Juegos para cumpleaños

Los juegos en un cumpleaños son indispensables. Los pequeños se lo pasan en grande jugando con sus mejores amigos en un día tan especial. Jugar también ayuda a romper el hielo al principio de la fiesta, lograr que se relacionen y se diviertan. En este artículo hemos recogido para ti algunos de los mejores juegos para cumpleaños.

Amenizar un cumpleaños con juegos es siempre una apuesta segura. Es una de sus actividades favoritas y más que la fiesta en sí, valoran el hecho de poder jugar con sus amigos en el día de su cumpleaños. Es conveniente que selecciones el tipo de juegos para el cumpleaños en función del número de niños invitados, su edad y el lugar donde se celebre la fiesta. ¡Disfruta de nuestra selección de juegos para cumpleaños!

Juegos para cumpleaños: La momia

Se trata uno de los juegos para cumpleaños más divertido, ideal para cuando los invitados comienzan a llegar. Se puede jugar con niños a partir de tres años y sólo necesitaremos algunos rollos de papel higiénico. Coge un rollo de papel y envuelve a uno de los niños como si fuera una momia. Cuando llegue un invitado deberá adivinar quién es el niño disfrazado. La momia podrá responder a las preguntas que se le planteen pero no podrá decir su nombre.

Weitere Artikel

Juegos para cumpleaños: Aplausos equivocados

Es uno de los juegos para cumpleaños recomendado a partir de los tres años. El organizador debe decir palabras relacionadas entre sí y los niños aplaudir cada vez que las menciona. Si el organizador dice una palabra que no está relacionada y alguien aplaude, el niño queda eliminado. Si el animador empieza diciendo nombres de comidas, los niños deben aplaudir cuando oigan “carne”, “lechuga” o “sopa”. Pero si la palabra que pronuncia el conductor es “cielo”, el niño que aplauda quedará eliminado. El juego continúa hasta que sólo queda un jugador.

Juegos para cumpleaños: Bailando con globos

Para este juego necesitarás varios globos, tantos como parejas de niños. También necesitarás música para que los niños bailen. El desarrollo del juego es muy simple: cada pareja bailará sosteniendo entre sus espaldas o sus frentes un globo. Aquella pareja a la que se le caiga el globo, quedará eliminada. La pareja que aguante más tiempo sin que se le caiga el globo será la ganadora. ¡Lo pasarán en grande en un cumpleaños con juegos como este!

Juegos para cumpleaños: Pasarela de globos

Con la ayuda de unos globos construimos una pasarela. Los invitados, que llevan los ojos vendados, tienen que caminar a lo largo de la pasarela sin tocar los bordes. Quedará eliminada la persona que toque los bordes de la pasarela. El juego se repite haciendo la pasarela cada vez más estrecha hasta que sólo quede un jugador.

Juegos para cumpleaños: La cola del burro

La cola del burro es uno de los juegos de cumpleaños que puedes proponer a niños a partir de los cuatro años. Sólo hace falta una cartulina grande con el dibujo de un burro y una cinta que simule su cola. Debes colocar el dibujo del burro en la pared y, en el extremo superior de la cola del burro, un poco de cinta adhesiva que pegue por los dos lados. El juego consiste en pegar la cola del burro en el lugar correcto con los ojos cerrados. Se puede repetir tantas veces como concursantes haya y ganará el jugador que logre colocarla en el lugar correcto. Otra opción es hacer colas de varios colores y entregar una a cada jugador de modo que se pueda comparar quién la colocó mejor.

Juegos para cumpleaños: Mímica

Este tipo de juegos de cumpleaños es ideal para niños a partir de cuatro años. Consiste en decirle en secreto a uno de los participantes el nombre de un animal para que lo imite sin emitir ningún sonido. El jugador que adivine de qué animal se trata pasa a ser el próximo imitador.

Juegos para cumpleaños: Gallinita ciega

La gallinita ciega es uno de los clásicos juegos para cumpleaños. Para jugar necesitaremos un pañuelo con el que vendaremos los ojos a uno de los niños. Colocaremos al niño con los ojos vendados en el centro del salón y le haremos dar algunas vueltas sobre sí mismo para desorientarlo un poco. El niño deberá intentar atrapar a otro participante y, cuando lo logre, el niño pillado hará de gallinita ciega. Para este juego es aconsejable que el salón esté libre de muebles o algún otro objeto que pueda entorpecer los movimientos de los participantes. También es uno de los juegos para cumpleaños adecuado para el exterior.