Triple Screening

El Triple Screening, o Triple Test es un análisis de sangre que se realiza entre la semana 15 y la 18. No pone en peligro a tu futuro bebé. Se utiliza para detectar riesgo de enfermedades congénitas.

¿Qué es el Triple Screening?

El Triple Screening analiza tres hormonas que produce el feto y son transmitidas a la sangre de la madre. No es la prueba preferida de las mujeres embarazadas, ya que es propensa a errores de diagnóstico. Sin embargo, puede ser de gran ayuda para decidirse a favor o en contra de la amniocentesis.

Las tres hormonas a analizar:

  • Alfa-fetoproteína (AFP): Se formas en el hígado de tu bebé y se excreta a través de los riñones en el líquido amniótico. Esto hace que sea detectable en su sangre. Si el niño puede sufrir un defecto del tubo neural (espina bífida), entonces el valor de esta hormona es mayor. Si es menor puede tratarse de un trastorno cromosómico.
  • Estriol (E3): Los precursores de estriol son producidoss por las glándulas suprarrenales y el hígado del bebé. En la placenta estas sustancias se convierten en estriol. El estriol se puede detectar en la sangre y se enriquece en el curso del embarazo. Si se detecta una reducción del valor de estriol, puede que el bebé sufra de una anomalía cromosómica.
  • Gonadotropina coriónica humana beta (ß-hCG): Se crea unos días después de la fecundación del óvulo. Mantiene la producción de progesterona, sumamente importantes para el embarazo, y además interviene en la tolerancia inmunitaria durante el mismo. Un aumento del valor de esta hormona puede indicar que el bebé puede estar sufriendo de síndrome de Down. Si el valor se reduce puede ser que padezca el síndrome de Edward.

Weitere Artikel

Cierto riesgo del Triple Screening

No debes olvidar que el triple Screening tiene un grado de riesgo. No puede garantizarte una seguridad del cien por cien. Por medio de tu edad, el peso y la duración del embarazo, así como los resultados de determinados análisis de sangre se puede calcular el riesgo de una modificación de los cromosomas del bebé.

Resultados del Triple Screening

Cuando estas hormonas son analizadas, los resultados deben encontrarse entre unos parámetros determinados. Si no es así, es decir si, por ejemplo, los sobrepasan, puede ser un indicador de un defecto del tubo neural del feto (como la espina bífida).


En cambio, si no alcanzan los índices recomendados puede ser debido a una irregularidad en sus cromosomas como la causante del síndrome de Down. El problema es que el triple screening no es una prueba que sirva para diagnosticar enfermedades, sino solo para indicar el nivel de riesgo que nuestro futuro hijo tiene de sufrirlas.


Además, tampoco es una prueba exacta, ya que el motivo de que exista alguna anormalidad en el triple screening no tiene por qué estar relacionado con una enfermedad congénita. Podría suceder, por ejemplo, que se deban a que vayas a tener gemelos, que el feto tenga diferente edad de la que creías o que te hayan hecho mal la prueba.


Si te han realizado el triple screening correctamente y no tienes un embarazo múltiple, seguramente te recomienden hacer otra prueba, como una amniocentesis, que sí que incrementa ligeramente el riesgo de aborto.

¿Qué puede generar un falso resultado del triple screening?

  • En un embarazo múltiple, los tres valores son mayores
  • Para las mujeres fumadoras o vegetarianas, la hormona hCG aumenta
  • Por un mal cálculo de la duración del embarazo
  • Si hay un crecimiento anormal del bebé
  • Si padeces Preeclampsia (gestosis)
  • Si sufres una enfermedad renal
  • A causa de una diabetes tratada regularmente con insulina
  • Si tienes sobrepeso
  • La placenta tiene un mal funcionamiento

¿Por qué hacerse un triple screening?

Pero ¿por qué debe hacerse un triple screening si es tan incierta? Te puede ayudar a decidir si quieres hacerte una amniocentesis. En particular, las mujeres menores de 35 años tienen una probabilidad menor que el niño tenga un defecto genético. Mientras que el bebé de una mujer embarazada de menos de 35 años tiene una probabilidad de 1 entre 1351,  en mujeres mayores de 35 años es de 1 entre 384. Si se encuentra en esta prueba que el riesgo es elevado, entonces tu ginecólogo te recomendará probablemente una amniocentesis. Con un estudio de los cromosomas del bebé se podrá detectar realmente si sufren de un defecto genético. Tu médico debe informarte de todos los pros y los contras sobre esta prueba.