Semana 23 de embarazo

En la semana 23 el niño desarrolla su sentido del gusto. El pequeño saborea y huele al final también y los utiliza bastante. Además, lo más increíble es que a través de tu alimentación puedes influenciar el sentido del gusto de tu hijo. Conoce aquí más detalles sobre la semana 23 de gestación

Semana 23: Desarrollo del bebé

Tu pequeño está ahora está completamente cubierto por el  vérnix caseoso. El vérnix protege su piel durante su larga inmersión en el líquido amniótico y retiene el calor del cuerpo. Esta capa es cremosa y contiene colesterol, y consiste en una mezcla de secreciones grasas procedentes de las glándulas sebáceas fetales y de células epidérmicas muertas, le cubrirá el cuerpo desde la semana 23, más o menos, hasta el nacimiento. La capa protectora también hace que al nacer le sea más fácil deslizarse para salir. En algunos niños se puede ver la capa blanca aún poco después de salir.

En la semana 23 ya mide 28 centímetros y pesa 450 gramosy ya empieza a tener un ligero ritmo de sueño-despierto, por lo que debes procurar que no se despierte por culpa de ruidos fuertes. Si el bebé está despierto durante la ecografía, y la realizáis en la semana 23, podrás ver como mueve sus pequeños ojitos debajo de los párpados cerrados. El desarrollo de los músculos y otras funciones son notables, especialmente lo puedes notar con los golpes y las patadas, ¡tiene fuerza!. Con las manos el pequeño ahora puede incluso realizar una gran variedad de movimientos. El pequeño sigue creciendo y aumentando de peso.

El bebé en la semana 23 de gestación

Semana 23: Tu cuerpo

En la semana 23 es cada vez más evidente que estás embarazada. Tu barriga crece y crece, y es cada vez más redondita. Tal vez compares sin querer, por ejemplo en una clase de yoga, tu vientre con el de las otras madres  y entonces te das cuenta de que no se parecen, ninguna, aunque estéis igualmente en la semana 23. Cada embarazo es único y esto se puede ver mirando la barriga de las mamás.

El volumen de sangre aumenta de forma constante hasta el nacimiento, y este aumento de la cantidad de sangre ya es bastante notable en la semana 23: puede que sufras un repentino mareo al estar de pie o al cambiar de posición. La razón del mareo es una falta momentánea de sangre en el cerebro cuando la sangre baja hasta la mitad inferior del cuerpo. Lo que debes hacer ante estos mareos es sentarte o recostarte un momento. Debes actuar como si tuvieses cambios bruscos de presión, levantándote e incoporándote poco a poco.

Semana 23: En la consulta mádica

Semana 23: hinchazón de piernas

Hinchazón de piernas

Para la mayoría de las mujeres, la retención de agua se produce sólo hacia el final de los nueve meses. Sin embargo puedes notarlo antes, por ejemplo en esta misma semana 23. Las manos y los pies se hinchan, los anillos y los zapatos apretados son un tormento, en casos severos, incluso la cara y las piernas se ven afectadas. La retención de agua es causada por las hormonas. Dado que los vasos sanguíneos cambian de tamaño, la sangre es a veces mal transportada y fácilmente puede caer en el tejido. Además, los vasos sanguíneos son más permeables de lo normal, por lo que los líquidos penetran más. Por lo tanto es normal que en las paredes de los tejidos se acumule agua, incluso en esta etapa mediana de la semana 23 por la que pasas. El edema es realmente desagradable, pero en la mayoría de los casos totalmente inofensivo.

Semana 23: cuarta visita de control

Cuarta visita de control

Alrededor de la semana 23 se realiza normalmente la cuarta visita de control. En esta visita se controla el peso y la tensión arterial y se actualiza el carnet de embarazada. También se mide el crecimiento del útero pero los exámenes vaginales son opcionales. Para quejas, temores o preocupaciones que no debes tener miedo de hablar con el médico o la comadrona.

Semana 23: Consejos y sugerencias

Semana 23: Pensar en el lugar de parto

Alternativas al hospital: centro de maternidad o parto en casa

Aunque estando en la semana 23 faltan aún días para el parto, puede que te plantees ahora dónde realizarlo. Puede hacerse en el hospital o puedes elegir un parto natural. Una de las opciones es acudir a un centro de maternidad o a una casa de nacimientos. Lo que desde hace unos años está queriéndose recuperar es el parto en casa. Para ello debes saber que la Seguridad Social no cubre los costes, que debes contactar con Doulas o matronas y comadonas que estan especializadas en ello y no olvides que casi una décima parte de los partos planificados en casa necesitan terminar en el hospital, aunque no suele ser una atención de urgencia. Es por eso que debes tener cerca el hospital donde se terminaría si hiciera falta, de forma que estés segura de que la posibilidad de un ingreso en el hospital pueda hacerse sin problemas.

Semana 23: masaje contra las estrías

Masaje contra las estrías

Con la barriga cada vez mayor, el masaje contra las estrías es un poco más difícil. Si lo has ido haciendo, al llegar a la semana 23 verás que cuesta un poco más. Sin embargo es importante que lo mantengas , después de todo querrás que tu piel se recupere después del parto. Sin embargo, las estrías tienen mucho que ver con la herencia genética. Así que solo puedes favorecer que no aparezcan tanto. Hay un tipo de masaje concreto contra las estrías de la barriga. Es aconsejable realizar este masaje directamente después de la ducha o el baño, sentada cómoda, con un poco de aceite en las manos masajeas tu barriga con gestos circulares. Luego coges pequeñas partes de la piel, como pellizcándola, separando la piel del interior, de la zona más alejada hacia el ombligo. Ten cuidado de no hacerte daño. Es aconsejable realizar los ejercicios 2 o 3 veces al día, no empezar más tarde del tercer mes y parar un mes antes del parto.

Desarrollo del embarazo en la semana 23

Semana 1.

Desarrollo
El primer día de embarazo es el primer día del último período. Este momento es conocido para la mayoría de mujeres, pero el momento de la fecundación normalmente no. Para la fecundación, pero, deben pasar aún algunos días, así que en las primeras dos semanas, no se está exactamente "embarazada".

Semana 2.

Desarrollo
En la segunda semana después de tu menstruación la mucosa del útero está lista para ser acoger a un óvulo fecundado. El óvulo va madurando preparándose para la fecundación así que ahora es el momento perfecto para quedar embarazada.

Semana 3.

Desarrollo
El óvulo es fertilizado, cuando un espermatozoide penetra en él. El sexo del niño ya está determinado a partir de este mismo momento. Alrededor de 30 horas después de la fecundación, el óvulo comienza a dividirse y migrar hacia el útero. 10 días después de las relaciones sexuales es posible hacer una prueba de embarazo.

Semana 4.

Desarrollo
El óvulo se instala en el revestimiento del útero. A través del corion, lo que más adelante será la placenta, recibe los nutrientes de la sangre.

Semana 5.

Bebé
Tamaño: de 0,5 a 1,0 mm

Desarrollo
El corazón del embrión ya está latiendo. Los principales órganos comienzan a crecer, al igual que la yema a partir de la cual se desarrollaran las extremidades de brazos y piernas. Ahora, ya puedes hacerte una prueba de embarazo.

Más acerca de la la Semana 5. de Embarazo

Semana 6.

Bebé
Tamaño: de 1 a 3 mm

Desarrollo
El útero está creciendo y ha alcanzado aproximadamente el tamaño de una mandarina. El embrión puede verse como una pequeña forma curvada. Tus niveles hormonales suben de forma masiva en ese momento. Tu cuerpo está cambiando. Date tiempo para este cambio.

Más acerca de la Semana 6. de Embarazo

Semana 7.

Bebé
Tamaño: de 2,5 a 7 mm

Desarrollo
Los dedos de las manos y los pies del embrión empiezan a formarse. El corazón sigue desarrollándose y late dos veces más rápido que el tuyo. En una ecografía ahora ya puedes reconocer a tu pequeño.

Más acerca de la Semana 7. de Embarazo

Semana 8.

Bebé
Tamaño: de 9 a 16 mm

Desarrollo
A tu bebé se le va formando la carita: los ojos, los párpados, la nariz. Además se desarrollan el oído interno y las células nerviosas del cerebro. Es ahora cuando empieza sus primeros movimientos, aunque tu no vas a sentir nada aún. El útero puede que ya presione sobre la vejiga.

Más acerca de la Semana 8. de Embarazo

Semana 9.

Bebé
Tamaño: de 16 a 24 mm

Desarrollo
Esta es la última etapa de desarrollo del embrión. El útero ha crecido y ahora es dos veces mayor que en la concepción. Algunas mujeres ya han notado un cambio en el abdomen, aunque no suele percibirse de manera significativa.

Más acerca de la Semana 9. de Embarazo

Semana 10.

Bebé
Tamaño: de 25 a 32 mm

Desarrollo
Los órganos vitales se han desarrollado. El embrión se convierte en un feto con una pequeña carita humana. El primer signo visible de tu embarazo puede manifestarse en un cambio de la piel del rostro.

Más acerca de la Semana 10. de Embarazo

Semana 11.

Bebé
Tamaño: de 34 a 41 mm

Desarrollo
El feto ya tiene todas las partes principales del cuerpo. En un feto de sexo masculino ya se le puede ver el pene en esta semana. Tu volumen de sangre aumenta, esto se refleja en el aumento de la sed y una mayor sensación de calidez o incluso calor.

Más acerca de la Semana 11. de Embarazo

Semana 12.

Bebé
Tamaño: de 43 a 51 mm
Peso: unos 14 g

Desarrollo
El corazón del bebé late de 120 a 160 veces por minuto. El riesgo de aborto involuntario es mucho menor ahora que en las pasadas semanas. El útero es ahora tan grande como el puño de un hombre e incluso se puede sentir a través de la pared abdominal.

Más acerca de la Semana 12. de Embarazo

Semana 13.

Bebé
Tamaño: unos 6 cm
Peso: unos 14 g

Desarrollo
Las cuerdas vocales del bebé ya estan plenamente desarrolladas. Además le aparece un pelo corporal blanco y fino (el lanugo). Tu requerimiento diario de energía se incrementará a partir de ahora alrededor de 300 calorías. Esto se hará sentir pronto en tu peso.

Más acerca de la Semana 13. de Embarazo

Semana 14.

Bebé
Tamaño: unos 7,5 cm
Peso: unos 24 g

Desarrollo
El sexo del bebé se puede detectar en la ecografía. Tu bebé puede realizar ciertos gestos, como parpadear y fruncir el ceño. Tiene más pelo en la cabeza y las cejas. Los lattidos del corazón del bebé ya se pueden oír.

Más acerca de la Semana 14. de Embarazo

Semana 15.

Bebé
Tamaño: unos 8,5 cm
Peso: unos 45 g

Desarrollo
Los movimientos de tu hijo se intensifican. Mientras tanto ya puede abrir y cerrar la boca. Los movimientos de tragar y de succionar son cada vez mayores. Tu vientre se redondea poco a poco hacia arriba.

Más acerca de la Semana 15. de Embarazo

Semana 16.

Bebé
Tamaño: unos 10 cm
Peso: unos 75 g

Desarrollo
Tu hijo respira líquido amniótico y juega con el cordón umbilical. El corion se desarrolla convirtiéndose en la placenta, que proporciona a tu hijo todos los nutrientes esenciales.

Más acerca de la Semana 16. de Embarazo

Semana 17.

Bebé
Tamaño: unos 11 cm
Peso: unos 100 g

Desarrollo
Tu bebé ya puede oír ruidos como el sonido de tu sangre o el latido de tu corazón. Los ligamientos que sostienen el útero en crecimiento pueden empezar a tirar y puedes notar cierto dolor.

Más acerca de la Semana 17. de Embarazo

Semana 18.

Bebé
Tamaño: unos 12,5 cm
Peso: unos 150 g

Desarrollo
Las proporciones del bebé empiezan a asemejarse. Experimenta un crecimiento acelerado, que afecta principalmente al tronco y las extremidades. Tu vientre crece, el borde de tu vientre, pronto llegará al ombligo.

Más acerca de la Semana 18. de Embarazo

Semana 19.

Bebé
Tamaño: unos 13,5 cm
Peso: unos 200 g

Desarrollo
El ojo del bebés reacciona a los estímulos luminosos. La piel es todavía delgada pero su desarrollo se ha completado. Tu hijo ahora tiene huellas dactilares en manos y pies. También su circulación sanguínea funciona bien: el pequeño corazoncito bombea a diario unos 28 litros de sangre por el cuerpo.

Más acerca de la Semana 19. de Embarazo

Semana 20.

Bebé
Tamaño: unos 14 cm
Peso: unos 240 g

Desarrollo
Has logrado la mitad del camino. Las células nerviosas del bebés se multiplican y se desplazan a la circunvolución cerebral que les corresponde. Tus pechos ya han crecido un poco.

Más acerca de la Semana 20. de Embarazo

Semana 21.

Bebé
Tamaño: unos 25 cm
Peso: unos 300 g

Desarrollo
El sentido del equilibrio del bebé está bien desarrollado. Por lo tanto, puede orientarse. El corazón es grande y fuerte. Incluso el esqueleto y las uñas de las manos y los pies son cada vez más fuertes. Tus pechos comienzan a producir calostro.

Más acerca de la Semana 21. de Embarazo

Semana 22.

Bebé
Tamaño: unos 26,5 cm
Peso: unos 350 g

Desarrollo
Tu bebé recuerda mucho a un recién nacido que todavía tiene que ganar peso. Puedes sentir sus movimientos a través de la pared abdominal. En los pezones las llamados glándulas de Montgomery o glándulas areolares permitirán preparar los senos para la lactancia materna.

Más acerca de la Semana 22. de Embarazo

Semana 23.

Bebé
Tamaño: unos 28 cm
Peso: unos 450 g

Desarrollo
Tu Bebé puede oír tu voz. También ha establecido unas fases de sueño y de vigilia. El útero está creciendo muy rápido y por lo tanto se nota en tu barriga. Ahora es obvio que estás embarazada.

Más acerca de la Semana 23. de Embarazo

Semana 24.

Bebé
Tamaño: unos 29 cm
Peso: unos 550 g

Desarrollo
Tu Bebé ya es muy grande. Puedes sentir el borde del útero al nivel del ombligo. La presión sobre la vejiga y en consecuencia un aumento de la frecuencia de orinar son propias de esta etapa.

Más acerca de la Semana 24. de Embarazo

Semana 25.

Bebé
Tamaño: unos 30 cm
Peso: unos 650 g

Desarrollo
Cada vez es más estrecho para el bebé. Los pulmones están lo suficientemente bien desarrollado de manera que un bebé prematuro tendria oportunidades de sobrevivir. El aumento de peso del bebés se hace evidente tu cintura. Dependiendo de la predisposición que tengas, van a aparecer las primeras estrías en el vientre y los senos.

Más acerca de la Semana 25. de Embarazo

Semana 26.

Bebé
Tamaño: unos 32 cm
Peso: unos 800 g

Desarrollo
Tu Bebé puede abrir los ojos y mirar a su alrededor. Su capacidad auditiva se ha desarrollado. Tus órganos dan paso al bebé y se colocan en una posición diferente. Esto puede causarte algunas molestias.

Más acerca de la Semana 26. de Embarazo

Semana 27.

Bebé
Tamaño: unos 34 cm
Peso: unos 1000 g

Desarrollo
El cerebro del bebé ya se asemeja al de un adulto. Debido a la ganancia de peso constante, se puede producir retención de líquidos, que se manifiestan, por ejemplo, en hinchazón de los pies o los dedos.

Más acerca de la Semana 27. de Embarazo

Semana 28.

Bebé
Tamaño: unos 36 cm
Peso: unos 1100 g

Desarrollo
Tu bebé ha conseguido cerca de un tercio de su peso del nacimiento. Su rostro se puede ver perfectamente en la ecografía. Tu barriga crece ahora muy deprisa.

Más acerca de la Semana 28. de Embarazo

Semana 29.

Bebé
Tamaño: unos 37 cm
Peso: unos 1300 g

Desarrollo
Tu bebé fortalece sus músculos a través de muchos movimientos. El útero está realizando sus primeras contracciones de preparación, es por ello que el abdomen va a endurecerse.

Más acerca de la Semana 29. de Embarazo

Semana 30.

Bebé
Tamaño: unos 38 cm
Peso: unos 1400 g

Desarrollo
El lanugo desaparece y al bebé le crece el vello corporal. Con tu barriga puede ser cada vez más difícil encontrar una posición cómoda para dormir.

Más acerca de la Semana 30. de Embarazo

Semana 31.

Bebé
Tamaño: unos 40 cm
Peso: unos 1600 g

Desarrollo
Los órganos sensoriales del bebés ya están en funcionamiento. Tu intestino no puede expandirse adecuadamente, por lo que cualquier acumulación de aire puede ser dolorosa.

Más acerca de la Semana 31. de Embarazo

Semana 32.

Bebé
Tamaño: unos 41 cm
Peso: unos 1800 g

Desarrollo
Cada vez es mas estrecho para tu bebé, por lo tanto no se mueve mucho. El borde superior de tu útero está ahora muy por encima del ombligo.

Más acerca de la Semana 32. de Embarazo

Semana 33.

Bebé
Tamaño: unos 42 cm
Peso: unos 1900 g

Desarrollo
Tu bebé reconoce los ruidos y voces fuera del útero. La mayoría de los bebés se encuentran ya en esta fase, con la cabeza hacia abajo.

Más acerca de la Semana 33. de Embarazo

Semana 34.

Bebé
Tamaño: unos 44 cm
Peso: unos 2200 g

Desarrollo
Tu bebé ya puede arañar puesto que sus uñas han crecido bastante. Tu ombligo está saliendo poco a poco hacia fuera.

Más acerca de la Semana 34. de Embarazo

Semana 35.

Bebé
Tamaño: unos 45 cm
Peso: unos 2500 g

Desarrollo
Los sistemas nervioso central y digestivo estan casi completamente desarrollados. Tu estómago está ahora bastante comprimido, esto también puede manifestarse en la disminución del apetito.

Más acerca de la Semana 35. de Embarazo

Semana 36.

Bebé
Tamaño: unos 46 cm
Peso: unos 2700 g

Desarrollo
Tu bebé toma ahora la posición para el parto. El vérnix empieza a desaparecer y su piel empieza a tomar el color rosa de bebé. Las patadas y los puños de tu bebés son claramente visibles en tu estómago.

Más acerca de la Semana 36. de Embarazo

Semana 37.

Bebé
Tamaño: unos 47 cm
Peso: unos 2900 g

Desarrollo
Los pulmones del bebé se han desarrollado plenamente. El niño ahora duerme mucho y descansa, o disfruta el estar despierto y sobretodo el masaje del útero cuando hay una contracción.

Más acerca de la Semana 37. de Embarazo

Semana 38.

Bebé
Tamaño: unos 48 cm
Peso: unos 3100 g

Desarrollo
Tu Bebé ha completado su desarrollo y está listo para una vida fuera del útero. En el primer embarazo, probablemente, el bebé esté ya con la cabeza fija en la pelvis.

Más acerca de la Semana 38. de Embarazo

Semana 39.

Bebé
Tamaño: unos 49 cm
Peso: unos 3250 g

Desarrollo
Tu bebé apenas tiene espacio. Muchos bebés tienen los brazos sobre el pecho y las rodillas flexionadas. Le sientes especialmente al sentarte o al caminar, que tu bebé presiona fuertemente hacia abajo en la pelvis y el cuello uterino.

Más acerca de la Semana 39. de Embarazo

Semana 40.

Bebé
Tamaño: unos 51 cm
Peso: unos 3500 g

Desarrollo
A partir de ese momento el nacimiento del bebé es algo imminente, su cuerpecito está totalmente doblado y a penas cabe en tu útero. Ya ha tomado la posición de parto y su cabecita se apoya en el cuello uterino, que ya está más blando.

Más acerca de la Semana 40. de Embarazo
Más acerca de laSemana 41. de Embarazo

Parto

Bebé
Tamaño: unos 51 cm
Peso: unos 3500 g

Desarrollo
Aproximadamente el 5 por ciento de todos los bebés llega a la fecha prevista de parto. Después del esfuerzo tras el nacimiento, es importante que descanses y recuperes fuerzas en el posparto.

Más sobre el Parto
Más sobre el Posparto

Comentarios