Interés por la lectura

Contagiar el interés por la lectura y el amor a los libros forma parte de nuestras capacidades, y con los niños la lectura tiene además un componente muy importante para su futuro desarrollo de capacidades que seran imprescindibles en su día a día. No siempre es fácil conseguir que un niño tenga interés por la lectura y los libros en general, pero aquí tenéis algunos consejos.

La lectura como afición

No existe ninguna receta mágica, el gusto por la lectura es una afición que vuestro hijo irá desarrollando, pero vuestro papel es imprescindible para que la primera llama se encienda y tendréis que velarla sobretodo al principio.  Al lector hay que cuidarlo y ayudarle a pulir sus conocimientos y gustos. Pero en cuestiones de lectura, sobre todo hay que respetar al lector, sin pretender que le tengan que gustar las mismas cosas que a uno mismo.

La lectura: Despertar interés

Una manera sencilla de despertar su interés por la lectura es contando historias y hablando de libros, es la mejor forma para que se produzca el contagio. En este sentido es importante impregnar de afecto todos los momentos del día dedicados a contar y a leer.

La lectura es una opción personal a la que se acude en libertad, que no admite imperativos. Si queremos que se convierta en un hábito, mejor no imponer, sino invitar. Así, crear situaciones de comunicación, que tus hijos hablen sobre sus lecturas, comentandoles lo que tú has leído... son recursos para favorecer la aceptación y el gusto por la lectura.

No olvidéis reconocer sus esfuerzos, dandelo apoyo, ánimo, que puedan elegir que leer dando así sentido a sus lecturas y que adquieran cada vez más protagonismo.

Sin pausa pero sin prisas, sin agobios ni precipitaciones, cultivemos en casa la lectura como acto gratuito sobre el que no cabe que exijamos nada, como oportunidad para encontrarnos, para hablar y escuchar.

Weitere Artikel

Buenas herramientas para la lectura

  • El cine es un excelente aliado de la lectura, un gran contador de historias que además tienen reflejos y extensiones en literatura, música o Internet.
  • Los niños de hoy en día en seguida aprenden a utilizar las nuevas tecnologías. Puedes aprovechar los recursos que ofrece la Red en contenidos, juegos y ejercicios de comprensión y desarrollo,... Así la lectura tendrá más interés. Igualmente algunos videojuegos, no todos, que tienen una trama argumental rica en matices.
  • Es importante mejorar la percepción que habitualmente tienen los niños y los jóvenes de la lectura y las bibliotecas. Anímale a visitarlas.
  • Si dice que le falta de tiempo, adaptemos los modos de lectura para que encajen dentro de lo que el niño identifica como su tiempo libre (textos, imágenes y música en medios portátiles: IPAD, IPOD, PC…; libros manejables para los medios de transporte…)
  • Convéncele de lo útil que es tomar notas, e incluso podéis sugrirle escribir un diario. Empezar con estos hábitos desde las primeras edades puede ayudar a que crezcan como lectores y ayudarles mucho en su éxito como estudiantes.
  • Tened interés en los géneros, los argumentos y las novedades que les gusten más segun las edades.
  • El cómic no es antagónico a la lectura, al contrario, es un buen recurso para introducirle, escojed bien ya que no todos son adecuados para cualquier edad.
  • Tened cuidado con los clásicos, aunque pueden ser bien recibidos, los asocian a las tareas escolares.