Dieta infantil equilibrada

Sin duda todos los padres se plantean cómo pueden alimentar a sus hijos de una manera saludable. Seguir una dieta infantil equilibrada recomendada por expertos es la mejor forma de conseguirlo. En este artículo encontrarás las directrices de los expertos para lograr una dieta infantil equilibrada de forma sencilla.

¿Por qué seguir una dieta infantil equilibrada?

Una dieta infantil equilibrada es esencial para que tu hijo se desarrolle física e intelectualmente. Sin embargo, los buenos propósitos no son siempre fáciles de cumplir ya que hay factores muy diversos a considerar. En el siguiente texto encontrarás la definición de una dieta infantil equilibrada recomendada por expertos, siempre atentos a nuevos avances en la materia. Puede serte de gran ayuda.

Objetivo de una dieta infantil equilibrada

Conocer en qué consiste una dieta infantil equilibrada te permitirá proveer a tu hijo con facilidad de todos los nutrientes vitales necesarios. Así garantizarás el desarrollo saludable de tu hijo y lo ayudarás a prevenir, cuando sea adulto, enfermedades relacionadas con el estilo de vida, como la diabetes de tipo II o algunas patologías cardiovasculares.

Seguir una dieta infantil equilibrada no significa cambiar los hábitos alimenticios a corto plazo, sino introducir un cambio permanente en las pautas de alimentación. La base de una dieta infantil saludable es la mezcla y combinación diaria de alimentos con el fin de lograr una alimentación variada y adecuada.

Weitere Artikel

Los pilares de una dieta infantil equilibrada

Una dieta infantil equilibrada se basa en dos ideas fundamentales: la primera es la clasificación de los distintos grupos de alimentos en categorías recomendadas. Con la ayuda de estas indicaciones puedes orientarte para saber qué alimentos y en qué proporciones debe tomar tu hijo cada día. El segundo pilar lo forman las recomendaciones sobre la cantidad de comidas diarias recomendadas para seguir una dieta infantil equilibrada y como puedes organizarlas.

Los grupos de alimentos en una dieta infantil equilibrada

Para que puedas identificarlos fácilmente, los grupos de alimentos se dividen en los tres colores de un semáforo según su consumo recomendado: verde (abundante), ámbar (moderado) y rojo (limitado). En la categoría verde se encuentran los alimentos de origen vegetal y los líquidos, en ámbar aparecen los alimentos de origen animal como carne y derivados lácteos, mientras en rojo se muestran los alimentos con alto contenido en grasas o azúcares.

Fuente: Recomendaciones para la alimentación de niños y jóvenes (Die Optimierte Mischkost optimiX, FKE Dortmund)

Para establecer las directrices de una  dieta infantil equilibrada, los expertos no sólo han tenido en cuenta el valor particular de cada alimento, sino también la media de las necesidades energéticas diarias de los niños según su edad. En la siguiente tabla puedes encontrar la cantidad aproximada de cada grupo de alimentos que debe tomar tu hijo en función de su edad:

Fuente: Recomendaciones para la alimentación de niños y jóvenes (Die Optimierte Mischkost optimiX, FKE Dortmund)

Puedes aprender más sobre cada una de las categorías de alimentos en el artículo: “Nutrición infantil saludable: las reglas básicas”.

Comidas regulares para una dieta infantil equilibrada

La dieta infantil que os presentamos, a diferencia de otras dietas recomendadas, no se limita únicamente a la clasificación de los distintos grupos de alimentos, sino que también aconseja un número y composición determinada de las comidas diarias.

En principio, una dieta infantil equilibrada debe constar de 5 comidas diarias: desayuno, comida, cena y dos tentempiés (uno a media media mañana y otro a media tarde).

Para lograr una dieta infantil equilibrada también se recomienda una distribución cuantitativa de los alimentos a lo largo del día. Por ejemplo, el componente principal del desayuno será la leche o los derivados lácteos mientras que la comida debe consistir, fundamentalmente, en carbohidratos y verduras.

Si sigues estas recomendaciones diarias para una dieta infantil equilibrada, puedes estar segura de que tu hijo recibe de forma permanente los nutrientes esenciales necesarios y sigue una alimentación óptima.

Poner en práctica una dieta infantil equilibrada

Para seguir una dieta infantil equilibrada es especialmente importante que esta sea apropiada para la puesta en práctica. Es decir, que una familia normal la pueda seguir. Una dieta infantil equilibrada no es un régimen ni una combinación fija de alimentos, por lo que está recomendada para todas las edades. Simplemente es necesario variar mínimamente las comidas de los niños más pequeños, los más mayores y las adultos.

Tampoco es necesario tomar alimentos especiales para seguir las recomendaciones de una dieta infantil equilibrada. Al contrario, ésta se logra con medios muy simples. Una amplia selección de productos frescos y saludables, así como la introducción de pequeños cambios en los hábitos alimenticios —como substituir los productos a base de harinas blancas por los elaborados con harinas integrales—, acostumbra a ser suficiente para lograr una dieta infantil saludable.

Para que el cambio de hábitos alimenticios sea un éxito es necesario que también los niños se impliquen. Por este motivo, en una dieta infantil equilibrada, también tienen cabida las costumbres y las preferencias de los niños, como el consumo de dulces o comida rápida. Así es más factible que los paladares exigentes de los niños se adapten pronto a la nueva dieta.

También es importante que las reglas o, mejor dicho, las recomendaciones de una dieta infantil equilibrada, no sean percibidas como una obligación que debe seguirse a pie juntillas. Se trata de una guía básica donde las excepciones ocasionales están permitidas por lo que no debéis sentirla como una atadura. Es más, en ocasiones estas excepciones son necesarias para satisfacer las preferencias personales o situaciones específicas de los distintos miembros de la familia. Y estos pequeños cambios en la dieta infantil pueden lograr que ésta sea un éxito a largo plazo.

Una dieta infantil equilibrada va más allá de la comida

Además de una correcta selección y consumo de alimentos, otros factores juegan un papel importante en la dieta infantil equilibrada.

  • Ejercicio adecuado: el ejercicio es parte importante de una dieta infantil equilibrada. No sólo porque consume energía y activa el metabolismo, sino porque primordialmente mejora la calidad de vida y el bienestar.
  • Comidas en familia: los niños, pero sobre todo también los adultos, deben entender la comida como una experiencia compartida. Los niños pierden muy pronto interés en las comidas preparadas especialmente para ellos cuando comprueban que a sus padres esos platos no les gustan nada. Como padre debes predicar con el ejemplo y disfrutar de la comida junto a tus hijos. De esa manera lograrás introducir los alimentos saludables de manera natural; sin coacción ni presión.
  • Despertar conciencias: una parte fundamental de la comida es su preparación. Implica a tu hijo en la cocina y en la compra para que sea consciente de lo que es saludable y lo que no. También las comidas familiares deben ser vividas como una experiencia agradable para que tu hijo tenga una percepción positiva de la alimentación.

Encontrarás mucha más información sobre una dieta infantil equilibrada y una alimentación para niños saludable en nuestro especial “Alimentación infantil”.