El trabajo de matrona

El trabajo de matrona es, para muchas personas, totalmente desconocido. Muchas mujeres embarazadas no saben cómo prepararse para el parto, ni qué hacer cuando el bebé finalmente llega. Para ello está la matrona, cuyo trabajo consiste en ayudar en el embarazo, en el parto e incluso durante la lactancia. Aprende más sobre las funciones, servicios y trabajo de una matrona, y cómo te puede ayudar.

Muchas mujeres que sospechan que están embarazadas van directamente al ginecólogo para que les confirme el embarazo. La mayoría de las madres primerizas no se dan cuenta de que lo que realmente necesitan es el apoyo de una matrona.

Según la Confederación Internacional de Matronas, el trabajo de una matrona es proporcionar a las mujeres el necesario apoyo, cuidados y consejos durante el embarazo, parto y el puerperio o posparto. Además, la matrona debe dirigir el alumbramiento del bebé y proporcionar los cuidados necesarios al neonato y al lactante.

Llevar a cabo medidas preventivas, tratar de que tenga lugar un parto normal y detectar complicaciones tanto en la madre como en el hijo también están en la lista de trabajo de matrona. Otra de sus misiones está relacionada con la educación para la salud, tanto de la embarazada como de la familia al completo.

Si quieres saber las diferencias que puede haber entre la atención por parte de un ginecólogo o el trabajo de una matrona, puedes leer nuestro artículo ¿Matrona o ginecólogo?

Más trabajo para la matrona de lo que parece

Aparte de la atención hospitalaria, donde atienden los partos eutócicos sin la presencia del ginecólogo y controlan todas las dilataciones, el trabajo de la matrona concierne muchas otras funciones, en la atención primaria realizan el control del embarazo de bajo y riesgo medio, citologías, planificación familiar, puerperio, menopausia, jóvenes, salud y escuela .... y los grupos que ello conlleva. Además también pueden ser responsables de una casa de partos (aunque en España es un concepto muy nuevo) o hacer partos a domicilio con el control debido antes del parto y el puerperio.

Weitere Artikel

Asesoramiento y cuidado es trabajo de la matrona

El trabajo de una matrona consiste también en responder a distintas preguntas sobre la alimentación y el estilo de vida durante el embarazo. Te da consejos útiles para lidiar con el bebé después del nacimiento y puedes hablar con ella sobre que lugares de nacimiento hay (hospital, casa de partos aunque en España es muy nuevo, o en tu propia casa) y sobre cómo te imaginas el proceso de nacimiento. Si has construido una relación de confianza con tu matrona también le puedes preguntar también sobre las relaciones y la sexualidad y discutir con tus problemas o miedos. Cuanto más tiempo te conoce, más personalizada e intensa puede ser la atención. Otro punto importante es el cuidado médico, es por ello que en la primera visita te dará el Carnet de embarazada y se ocupará de la mayoría de pruebas de control a lo largo del embarazo. Algunas pruebas, sin embargo, las pueden hacer sólo los ginecólogos especializados.

El trabajo de la matrona consiste en

  • Medir tu peso y tu presión arterial
  • Examinar tu sangre y la orina
  • Determinar la ubicación, el crecimiento y el tamaño de tu bebé antes de nacer
  • Controlar y asegurarse del correcto latido del corazón de tu hijo y tus contracciones en los controles al final del embarazo
  • Identificar las posibles irregularidades y riesgos relacionados con el nacimiento, así  pueden ser corregidos.

Como trabajo de la matrona encontramos pues diagnosticar el embarazo y supervisarlo, realizar los exámenes necesarios para la supervisión del desarrollo de los embarazos, prescribir o asesorar sobre los exámenes necesarios para el diagnóstico precoz de los embarazos de alto riesgo y facilitar programas de preparación prenatal y preparación completa al parto, incluida la información relacionada con la higiene y la nutrición.

Preparación para el parto

Entre el trabajo de la matrona hay mucho más que la atención y el apoyo durante el parto y el puerperio. Muchas matronas han ampliado su atención realizando clases de preparación del parto, yoga, acupuntura y otras medidas preparatorias de nacimiento.

A lo largo del parto, pues, el trabajo de la matrona es prestar cuidados y asistencia a la madre durante el parto y supervisar la condición del feto en el útero mediante los métodos clínicos y técnicos apropiados.

El trabajo de la matrona es también atender el parto normal cuando se trate de una presentación de vértice, incluyendo, si es necesario, la episiotomía, y, en caso de urgencia, atender el parto en presentación de nalgas.


Además se encarga de reconocer en la madre o en el niño los signos indicadores de anomalías que precisen la intervención de un médico y, en su caso, asistir a éste; adoptar las medidas necesarias en ausencia del médico, en particular la extracción manual de la placenta, seguida en su caso del reconocimiento manual del útero.

El trabajo de la matrona tras el parto es reconocer y prestar cuidados al recién nacido, adoptar todas las iniciativas precisas en caso de necesidad y practicar, si llega el caso, la reanimación inmediata. También asistir y supervisar los progresos de la madre después del parto y prestarle el asesoramiento necesario en relación con los cuidados al niño para que pueda garantizar el progreso óptimo del recién nacido.

El trabajo de la matrona en el parto en casa

También puedes traer a tu hijo al mundo en tu casa: la matrona que te ha acompañado desde el principio del embarazo te informará con tiempo de lo que debéis tener en cuenta para que esté todo preparado. No debes preocuparte, las parteras, las matronas, son las profesionales más preparadas, es el trabajo de la matrona traer un bebé al mundo. Un parto en casa es posible si tu embarazo progresa con normalidad y no hay complicaciones ni contigo, ni con el bebé, ni posibles enfermedades. Aún así es aconsejable tener a mano el contacto de los servicios de emergencia por lo que pudiese pasar.

Casa de parto

Una casa de parto es un concepto muy novedoso en nuetro país aunque hay algunas. En otros países europeos (como Holanda o Alemania) hace más tiempo que están implantadas. Es donde una matrona desarrolla el trabajo principal. Consiste en un centro independiente a los centros sanitarios públicos, llevado por una o varias matronas, y realizan distintas tareas. Desde asesoramiento e información, cursos, terapia naturales para el parto, a la atención de los partos naturales en el mismo centro, con un espacio especialmente preparado para ello. Así el nacimiento tiene lugar en un ambiente tranquilo y seguro. Además de tu pareja también pueden estar presentes  miembros de tu familia o incluso amigos. En este espacio el nacimiento se considera un proceso natural, en el que normalmente no es necesario intervenir. Si tu embarazo ha estado exento de complicaciones, no hay ningún motivo para no realizar un parto así. En caso de alguna complicación o riesgo, es más seguro la atención en el hospital.

Trabajo de la matrona en el puerperio

dentro del trabajo de la matrona la atención en el puerperio, después del parto, es muy importante. La comadrona controlará el retroceso y la vuelta a la normalidad de tu útero, el desarrollo de los loquios (secrecion vaginal de sangre y líquido que aparece después del parto y que persiste de forma intermitente durante el puerperio hasta que llega la primera menstruación) y seguirá el proceso de curación de la cicatriz de la cesárea. También te ayudará con el cuidado del bebé y la lactancia. Supervisará el peso del bebé y los cuidados del cordón umbilical. Además puede enseñarte algunos ejercicios para la espalda o para  el suelo pélvico. Encuentra más información sobre el papel de la matrona en esta fase en  nuestro artículo El apoyo la matrona después del nacimiento.