Primera ecografía

La primera ecografía se hace aproximadamente entre la octava y la doceava semanas del embarazo. Tu bebé ya mide en este momento por lo menos 10 milímetros y en ella ya se podrán apreciar los latidos de su pequeño corazón lleno de energía. Aquí te contamos en qué consiste la primera ecografía del bebé.

Una ecografía es un diagnóstico por imagen que funciona a través de los ultrasonidos. Estos se emiten a través del cuerpo de la madre, rebotan en el feto y son integrados por el aparato, produciendo una imagen que muestra una escala de grises y una serie de formas.


Es un tratamiento completamente indoloro, hace más de 25 años que se implementaron, pero el desarrollo de los aparatos ha sido espectacular en los últimos anos y se sigue avanzando en su modernización.


En un embarazo normal se suelen hacer tres ecografías, una en cada trimestre. En el caso de haber datos poco claros o dudas, puedes pedir a tu ginecólogo, o puede que él mismo te lo proponga, hacer alguna más o aprofundir con otro tipo de pruebas.

Definir el estado gestacional en la primera ecografía

La primera ecografía te permitirá básicamente comprobar si el feto está bien situado dentro del útero o conocer si se trata de un embarazo múltiple, es decir si existe más de un embrión. Además, se comprobará el ritmo cardíaco del feto, su tamaño, así como si éste se corresponde con la fecha de la última menstruación de la mujer. Todo esto servirá para poner la fecha correcta a la gestación, calcular la posible fecha del parto y establecer los siguientes controles durante el desarrollo de tu embarazo.


Así, para la primera ecografía, te colocarás en posición ginecológica, como si fuese una revisión ginecológica anual, y el ecografista introducirá dentro de tu vagina el objeto que emite los ultrasonidos. La primera ecografía, a diferencia de las otras dos, es transvaginal. No te preocupes, no vas a percibir ninguna sensación extraña ni dolor. Entonces, verás aparecer en la pantalla las primeras imágenes de tu bebé. Si no distingues nada con claridad, el médico te interpretará lo que vayáis viendo y con sus explicaciones lograrás tener una idea más clara de las imágenes. La primera ecografía suele ser muy emocionante pues se confirma que estás embarazada y puedes ver por primera vez al pequeño.

Weitere Artikel

La primera ecografía

La primera ecografía permite excluir patologías características del primer trimestre (aborto, embarazo ectópico) y determinar que el embarazo es efectivamente real y sigue adelante, además, significa el momento en que verás a tu hijo por primera vez y a partir de entonces tu relación con el bebé empezará a ser más comunicativa. La primera ecografía, es pues, la primera toma de contacto.

Primera ecografía en dos o tres dimensiones

Con la llegada de las ecografías abdominales en 3D y 4D, la percepción del feto se reconstruye digitalmente, haciendo posible que los padres vean a su hijo como si fuese una película, con las facciones y extremidades perfectamente definidas. Además, esta nueva generación de ecografías, permite ver los movimientos de tu hijo a tiempo real, es decir al mismo tiempo que él los produce.


Aun así, la primera ecografía del embarazo, y a veces también la segunda, suele ser por vía transvaginal, y no es hasta que la ecografía es abdominal que se procede a hacerla en 3D, por la resolución de la imagen, ya que en la ecografía abdominal es mejor cuando el feto es más grande, mientras que la vaginal, coo la primera ecografía, ofrece mayor claridez cuando es pequeño.