Un salvaje cumpleaños de animales

A todos los niños les encantan las fieras. Por lo que disfrutarán con un cumpleaños de animales salvajes donde tu casa se transformará en una jungla repleta de tigres, leones, panteras y todo tipo de animales de la selva. Aquí tienes algunas ideas para organizar un salvaje cumpleaños de animales.

Invitaciones a un cumpleaños de animales

Para realizar las invitaciones al cumpleaños de animales puedes recortar y pegar fotos de fieras o dibujar algunos animales salvajes. También puedes recortar sus siluetas en cartulinas y escribir en el reverso la información relativa a la fiesta de cumpleaños. Por ejemplo, puedes dibujar una serpiente curvada y en el cuerpo puedes escribir la invitación. Prepárate para tener un zoológico de animales salvajes en tu propia casa.

Decoración y comida para un cumpleaños de animales

Para la decoración del cumpleaños de animales puedes utilizar serpentinas de color verde imitando las lianas de la selva. Puedes recortar trozos de cartulina verde como si fueran las hojas de los árboles. Además, puedes utilizar cartulina marrón para hacer el contorno de los árboles y pegarlos en las paredes. Todos los niños creerán que están en una selva.

Para comer puedes preparar pequeños bocadillos, aperitivos, patatas fritas y fruta variada. La decoración es un poco libre, así que puedes utilizar tu imaginación y preparar un festín salvaje para todas las fieras que asistirán al cumpleaños de animales.

Weitere Artikel

La fiesta de cumpleaños de animales

Para empezar la fiesta de cumpleaños de animales puedes organizar una divertida sesión de maquillaje. Con ayuda de pintura especial para cara podrás caracterizar a cada niño de su animal favorito. ¡Les encantará mirarse en el espejo!

Para amenizar la fiesta de cumpleaños de animales puedes organizar diferentes juegos con nombres de fieras. Uno de los más fáciles y divertidos es el juego de la cola del elefante. Para jugar debes dividir a los niños en dos grupos. Cada niño recibe un cordón con un peso en uno de los extremos. Los niños deben atarse la cuerda a la cintura de tal manera que el cabo con el peso quede colgando en la parte trasera, como si se tratase de la cola de un elefante. Una vez preparados, se colocan de espaldas y deben meter la cola dentro de un cubo pequeño o lata. Al final del juego todos los participantes obtendrán un premio, perfecto colofón a una salvaje fiesta de animales.