Muestra de vellosidades coriónicas

La muestra de vellosidades coriónicas analiza las células que sobresalen de la placenta con el fin de detectar anormalidades cromosómicas en el feto. Se suele realizar entre las semanas diez y trece de embarazo.

¿Qué es la muestra de vellosidades coriónicas?

Como en el caso de la amniocentesis, no todas las mujeres deben realizarse la muestra de vellosidades coriónicas, sólo las que reúnen determinadas características. El análisis, en mayor grado que la amniocentesis, aumenta levemente las posibilidadades de sufrir un aborto espontáneo. Además algunos expertos lo relacionan con deformidades en el futuro bebé. El especialista sugerirá la realización del análisis de vellosidades coriónicas (AVC) en los casos en los que:

  • La futura madre cumplirá 35 años antes de que se produzca el parto. Las posibilidades de que el niño nazca con defectos cromosómicos (como el Síndrome de Down) aumentan con la edad.
  • Algún embarazo anterior estuvo caracterizado por desórdenes cromosómicos o el bebé nació con deformaciones.
  • Alguno de los padres tiene un defecto cromosómico o un problema genético.

Weitere Artikel

La muestra de vellosidades permite detectar trastornos

Existen más de 3.000 trastornos genéticos diferentes y se cree que esta prueba en el futuro podrá detectar la totalidad de ellos. De momento, identifica con acierto en más de un 99 por ciento de los casos de trastornos como el síndrome de Down, la enfermedad de Tay-Sachs, la anemia faliciforme, etc. Sin embargo la muestra de vellosidades coriónicas no sirve para encontrar defectos en el tubo neural, como en el caso de la espina bífida.


Es fundamental que el médico que vaya a realizar la prueba sea experimentado. Las complicaciones derivadas de la prueba según algunos expertos están relacionadas con la inaptitud del especialista.

Corion, el material genético de tu hijo

El corion forma una capa de células en el exterior del útero y por lo general es del mismo material genético qué su hijo. El tejido del corion en la superficie tiene pequeñas protuberancias llamadas vellosidades coriónicas. Durante la progresión del embarazo a través de estas vellosidades se produce el intercambio de material entre tú y tu hijo. El análisi de estas vellosidades permiten analizar la composición genética y los cromosomas de su hijo.

¿Cómo se realiza la muestra de vellosidades coriónicas?

En la muestra de vellosidades coriónicas se examinan los cromosomas del bebé a través del tejido de la placenta, una extracción que se hace por la introducción de una aguja a través de la pared abdominal o a través de un catéter en la vagina.


El primer paso será realizar una ecografía para detectar, de cuántas semanas te encuentras y para localizar la placenta. Dependiendo de la posición de la placenta el médico puede elegir dos formas distintas de muestreo: a través de la vagina y el cérvix o por el abdomen. Se hace de una manera u otra dependiendo de la parte del cuerpo por la que la placenta se une al útero. Ninguno de los dos es totalmente indoloro.

  • La Muestra de vellosidades coriónicas transcervical: es el método más común. El especialista limpia la vagina y el cuello del útero con un antiséptico para evitar que ninguna bacteria llegue al útero. Entonces, introduce un catéter que toma una muestra del corion o membrana que acabará formando parte de la placenta.
  • La Muestra de vellosidades coriónicas transabdominal: se introduce una aguja por la parte del abdomen que el médico considere más segura según la información que le dan los ultrasonidos. Por el interior de ésta hay otra más fina que toma la muestra de las células corónicas, que darán información genética sobre el feto.

Resultados de la muestra de vellosidades coriónicas

Los resultados se suelen tener de tres a cinco días después de la prueba, que no suele durar más de media hora.


La mujer nunca debe ir sola a la consulta del médico para realizarse la prueba de muestra de vellosidades coriónicas. Después de ésta, se encontrará agotada. Es usual que deba dormir el resto del día, por lo que no debería hacer ningún plan y reservar la jornada para descansar.


Además, puede sufrir un leve sangrado vaginal, del que deberá informar al médico. Por otro lado, se puede producir una infección, por lo que si detecta fiebre debe acudir inmediatamente al hospital.

Inconvenientes de la muestra de vellosidades coriónicas

El riesgo de aborto involuntario en una muestra de vellosidades coriónicas es de aproximadamente 0,5 a 1 por ciento. Por tanto, es mayor que la de la amniocentesis con un 0,25 a 0,5 por ciento. La prueba debe hacerse antes de las 10 semanas, de lo contrario, aunque hay pocos casos, se podría causar deformidades en las extremidades. En caso de duda el médico te aconsejará una amniocentesis para comprobar el resultado.


Otro inconveniente de la muestra de vellosidades coriónicas es que no se ofrece en todas partes. Algunas mujeres se dan cuenta tarde que estan embarazadas, entonces este método no es adecuado.


A diferencia de la amniocentesis la muestra de vellosidades coriónicas no puede detectar la enfermedad de espina bífida (lesión de la médula espinal).