recuerda. El parto medicalizado, la cesárea programada... la Doula reflexiona sobre esta forma de ver la llegada al mundo y defiende por encima de todo el parto respetado.

Doula: decidir sobre el parto

¿Libertad de decisión?

Aunque parezca óbvio a veces nos olvidamos que las mujeres pueden decidir sobre su parto, deben decidir cómo vivirlo. Nuestra Doula nos recuerda que pese a la naturalidad de este concepto, no siempre es así.

Doula, apoyo en la pérdida prenatal

Cuando una mujer pierde un bebé el mundo se detiene. A muchas parejas les cuesta levantar la cabeza, o simplemente no quieren hacerlo. La Doula está allí en ese momento, para escuchar y vivir a su lado ese trance. Sin presionar sobre lo que deben sentir y lo que deben pensar. Cada pareja es un mundo y la Doula acompaña a la mujer en este duelo.

La doula acompaña el duelo

La doula acompaña el duelo

Que un bebé no haya nacido no significa que no existiera en la vida de la madre y el padre que loe speraban. Nuestra Doula, especializada en Duelo, siente la importancia de acompañar en esta pérdida.

La maternidad con ojos de Doula

También tras el nacimiento y el proceso del parto una mujer puede necesitar del acompañamiento de una Doula. No todas las madres viven de la misma manera su maternidad, a veces esperamos demasiado de esa etapa, una felicidad que a veces cuesta por los miedos y el cansancio. La Doula está allí con la mano extendida, para escuchar y acompañar.

Doula, maternidad, nuestro propio idioma

La maternidad, nuestro propio idioma

A veces olvidamos que todas las madres, todos los bebés y todas las famílias son única. Una Doula no. Es por ello que en cuestión de maternidad cada madre habla su propio idioma, y la Doula la acompaña en esta etapa