Organizar el cumpleaños de tu hijo

Organizar un cumpleaños requiere tiempo: antes, durante y después de una fiesta hay muchas cosas por hacer y planificar. En este artículo te ofrecemos algunos consejos para ayudarte a organizar el cumpleaños de tu hijo y tenerlo todo controlado. De este modo conseguirás disfrutar más de la celebración.

Después de organizar todos los preparativos del cumpleaños suena el timbre de tu casa. Los invitados aparecen y, con ellos, llegan el ruido y las emociones. Es la hora de mantener la calma y dejar que los niños se lo pasen bomba. Pero, para que tus nervios estén a salvo debes obtener ayuda para ese día. Para ello puedes contar con tu pareja, con alguno de los padres de los niños o sino también con la ayuda de los abuelos. Porque cuatro ojos y cuatro manos más os harán llevar mejor el trabajo.

Organizar el cumpleaños: todo bajo control

Los niños no necesitan que estés en todo momento diciendo qué hay que hacer, ya que ellos pueden jugar sin la guía de un adulto. Durante este tiempo puedes, por ejemplo, organizar los juegos del cumpleaños o preparar algo de comida. Puedes incluso relajarte mientras tomas una taza de café con los demás padres. Eso sí, es tu casa y debes dar ejemplo y mantener la calma en todo momento. Tienes que tener en cuenta que los niños son muy complicados y es muy normal que su estado de ánimo cambie de repente. En tal caso, la distracción es la mejor solución. Para calmarte puedes tomar una infusión o un chocolate caliente. Al final del día se verá compensado todo el trabajo que te has tomado para organizar el cumpleaños cuando observes en los ojos de los niños el brillo característico de la ilusión infantil.

Weitere Artikel

Organizar el cumpleaños: las fotos y videos como recuerdo

El cumpleaños de tu hijo no debe degenerar en una simple sesión de fotos para completar otra página más de tu álbum. Recuerda que no eres un turista y esto no es una excursión. Existen otras cosas más importantes, como que todos los niños disfruten de cada momento. Al organizar el cumpleaños ten en cuenta que, por lo general, a los niños no les gusta estar quietos ni guardar silencio. Si quieres tomar buenas fotografías debes tomarlas sin avisar. De este modo podrás reflejar el auténtico ambiente de la fiesta. Durante el cumpleaños surgirán un montón de ocasiones para hacer buenas fotos.

Si lo que quieres es grabar un vídeo, el mejor momento es la parte de los juegos. Intenta comprobar si tienes suficiente película o espacio en la tarjeta de memoria e incluso que las baterías están cargadas. Una vez hayas comprobado todo esto puedes empezar a sacar fotos y vídeos del cumpleaños de tu hijo.

Con tantos días de preparativos para organizar el cumpleaños puedes acumular un poco de estrés. Pero todo el esfuerzo terminará recompensado con una fiesta animada. Si los niños están de mal humor y no tienen ningún deseo de fiesta, es el momento de echar mano del plan b para sorprender a los niños con nuevas ideas.

Organizar el cumpleaños: montar una rifa

Este juego traerá algo de emoción al cumpleaños y, por supuesto, muchísima diversión. Los regalos deberán ser diseñados de antemano y no habrá perdedores con lo que todos recibirán un detalle. A la hora de planificar el sorteo debes asegurarte que cada niño pueda ganar algo. Los premios pueden ser pequeñas cosas como globos, golosinas o detalles que encuentres en las tiendas de regalos para niños. Acuérdate de elegirlos de acuerdo con la edad de los invitados.

Organizar el cumpleaños: jugar en la oscuridad

Si la fiesta está resultando algo aburrida puedes ayudar a mejorar el ambiente con el juego del escondite. Es muy sencillo y sobre todo rápido. Cierra las cortinas de la sala y con la habitación a oscuras los niños podrán jugar a este clásico que siempre divierte. También puedes comprar bombillas de luz negra y crear una atmósfera espeluznante, así los niños podrán revolotear alrededor como pequeños fantasmas.

Organizar el cumpleaños: cantando con Sing Star

Con una Playstation, que puedes pedir prestada, los invitados pueden poner a prueba su talento vocal. No importa si cantan bien o mal, lo más importante es perder la vergüenza. En el cumpleaños también puedes organizar un concurso de karaoke en el que cada participante cante con otros niños y se vote.

Organizar el cumpleaños: tenemos un plan B

Tienes que tener un plan B para cualquier momento. Un ejemplo de plan alternativo puede ser dejar a los niños un poco a lo suyo. En ocasiones los niños pequeños pueden sentirse abrumados por toda la agitación de la fiesta y quieren jugar entre ellos sin que haya ninguna persona adulta a su alrededor. Eso sí, todo depende de la edad de los niños.

Otra buena opción a la hora de organizar un cumpleaños es aplicar el viejo dicho de “menos es más”. Lo que quieren los niños es simplemente jugar e interactuar entre ellos por lo que unas piezas de construcción o un simple juego de mesa pueden servir para pasar un buen rato. Pregunta a los niños a qué quieren jugar o qué quieren hacer ya que ellos saben mejor que nadie lo que les gusta.