ISOFIX, niños más seguros

Hasta la aparición del sistema ISOFIX las sillas para niños se sujetaban mediante el anclaje de los cinturones de seguridad. Sin embargo, a partir de noviembre de 2014 será obligatorio que todos los automóviles incorporen el sistema ISOFIX, más seguro y cómodo de usar. Descubre en este artículo en qué consiste el sistema ISOFIX.

¿Qué es ISOFIX?

ISOFIX es un sistema internacional de sujeción para las sillas infantiles de coche que simplifica de manera significativa su colocación y evita errores a la hora de utilizarla. La mayoría de coches actuales ya vienen con el sistema ISOFIX integrado que a partir de 2014 será obligatorio en todos los vehículos nuevos.

El sistema ISOFIX es la forma más segura y sencilla de instalar la sillita infantil en el coche. Para ello debes fijar la silla a los anclajes ISOFIX que tienen incorporados los asientos del coche. Normalmente estos se encuentran en los asientos traseros laterales del vehículo aunque también se pueden instalar en el asiento del copiloto. Estos anclajes, que forman parte de la misma carrocería del coche, se encuentran en la base de la banqueta del vehículo, el lugar donde coincide el respaldo con el asiento. Para poder fijar la silla con el sistema ISOFIX debes comprar una que lleve este sistema y sea compatible con tu vehículo.

Ventajas del sistema ISOFIX

La firmeza de agarre del asiento con sistema ISOFIX reduce el recorrido del cuerpo del pequeño en caso de accidente. Este detalle es muy relevante ya que elimina en gran medida el efecto latigazo que causa lesiones verticales. Tampoco debes olvidar que en el caso de las sillas tradicionales tienes que instalar tú misma la silla en el coche con lo cual siempre existe el riesgo de que no esté adecuadamente montada. En cambio, con el sistema ISOFIX los coches cuentan con la estructura necesaria desde el momento de la fabricación.

Otra de las ventajas de ISOFIX es que ayuda a reducir los movimientos frontales y laterales de la silla y, con ayuda de una pata de apoyo especial, limita su rotación. Estas propiedades, junto con la mayor fijación al vehículo y las prácticamente nula posibilidad de error al colocar la silla, hacen de este sistema el más seguro en la actualidad.

Weitere Artikel

ISOFIX para sillas tipo II y III

El sistema ISOFIX es válido para las sillas de bebé tipo 0 y I, es decir, hasta los 18 kilos. En el caso de los tipo II y III las silla puede fijarse mediante el sistema ISOFIX pero el anclaje sólo sujeta a la silla y no al niño que estará sujeto directamente con el cinturón de seguridad del coche. En el caso de fijar las sillita de tipo II y III al coche mediante el sistema ISOFIX es necesario utilizar un mecanismo especial que evite el niño pueda quedar retenido por el abdomen en un choque frontal.

ISOFIX: Seguridad por triplicado

Los automóviles que incluyen el sistema ISOFIX tienen tres puntos de sujeción atornillados o soldados al coche. Dos de ellos están conectados entre el respaldo y la banqueta del automóvil. El tercero puede ser de dos tipos: Top Tether o Support Leg. En el primer caso, se trata de una correa unida a la silla por la parte superior que puede estar anclada al techo del vehículo en la parte trasera del coche, al maletero, detrás del respaldo o debajo de los asientos de atrás. La Support Leg o pata de apoyo une la silla del coche con el suelo de vehículo. Sujeta el asiento desde la parte posterior y así impide que se mueva hacia delante cuando el vehículo sufre una colisión frontal al tiempo que evita los desplazamientos laterales. La altura de la pata de apoyo es regulable para poderse adaptar a todo tipo de vehículos.