Segundo trimestre de embarazo: Desarrollo del bebé

Aquí te ofrecemos como se desarrolla tu bebé dentro de ti mes a mes. ¿no tienes curiosidad?

4 meses

En el cuarto mes aparece el cabello en la cabeza y cuerpo, y los caracteres faciales se hacen mas definidos, en este tiempo la placenta estalla firmemente definida y toda la cavidad uterina esta ocupada por el feto, el cual se mueve libremente dentro del útero materno con toda libertad de movimiento, puede curvar la cintura y las caderas, torcer el cuerpo, rodar sobre si mismo y hacer todo tipo de piruetas sin el menor esfuerzo, todo esto ocurre al final del cuarto mes, después de la concepción cuando el feto esta mas o menos comploto y cuando ya se puede reconocer en él a un ser humano, a pesar de tener solamente 8 cm de largo.

Para ese momento todos los sistemas del organismo del feto están bastante desarrollado. Mientras tanto la placenta un órgano vital para el desarrollo y el bienestar del feto también se va desarrollando, y toma a su cargo el ejercicio de diversas funciones.

La placenta pertenece, a un mismo tiempo a la madre y al feto, tiene el tamaño y la forma de un plato grande, con el cordón umbilical en el centro.
El cordón umbilical cumple la función de llevar todas las sustancias vitales de la madre hasta el feto.

La osificación del esqueleto a progresado rápidamente y este se ve con toda claridad en las radiografías del abdomen materno para el comienzo de la decimosexta semana. Durante esta etapa se precisa la distribución del cabello que proporciona orientación en cuanto al desarrollo fetal incipiente.

5 meses

El crecimiento es un poca más lento durante este periodo, pero el feto todavía aumenta la longitud coronilla a rabadilla hasta alrededor de 50 mm. Las extremidades inferiores adquieren sus proporciones relativas finales y los movimientos fetales comúnmente conocidos como “pataditas” con mucha frecuencia lo siente o percibe la madre.

El cuerpo de un feto de 20 semanas está en general completamente cubierto por una vellosidad muy fina llamada lanugo; este puede ayudar a que el vérnix se fije a la piel. Para el final de esta etapa, también son apreciables las cejas y el cabello. En este periodo se forma la grasa parda y es el sitio de la producción de calor particularmente en el neonato. Este tejido adiposo especializado produce calor al oxidar ácidos grasos. La grasa parda se observa principalmente: en el suelo del triángulo anterior del cuello alrededor los labios subclavios y carotídeos; detrás del esternón y en las regiones perirrenales. Esta clase de tejido adiposo tiene concentración alta de mitocondria la cual le da el tinte pardo.

En el transcurso del quinto mes, un día el feto logrará introducir el pulgar en su boca, iniciandoce el paulatino aprendizaje de un acto reflejo, Fundamentalmente en su vida extrauterina: la succión.

Por otra parte , el cuerpo del feto se adapta a los movimientos de la madre. Si esta descansa, el feto aprovecha para moverse , pues entonces esta sometido a menos presiones exteriores. Por el contrario si la madre se mueve, el niño se encorva, se acurruca plegándose sobre sí mismo para evitar ser lastimado.

Weitere Artikel

6 meses

Al entrar al sexto mes de la gestación el feto empieza a acumular grasa, su cuerpo se cubre de lanugo y una sustancia protectora blanca y oleosa ( vérnix ). Abre ya las manos y los ojos. De allí en adelante, se prepara para volverse un ser independiente. Crece y aumenta de peso; el cabello crece también, y la mayor parte del lanugo se cae. Como ya es más grandecito dispone de menos espacio para moverse, pero necesita crecer aun más para sobrevivir con buena salud.

La piel esta generalmente arrugada , en particular en la parte incipiente de este periodo. La piel es más translucida y de color rosado a rojo por que se a tornado visible la sangre visible en los capilares alrededor de las 24 semanas, las células alveolares del pulmón han comenzado a fabricar surfactante un lípido con actividad sobre la tensión superficial que mantiene la capacidad de distenderse de los alvéolos.

Un feto nacido durante el sexto mes o en la primera mitad del séptimo tendrá gran dificultad para sobrevivir aunque pueden funcionar varios sistemas orgánicos, el aparato respiratorio y el sistema nervioso central no se han diferenciado lo suficiente y aun no se ha establecido la coordinación entre ambos.

Sentir al bebé

Si no es tu primer embarazo, te resultará más fácil percibir los movimientos del bebé en tu vientre, y es que, al haber estado embarazada en otra ocasión, distingues mejor las suaves pataditas y los cambios de postura cuando una primeriza los achaca a cualquier otro motivo.

También influye tu constitución; las mujeres más delgadas, suelen sentir más temprano los movimientos del bebé que las más gorditas. Al igual, que te será más fácil distinguir estos movimientos si estás acostada o sentada.

Muchas mamás describen estos primeros movimientos como un pez nadando en su tripa o una mariposa que aletea. Por esto, es muy fácil que los primeros movimientos de tu bebé los ignores pensando que estas teniendo una mala digestión o algún problema de gases.

Al principio las pataditas son pocas y suceden muy de vez en cuando, esto es porque tu bebé tiene todavía mucho espacio y se encuentra muy cómodo en tu barriga, además, aunque se mueva regularmente, al haber todavía mucho espacio, muchos de sus movimientos no los sientes.

Al ser todavía tan pequeño, es normal percibir sus movimientos cuando estás relajada y con más intensidad cuando vayas a dormir. También es habitual que se mueva más por la tarde y cuando has comido.

Pero hasta que no pasen más semanas, casi al final del embarazo, no podrás sentir como mueve con fuerza, aunque más lentamente, sus extremidades. Será además cuando incluso los podrás reconocer visualmente si prestas atención a tu barriga, pues a veces se crean figuras que dibujan alguna parte de tu bebé.

Consejos y sugerencias

En caso de que todavía sigas con el hábito de fumar o beber alcohol, el crecimiento y aumento de peso de tu bebé se verá afectado. Nunca es tarde para dejarlo o, si no lo consigues, al menos, intentar reducir el consumo. No dejes de seguir una dieta sana, saludable y nutritiva. Bebe mucha agua, zumos y leche.

Es necesario que sigas cuidándote; duerme 8 horas y si te sientes cansada durante el día tómate un descanso; no hagas esfuerzos excesivos. Si hay alguna falta en tu embarazo puede ser que sientas calambres en las piernas (esto ocurre por ejemplo si la cantidad de calcio de tu dieta es insuficiente). Contrólalo.

Existe la posibilidad de que tengas estreñimiento. Bebe más agua y zumos de frutas, come más alimentos que tengan fibras (frutas y verduras) y haz un poco de ejercicio. Sobre todo, no tomes laxantes o antiácidos sin preguntarle antes a tu médico.

Si caes en la tentación de comparar tus sensaciones y las de algunas amigas embarazadas o que ya hayan sido madres, no te asustes si no sientes lo mismo que ellas. Cada bebé es diferente en su modo de moverse, y no hay un patrón de movimiento ideal. Lo importante es que su nivel de actividad no cambie demasiado, con eso sabrás que lo más probable es que todo vaya bien.