Estudiar para matrona

La persona que os acompaña durante el embarazo, el parto y el posparto lleva a sus espaldas años de preparación. Estudiar para matrona es hacer una especialización de la rama de enfermería, por ello su formación es muy completa. Estudiar para matrona comprende cuatro años de carrera de enfermería y luego dos de máster de especialización para matrona y luego la residencia de dos añps. Aquí te lo detallamos por si quieres estudiar para matrona.

La matrona es un profesional reconocido internacionalmente en todos los sistemas sanitarios en los que se considera una figura esencial que incide en un ámbito social tan importante como el de la maternidad y la atención integral durante el ciclo vital de la mujer en todas sus fases: salud reproductiva, climaterio y sexualidad.

Estudiar para matrona es completo pues la formación de estas profesionales debe adecuarse a la evolución de los conocimientos científicos y tecnológicos y a la de su ámbito de actuación en los distintos sistemas sanitarios. A este respecto, la importancia que han adquirido, en la década de los ochenta, las facetas de prevención y promoción de la salud, ha implicado una ampliación del ámbito de actuación de este especialista más allá de sus actividades tradicionales en la atención a la gestación, parto y posparto, que sin duda han repercutido en el enfoque y características de su formación.

Para estudiar para matrona se exige préviamente el titulo de diplomado/graduado en enfermería hecho que determina que el profesional que accede a esta especialidad ostenta ya una amplia formación general en enfermería, que permite que este programa se centre en los conocimientos teóricos y actividades clínicas y practicas más estrechamente relacionados con la especialidad de Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona) y con las demandas que la sociedad actual requiere de este profesional.

La formación teórica al estudiar para matrona tiene una parte de práctica clínica necesaria que se centra en enfermería maternal y del recién nacido, enfermería de la mujer y la familia, educación para la salud de la mujer, administración de los servicios obstétrico-ginecológicos (Matrona), investigación en Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona) y legislación y deontología en Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona).

Así pues al estudiar para matrona a la formación teórica la acompaña una formación clínica que tiene por objeto que la matrona residente realice durante el periodo distintas prácticas para adquirir las competencias profesionales exigidas.

Entre el 60%-70% de la formación clínica de quién ha decidiedo estudiar para matrona se realiza en atención especializada, en hospital en el que se lleve a cabo el programa de atención materno-infantil, y entre 40%-30% en atención primaria y comunitaria, donde se desarrollen los programas de atención a la mujer y/o salud sexual, reproductiva y climaterio. Claro está que el estudiar para matrona y sus planes de estudio, siguen el Plan Bologna pero tienen ss especificidades según al universidad que lo imparta.

Si quieres estudiar para matrona o especializarte dentro de la titulación de enfermería infórmate bien.

Weitere Artikel