La comadrona en el puerperio

Durante el parto y después de él la comadrona sigue a tu lado. Cuando tienes a tu bebé en brazos empieza otra etapa en la que también vas a cuidarle y a ocuparte de él con cuerpo y alma. Para los primeros cuidados, la comadrona te enseña cómo debes hacerlo, para que las dudas no te llenen de miedos y temores.

¿Qué es el puerperio?

El puerperio es el tiempo que sigue inmediatamente al parto, dura, aproximadamente unas 6 u 8 semanas y es en ese tiempo que el cuerpo de la mujer se recupera tras dar a luz. La atención de la comadrona es de seguimiento y de ayuda, y la atención es tanto para la madre cómo para el bebé. La comadrona es una professional de la obstetrícia y por lo tanto puede atender todas las dudas y problemas cotidianos. En caso de sucederse alguna complicación, ella misma acue rápidamente a un pediatra o ginecólogo.

Weitere Artikel

La ayuda para la madre

Por supuesto, el seguimiento que hace la comadrona procura también por tu salud. Irá controlando, por ejemplo, que el útero haya regresado a su posición habitual o si se han producido algunas infecciones, y también puede que te enseñe algunos ejercicios para tu recuperación. En estos primeros días tras el parto la comadrona controla, por ejemplo, si se te realizó la episiotomía o un posible desgarro perineal, y controla que los puntos de sutura sigan bien su curso. Incluso si desarrollas un poco de depresión post-parto se preocupará por ti.

La comadrona también te da consejos y sugerencias sobre el cuidado del bebé. Te va a explicar cómo se puede bañar al bebé, o como puedes arroparlo, las posturas para dormir, los pañales...  Particularmente importante es el cuidado del ombligo. Debe ser cuidado correctamente, para que cicatrice, se seque y caiga. A menudo el tema de la nutrición también es interesante. La comadrona te responderá a todas tus preguntas acerca de la lactancia, y puiede que te de algunos consejos sobre el material de la ropita del bebé, sobre los sacaleches o los protectores para los pezones, o algo tan básico cómo la vacunación que luego ya ampliarás con el pediatra.

Alguna comadrona puede que te hable de otras terapias complementarias como los masajes, el yoga, los grupos de ayuda... Es interesante y normalmente ayuda bastante compartir las experiencias con otras madres, aprendes mucho incluso sobre tí misma.

La comadrona te enseña a cuidar del bebé

En los primeros días, la comadrona examinará a tu hijo a fondo para descartar la existencia de malformaciones congénitas o lesiones del parto. Se le toman todas las constantes, el peso y su ganancia, la longitud, e incluso, si fuera necesario, se le tomaría una pequeña muestra de sangre para detectar enfermedades metabólicas hereditarias, y si es necesario iniciar los tratamientos adecuados para prevenir cualquier problema. Si quieres que la niña lleve pendientes la comadrona será quién se los ponga.

Más información sobre la comadrona

Puedes econtrar más información acerca de la comadrona en nuestra sección Matronas, el tipo de atención que realiza antes, durante y después del parto. También puedes encontra información sobre las Doulas y los Grupos de apoyo que organizan las comadronas para embarazadas y mamás.