Despedida del cumpleaños: la fiesta termina

Llega el momento de la despedida del cumpleaños. La fiesta de tu hijo se está terminando y hay que decir adiós a los invitados. Una bonita forma de hacerlo es dar a cada invitado un regalito como recuerdo de la celebración. Aquí tienes algunos consejos para que la despedida del cumpleaños de tu hijo sea especial.

La despedida del cumpleaños es el último detalle a tener en cuenta cuando organizas la fiesta de tu hijo. Normalmente los niños no quieren volver a casa y debes acabar con la celebración de una forma tranquila. Lo mejor es planificar una buena despedida de cumpleaños como puede ser cantar entre todos una canción o leer un cuento. Cuando digas adiós a los niños no olvides preguntar a todos qué es lo que más les ha gustado. Sus respuestas te servirán para organizar el próximo cumpleaños de tu hijo.

La despedida del cumpleaños

En todo cumpleaños llega el momento de la despedida. Asegúrate de que cada padre llegue a la hora que dijiste que iba a acabar la celebración. Al final, cada niño podrá recibir un regalito. De esta forma crearás un final hermoso y la fiesta terminará con muchísimas caras felices.

Este pequeño detalle es algo que los niños aprecian muchísimo y hace que el momento de la despedida del cumpleaños sea más fácil y agradable. Los regalos pueden ser muy diferentes. El detalle más normal suele ser una bolsa de golosinas para cada invitado. Pero también puedes ofrecer pequeños regalos como, por ejemplo, silbatos, juguetitos o pequeños peluches. Puedes meter todos los regalos en una piñata y hacer que los niños disfruten imaginando el contenido. También puedes realizar divertidas fotografías de este día e imprimirlas, así cada niño recibirá una foto de recuerdo del cumpleaños en el momento de la despedida.

Weitere Artikel

La despedida del cumpleaños: premios y regalos hechos a mano

Otra magnífica despedida del cumpleaños son los concursos o acertijos donde los niños puedan ganar distintos regalos. En este caso, debes asegurarte de que cada niño gane un premio. Otra opción es hacer pulseras de la amistad y regalarlas a todos los niños de la fiesta. Esto hará que todos tengan algo similar que compartir y se llevarán consigo un bonito recuerdo de la despedida del cumpleaños.