La silla Römer Versafix

La silla Römer Versafix obtuvo una valoración satisfactoria en el informe RACE de 2013. Este asiento pertenece al grupo de peso I (desde 9 hasta 18 kg). Descubre aquí las principales características de esta silla Römer, los aspectos más destacados de su test RACE y por qué convence a padres y expertos.

La silla  Römer Versafix con base ISOFIX es recomendable para niños que pesen entre 9 y 18 kg. Se puede fijar de tres formas diferentes y es fácil de montar. Así podrás colocar esta silla Römer de manera rápida y segura  en otro vehículo como, por ejemplo, en el coche de los abuelos. Se trata de una silla multiajustable que permitirá a tu hijo dormir plácidamente en un largo viaje.

  • Edad: La silla Römer Versafix está dirigida a pequeños pasajeros de entre uno y cuatro años de edad.
  • Montaje: El asiento se puede anclar en en el coche de tres maneras diferentes – sólo con el sistema ISOFIX, con ISOFIX y Top Tether (cinturón extra) o simplemente con un cinturón de seguridad de 3 puntos.
  • Medidas: 64 x 44 x 46 cm (alto x ancho x largo).
  • Peso: 9,2 kg.

Weitere Artikel

La silla Römer Versafix: Asiento del grupo I

Esta silla Römer obtuvo una calificación satisfactoria en el informe RACE de 2013. Debido a su bajo contenido en sustancias tóxicas, este modelo tuvo una valoración muy satisfactoria en este aspecto. En la categorías de seguridad, manejo y ergonomía destacó por sus buenos resultados. El RACE valoró como positivos los coeficientes de carga bajos en choques frontales y laterales. Incluso el poco espacio que ocupa la silla Römer Versafix convenció a los expertos. El RACE observó que este modelo disminuía en seguridad si se anclaba con el cinturón de seguridad en vez de con el sistema ISOFIX.

Características de la silla Römer Versafix

Este modelo de silla Römer tiene un arnés fácil de usar que se ajusta fácilmente al tamaño del niño. La sillita permanece completamente estable y anclada al vehículo. En cuanto al manejo, hay un riesgo de uso incorrecto bajo y es muy fácil instalarla en el vehículo. En lo que respecta a la ergonomía, el asiento de la silla Römer Versafix está acolchado y tiene un buen reposapiernas para que el niño esté cómodo. El material del cual está compuesto este sistema de retención infantil es de buena calidad y se puede lavar fácilmente en la lavadora.