Tercer trimestre de embarazo: Desarrollo del bebé

Es la recta final del embarazo y te mueres de ganas de abrazar a tu pequeño. Ya falta muy poco.

7 meses

Un feto puede sobrevivir en este momento si es que nace prematuramente, debido a que los pulmones son capaces de respirar, y a que los vasos pulmonares y los pulmones se han desarrollado lo suficiente como para realizar el intercambio gaseoso. Además el sistema nervioso central a madurado hasta la etapa en la cual puede regir movimientos respiratorios rítmicos y regular la temperatura corporal. Los ojos vuelven a abrirse en esta etapa y el cabello y el lanudo están bien desarrollados.


El feto ocupa una posición mas o menos fija, generalmente se mantienen con la cabeza hacia abajo, posición que el momento del parto se llama presentación cefálica. A veces en cambio, la presentación es anormal y aparecen primero las nalgas o los pies, circunstancia que vuelve mas difícil el parto.

8 meses

En este mes esta presente el reflejo de la luz pupilar. Por lo regular para el final de este periodo la piel es rosada y lisa y brazos y piernas tienen aspecto regordete.

El feto mide de 40 a 45 cm y pesa alrededor de 2 kg. , en este periodo los testículos descienden a las bolsas escrotales.

En esta etapa es cuando el feto adquiere la mayor parte de su peso, en este tiempo se transmite la mayoría de los anticuerpos maternos, lo que le prestan cierta protección contra agentes infecciosos en los primeros 6 meses después del nacimiento.

Weitere Artikel

9 meses

Los fetos de treinta y cinco semanas tienen una firme prenoción manual y exhiben orientación espontánea hacia la luz.

En la semana treinta y seis, la circunferencia de la cabeza y la del abdomen son aproximadamente iguales. Después de este momento la circunferencia del abdomen va a ser mayor que la de la cabeza. Por lo regular el crecimiento se torna más lento según se acerca la fecha del nacimiento.

En la fecha del nacimiento el peso del feto es de 3000 a 3500 gr., su longitud vértice nalga son alrededor de 36 cm. , y la longitud vértice talón de unos 50 cm.

El feto gana unos 14 gr. de grasa al día durante las últimas semanas de la gestación . En términos generales, los fetos masculinos crecen más rápidamente que los femeninos, y al nacer los varones por lo regular pesan más que las mujeres.

Aunque la cabeza a término completo es mucho más pequeña en comparación con el resto del cuerpo que lo que fue durante la vida fetal inicial, todavía es una de las partes más grandes del feto, consideración importante en cuanto al paso por el cuello del útero, vagina y conducto del parto.

El hipo

Todos  los fetos tienen episodios de hipo y movimientos respiratorios. El hipo afecta más a unos que a otros, pero seguro que notarás alguna vez el de tu bebé. Se distinguen porque, mientras que los movimientos respiratorios apenas son perceptibles, los del hipo se repiten de forma rítmica y se notan mucho, ya que el feto se mueve completamente dando como saltitos. No tienes porqué alarmarte, ya que ambos son signos de salud de tu bebé.

El hipo fetal suele aparecer en el segundo trimestre y suceder hasta el final del embarazo, aunque en ocasiones dura pocos minutos, también se puede alargar unas horas. Éste, se produce por la contracción del diafragma del bebé, músculo que separa al abdomen del tórax. El diafragma es el músculo que determina nuestra respiración durante toda la vida. Durante el último trimestre de la gestación el diafragma del bebé debe ejercitarse realizando estos movimientos. No hay entrada ni salida de aire por los pulmones sino líquido amniótico con características químicas especiales.

Consejos y sugerencias

Si se te hinchan los pies y los tobillos acuéstate y pon los pies en alto. Si dura más de 24 horas, ponte en contacto con tu médico. Es posible que te salgan estrías en el abdomen o en el pecho.

A partir de estos meses, también puede ser que te den falsas contracciones. No te preocupes, porque es normal. No obstante, si sientes más de 5 contracciones en una hora, visita a tu médico.

Te recomendamos que asistas a clases de preparación al parto pues ya estás en la recta final. En caso de que tu médico no lo haga, recuérdale que te haga una prueba de sangre para comprobar que no hay diabetes maternal.

Intenta dormir poniendo varias almohadas debajo de la cabeza. Es mejor si haces cinco o seis comidas pequeñas durante el día en vez de comer tres más grandes, pues el espacio de tu estómago se ha visto reducido por la presencia del bebé.

Podrás respirar mejor una vez que el bebé “baje” pero ahora tendrás más necesidades de orinar puesto que el bebé oprimirá tu vejiga. Intenta descansar, tu cuerpo está soportando mucho peso y mucha presión por lo que puede que te sientas incómoda.

Sabrás que estás de parto cuando:

  • Las contracciones son regulares (por ejemplo, cada 10 minutos)
  • Se producen más de 5 en una hora.
  • Duran entre 30 y 70 segundos.
  • Si empeoran cuando te mueves.